¿Cómo elegir los productos cosméticos adecuados en una industria tan grande?

A continuación, te dejaremos una serie de recomendaciones que puedes seguir para cuidarte de manera natural y saludable, idealmente transformando estas recomendaciones en hábitos, para poder cuidar la piel.




La industria cosmética abarca una infinidad de productos desde jabones, lociones y cremas hasta maquillajes de todo tipo. Finalmente, no es solo una cuestión estética lo que nos motiva a adquirir productos, sino que también es el cuidado del cuerpo. Además, cada producto nos otorga funciones diferentes. Dentro de las cremas, por ejemplo, existen las hidratantes, protectores solares, cremas para estrías, cicatrices, tratamientos antiarrugas, cremas aclarantes (muy comunes para la zona axilar), entre otras. Asimismo, el maquillaje si bien tiene el propósito de embellecer, también es incluso considerado un arte, y nos entrega tanto bases, polvos, corrector de ojeras, sombras, delineador, perfilador de cejas, máscara de pestañas (rímel), labiales y brillos, y mucho más. Sumando a la variedad de elementos están las múltiples marcas como MAC, Maybelline, L’Oréal Paris, Yves Rocher… Entonces cuando uno desea comprar un producto, sin previas recomendaciones o guías profesionales parece complicado ver por dónde comenzar.

Lo cierto es que en primer lugar hay que tener un objetivo claro, como, por ejemplo, el maquillaje de uso diario. Este tipo de maquillaje debe ser fácil de usar y sin demasiados pasos; por ejemplo, un cosmetiquero de uso diario podría contener una base de maquillaje, polvos compactos, bronceador, un pequeño iluminador y el infaltable perfilador de cejas. Luego se tienen que analizar las marcas de acuerdo con la calidad que ofrecen y el presupuesto que se puede invertir. Es recomendable establecer un orden o una lista por si la primera marca no cuenta con el producto o bien no cumple las necesidades básicas. Ya en la tienda se puede solicitar ayuda para identificar el tono que vaya acorde a la piel, y en caso de tener la piel sensible se puede preguntar por una base especial, no irritable, sobre todo si es de uso diario. Y así hasta eventualmente encontrar una que sea adecuada para cada tipo de piel y preocupación o necesidad.

Pero el maquillaje no lo es todo. Es importante que nuestra piel del rostro esté saludable, para después poder usar el maquillaje. Existen cremas, serums, entre otros productos, que nos ayudan a mantener la piel del rostro sana, limpia e hidratada. Además de estas cremas para el cuidado de la piel, existen otras cremas para el cuidado del cuerpo como la crema para estrías o las cremas aclarantes. Todas estas cremas tienen distintos beneficios y se deben elegir de acuerdo con la preocupación o necesidad más importante para ti.

A continuación, te dejaremos una serie de recomendaciones que puedes seguir para cuidarte de manera natural y saludable, idealmente transformando estas recomendaciones en hábitos, para poder cuidar la piel.

En primer lugar, es esencial mantenerte hidratado: idealmente debes tomar entre 7 u 8 vasos de agua diarios. En segundo lugar, es muy importante mantener una dieta sana y equilibrada, que cuente con antioxidantes, vitamina C y omega 3, ya que estos te ayudarán a cuidar tu piel de buena manera y naturalmente. Otra recomendación son las infusiones, como té verde, manzanilla, lavanda, entre otros. Finalmente, cada cierto tiempo y dependiendo de la condición de tu piel, es bueno que la cuides con fórmulas naturales. La miel y yogur, por ejemplo, son una buena manera alternativa de cuidarte ya que la miel contiene vitaminas y enzimas naturales, que, combinadas con el ácido láctico y las propiedades antibacterianas del yogur natural, te ayudarán a conseguir una mascarilla casera para hidratar tu rostro. Además, es una de las mejores y está indicada para todo tipo de pieles, incluso las pieles grasas con acné, ya que reduce la producción de sebo y previene la aparición de impurezas. Todo lo que tienes que hacer es mezclar los dos ingredientes y aplicar la mascarilla uniformemente por todo el rostro limpio. Dejar actuar de 10 a 15 minutos y enjuagar con agua tibia.

Es importante ser riguroso al elegir productos que vamos a utilizar sobre nuestro cuerpo, especialmente si no son productos naturales. Es mejor, antes de tomar cualquier decisión, darse el tiempo para pensar, estudiar y escoger el adecuado, para así obtener los mejores beneficios y cuidados.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Arqueólogos descubren en Pompeya cuatro nuevas habitaciones en una casa excavada con anterioridad que posee objetos del día a día utilizados por una familia de clase media.