Día mundial del agua: las nuevas formas que se están aplicando en la gestión del recurso hídrico

En tiempos que requiere soluciones e innovación, en una nueva conmemoración del día mundial del agua se destaca el modelo de gestión que ARAUCO está implementando, luego de un arduo trabajo para definir los paisajes y sistemas de escala local que serán claves para el desarrollo sustentable de los territorios. Una iniciativa que busca marcar el trabajo actual y el futuro de la empresa chilena.




La crisis hídrica que está viviendo nuestro país es un tema que nos afecta, y frente a lo cual es importante reflexionar.

El escenario que enfrentamos, al que se suma la escasez de lluvias respecto al mismo período de años anteriores, es una preocupación que se transforma en un accionar preventivo frente a la crisis, y así impulsar nuevas formas de adaptarnos a estos cambios cada vez más acelerados.

Parte importante del desafío y la meta que hay que considerar como sociedad es buscar y desarrollar mejores herramientas para enfrentar este proceso.

Por eso, este 22 de marzo, en una nueva conmemoración del Día del Agua, es importante reconocer el trabajo que diversas instituciones realizan con la finalidad de proteger uno de los recursos más valiosos que nunca: el agua. Todo con el objetivo de gestionar los recursos hídricos de la manera más adecuada tanto para la sociedad como para la economía.

Frente a lo evidente que se ha vuelto sentarse a conversar para encontrar nuevos caminos, además de intensificar las soluciones frente a una realidad evidentemente dura que vive el norte del país, necesarias para combatir la mega sequía.

Para dar una respuesta inmediata, Arauco ha puesto en marcha una nueva forma de relacionarse en los territorios frente a este desafío.

Una de las iniciativas clave radica en dar importancia a la gestión hídrica. En ese sentido, la empresa chilena durante los últimos 7 años ha formado diversas iniciativas bajo el Programa Desafío Agua, que ha permitido que unas 40 mil personas de distintas comunas en 5 regiones del país puedan acceder al agua mejorando de forma significativa su calidad de vida.

La clave del trabajo actual y futuro de ARAUCO en gestión agua ha sido entregar soluciones concretas de acceso al agua para los vecinos de la empresa poniendo a disposición un equipo especializado para que, mediante un trabajo colaborativo, se levanten proyectos de agua para consumo humano.

Ricardo Austin, Gerente de Patrimonio de ARAUCO, afirma que el objetivo es poder configurar la forma de hacer las cosas con la mirada local, con los desafíos de cada territorio, buscando ser, desde lo productivo, “protagonistas del buen desarrollo de los distintos lugares de los que somos parte. No queremos ser parte de un problema, sino ser parte de la solución”.

Son 131 proyectos los proyectos realizados, que consideran mejoras de sistemas de agua potable a comunidades y escuelas, diseños de ingeniería, estudios hidrogeológicos, entre otros, en 44 comunas y 27.000 personas.

Juan Anzieta, Gerente de Personas, Medio Ambiente y SSO, señala que Desafío Agua ha permitido “insertarse en los territorios y mejorar la calidad de vida de las personas, un aspecto concreto de nuestro propósito como empresa que es contribuir a mejorar la vida de las personas, desarrollando productos forestales para los desafíos de un mundo sostenible”.

Paisaje Productivo Protegido

Dentro de los proyectos que están en marcha, Arauco ha desarrollado un modelo pensado en utilizar de forma más eficiente los recursos hídricos y otros recursos naturales de los que la sociedad dispone.

Bajo el nombre de “Paisaje Productivo Protegido” (PPP), el programa desarrollado bajo una articulación público-privada, redefine el rol que tienen las mismas comunidades que requieren de agua en la gestión de sus necesidades. Así, se conecta con las necesidades y dudas de los vecinos, uno de los actores principales en esta lucha por preservar el recurso.

Son estos los que pueden ayudar a contribuir a materializar, en menor tiempo, las soluciones más adecuadas a las condiciones de cada comunidad.

El PPP permite integrar la producción de la empresa con la conservación del medioambiente y la biodiversidad, en un contexto de promoción y desarrollo económico y social. Gracias a la operación, se generan recursos humanos, económicos, técnicos y otros necesarios para la preservación del entorno natural y del desarrollo de actividades de fortalecimiento económico y social.

“Pocas empresas en el mundo tienen la posibilidad de trabajar tan a largo plazo como la nuestra. De hecho, en ARAUCO planificamos y trabajamos a 25 o 12 años plazo según sea la especie (pino o eucalipto) y en este contexto, lo que hagamos hoy tendrá impacto en generaciones que aún no han nacido, entonces, esta forma de gestionar y administrar el patrimonio nos permitirá pensar en la sustentabilidad del territorio preservándolo para las futuras generaciones, y en especial, que ARAUCO sea un vecino más del territorio”, enfatiza Anzieta.

En estos PPP está presente la identidad local, los atributos productivos, así como otras actividades económicas específicas y tradicionales (agrícolas, frutícolas, industriales, mineras, agropecuarias); las comunidades y componente social y cultural, así como los aspectos ambientales tanto de ARAUCO como de otros actores.

El nuevo modelo

La empresa busca una gestión responsable y sustentable de la producción forestal, haciendo que ésta complemente y potencie el desarrollo social y ambiental de los territorios.

Eso ha llevado a que además de Desafío Agua, estén activos otros 4 programas de desarrollo y vinculación con vecinos, los que se ponen a disposición de los paisajes a fin de potenciar su impacto territorial.

El agua también se vuelve necesaria en la restauración del Bosque Nativo, siendo una meta de Arauco restaurar 50 mil hectáreas con bosque nativo en el futuro próximo.

Así como la preservación se vuelve relevante, el agua también ha sido el actor principal para combatir los incendios forestales, que se han hecho más notorios en esta última década. “No+incendios” es otro de los programas de prevención de incendios, que se realiza en conjunto con actores locales y nacionales (Conaf, Bomberos, Carabineros).

La empresa también ha potenciado el desarrollado el avance de “Bosque Abierto”, iniciativa que busca abrir el patrimonio de la empresa para conocer la enorme diversidad de paisajes y actividades que ofrece la naturaleza en torno al deporte, recreación, turismo, cultura, educación e investigación.

“Porque tenemos una trayectoria y un valor que hoy podemos multiplicar en cada territorio conservando sus tradiciones e identidad local; generando alianzas con actores locales y, en especial, transformándonos en una empresa que genera bienestar para los vecinos tanto a nivel económico, como ambiental y social”, sentencia el Gerente de Personas, Medio Ambiente y SSO.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.