Siete vermús distintos (y siete manera de prepararlos)

http://punchdrink.com/wp-content/uploads/2013/09/Negroni.jpg

Solo, con soda, con tónica, con rodaja de naranja o piel de limón. Al final, todos los caminos llevan a beber este aromático vino macerado en hierbas.




Vermú, vermut o vermouth. Le pueden decir como quieran a este vino macerado con distintas hierbas, y que tendría su origen en la Antigua Grecia, pero que varios siglos más tarde se haría popular en Italia, luego en España y finalmente —junto a las migraciones— llegaría también a Argentina. En todos estos lugares, e incluso en Chile, el vermú y sus distintas formas de beberlo están pasando por un muy buen momento. Por lo mismo, si necesitan ayuda para adentrarse en este mundo, acá va una pequeña guía.

Dry martini

Es probablemente el más famoso de los cócteles preparados en base a vermú. Está presente en prácticamente cualquier barra del mundo y se hizo globalmente reconocible gracias a la zaga de películas de James Bond, quien lo tenía como su brebaje predilecto. Sin embargo, a pesar de su popularidad, en muchos lugares, sobre todo en Chile, se suelen preparar unos dry martini verdaderamente lamentables. Por lo mismo, lo mejor es tener a mano la receta de este cóctel, en el cual es indispensable contar con un vermú bien seco, es decir, con una alta graduación de alcohol y muy poco azúcar, lo que lo hace perfecto para esta preparación. Es un trago que pega fuerte, recomendado para profesionales.

Receta

Primero, mientras se enfría una copa de martini con abundante hielo, hay que hacer lo mismo en el vaso de una coctelera, revolviendo bien los cubos de hielo. Luego, con la ayuda de un colador, sacar el agua que se suelte pero sin botar los hielos, para después agregar una parte de vermú seco (revolviendo), más cuatro partes de gin y una tira de piel de limón previamente estrujada encima de la mezcla, para que así entregue sus aceites. Revolver suavemente por un par de minutos y finalmente verter la mezcla sin hielo en la copa fría, también sin hielo. Agregar un par de aceitunas verdes sin relleno, la piel de limón y listo.

Vermú Martini Extra Dry 750 cc


Negroni

Este es otro cóctel clásico que por estos días vive una suerte de segundo aire, gracias al boom que el gin —uno de sus ingredientes— ha tenido en el mundo entero durante la última década. De origen italiano, este trago es muy fácil de preparar, ya que solo lleva tres partes iguales de gin, campari y por supuesto vermú. Pero ojo, debe ser un vermú rojo, bien dulce y aromático. ¿Qué tal el negroni? Muy equilibrado, porque refresca un poco y también pega, pero siempre suavecito. Así que, a tomar nota y luego disfrutar.

Receta

En un vaso tipo old fashioned (whiskero), poner uno o dos cubos grandes de hielo. Luego, agregar tres partes iguales de gin, campari y vermú, más una fina rodaja de naranja. Después, darle una pequeña vuelta a los hielos con la ayuda de una cuchara, y servir inmediatamente.

Vermú Martini Rosso 750 cc


Manhattan

Otro tradicional cóctel que lleva vermú rojo entre sus ingredientes. Se trata del Manhattan que, según dice la historia, tendría su origen hacia fines del siglo diecinueve en algún club de esa zona de Nueva York. Su preparación tiene algo de dificultad y su resultado es un trago un poco engañador, porque entra al cuerpo muy bien con su dulzor, pero al final también se le siente el whisky. Por lo mismo, hay que irse piola.

Receta

Poner a enfriar una copa de Martini. Mientras tanto, echar bastante hielo en una coctelera y agregar 5 partes de whisky, 1 de vermú rojo más un chorrito de amargo de Angostura. Revolver suavemente por unos minutos hasta que los ingredientes se hayan mezclado. Finalmente, colar y servir en la copa enfriada y adornar con un marrasquino pinchado en un mondadientes.

Vermú Dolin Rouge 750 cc


Americano

Algo olvidado, aunque aún conserva una suerte de barra brava que lo pide cada vez que puede. Así es el carácter de ese cóctel sin origen conocido —su creación se disputa entre Italia y Estados Unidos—, pero que se considera también el padre o primer antecedente del hoy popular negroni. Para su preparación es imprescindible tener un vermú rojo no demasiado dulce, porque también lleva Campari. Para la sed o simplemente pasar la tarde, es fantástico. Suave y distinguido.

En un vaso whiskero, poner bastante hielo y luego agregar una parte de vermú rojo y una de Campari, más una rodaja de naranja y una tira de cáscara de limón. Completar el vaso con un chorro de soda (o agua con gas), darle una pequeña vuelta para revolver y ya está listo.

Vermú rojo Iris 1000 cc


Pichuncho

Para muchos, este cóctel es nuestra propia versión del muy famoso dry martini. Y puede ser, porque tiene parecidos ingredientes —casi idénticos— y su preparación es exactamente igual. Como sea, el pichuncho también es un trago potente, que no te deja indiferente y que pareciera que está volviendo poco a poco a ser protagonista en nuestras barras. Además, si queremos hacer del cóctel algo bien nacional, lo mejor es aprovechar los vermús hechos en el país que cada vez son más fáciles de encontrar.

Receta

Enfriar la copa de martini con abundante hielo y reservar. Mientras tanto, en el vaso de la coctelera, poner bastante hielo y luego agregar una parte de vermú blanco más cuatro partes de un buen pisco traslúcido y una tira de piel de limón, la que se estrujará sobre la mezcla antes de agregarla al vaso. A continuación, revolver suavemente para que se mezcle todo y luego colar, servir y agregar nuevamente la piel de limón. Y nada más, a disfrutar

Vermú blanco Luther 750 cc


Con soda

Aquí algo simple, pero no por eso menos satisfactorio. Me refiero al tan popular vermú con soda, sobre todo al otro lado de la cordillera. Tan suave y refrescante que se ha transformado en un comodín y que puede ser disfrutado tanto antes del asado del almuerzo, como a media tarde o en una fiesta de alta noche. Es que, de verdad, siempre viene bien. Y ya que es tan popular en Argentina, tampoco viene mal prepararlo con vermú de ese país. Simple, barato y rico.

Receta

En un vaso largo se ponen tres hielos grandes y luego se agrega vermú rojo hasta un poco menos de la mitad del vaso, aunque depende del gusto de cada uno. Se agrega una rodaja de naranja y luego se rellena hasta arriba con soda o agua mineral. Se revuelve un poco y ya está listo.

Vermú Cinzano Rosso 1000 cc


Solito el vermú

Acá se han presentado varios tipos de vermú con distintas formas de servir. Unos más fuertes y otros más dulces, combinados con otros licores o simplemente con agua. Sin embargo, sepan ustedes que el vermú se puede beber también sin más agregado que un poco de hielo y una rodaja de limón en el caso del blanco, y hielo más rodaja de naranja en el caso del rojo. Simple pero rico. Es decir, menos es más, porque al final solo falta buscar ese vermú que más te gusta para beberlo también de la manera que prefieras.

Vermú blanco Myrrha 1000 cc


*Los precios de los productos en este artículo están actualizados al 17 de agosto de 2021. Los valores y disponibilidad pueden cambiar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.