Empresas comprometidas con el desafío: así se trabaja desde el mundo corporativo por los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Igualdad de género, trabajo digno y acción por el clima son tres de las metas propuestas por la ONU para 2030. L’Oreal es una de las empresas que mantiene, de manera consistente en el tiempo, un fuerte compromiso por el cumplimiento de estos objetivos, gracias a una estrategia transversal que suma a todas las áreas especializadas y a todos los países y donde Chile cuenta con importantes avances en esta materia junto a una ambiciosa agenda que se ha propuesto cumplir.




Que la década del 2030 luzca más auspiciosa, más equitativa y más verde que la que se vive actualmente, es sin duda una tarea monumental y es por esto que organismos internacionales como la ONU no sólo han trazado metas para lograrlo, sino que también han hecho un llamado a que además de gobiernos, organizaciones, personas particulares y sector privado se puedan involucrar.

Hace más de una década que la compañía multinacional francesa tomó este desafío y desde entonces sus iniciativas no han dejado de crecer. A través de su estrategia de sustentabilidad denominada “L’Oréal for the Future”, desarrolla productos que mejoran el bienestar de las personas, movilizando una fuerza innovadora para preservar la belleza del planeta y apoyar además a las comunidades locales, con especial foco en las mujeres en situación de vulnerabilidad. Los resultados obtenidos tanto de su programa global como también de sus programas sociales reflejan lo que ocurre cuando la gran industria se compromete con causas planetarias.

Sostenibilidad en todo el ecosistema del negocio

La conciencia ambiental de L’Oréal se puede rastrear hasta mucho antes de los desafíos propuestos por la ONU. Desde 1995 que realizan evaluaciones de seguridad ambiental y biodegradabilidad de cada uno de sus ingredientes, y a partir de ahí - han seguido avanzando - para cubrir toda la cadena de valor de la compañía.

“L´Oréal for the Future es una estrategia de sustentabilidad que define claros compromisos de gestión sostenible medidos a través de objetivos basados en la ciencia. Nuestros compromisos se agrupan en tres grandes ejes: operar respetando los límites planetarios, empoderar y sumar a nuestro ecosistema de negocios y contribuir a resolver los desafíos del planeta”, indica Marcela Siri, directora de Asuntos Corporativos, Engagement y Sostenibilidad de L´Oréal en Chile.

De esta forma, la estrategia que se aplica, a nivel global, busca mantener la carbono neutralidad, además de hacer una gestión de residuos óptima e incluso tener consideraciones ambientales en el proceso de diseño y desarrollo de productos.

Para poder hacer una gestión responsable de toda su operación, L’Oréal estableció mediciones globales que permite identificar claramente mejores prácticas y difundirlas para su aplicación en los diferentes países en que está presente.

Marcela Siri, directora de Asuntos Corporativos, Engagement y Sostenibilidad de L´Oréal en Chile.

En Chile la empresa cuenta con la certificación de carbono neutralidad tanto en su Central de Distribución como en sus oficinas administrativas. Además, el centro de distribución fue la primera en su tipo en obtener certificación LEED- incorporando desde su construcción los más altos estándares de ecoeficiencia que incluye, entre otras tecnologías, un sistema de iluminación inteligente que permite un control avanzado de las iluminarias con el objetivo de generar ahorro y eficiencia energética.

Sumado a lo anterior, la compañía ha implementado una política de zero landfill, que gestiona de manera integral sus residuos buscando darles un nuevo valor y evitar que lleguen a vertederos. Esta preocupación por el reciclaje y manejo sostenible de los residuos se plasma en un programa de ecodiseño y economía circular que va más allá del cumplimiento regulatorio. Un ejemplo de ello son las 10 toneladas de acrílico recuperadas de sus puntos de venta, material que es reciclado y reutilizado para fabricar nuevas planchas de acrílico para futuros exhibidores.

El compromiso de la empresa se extiende a sus marcas. Por ejemplo, Garnier a través del programa “Green Beauty”, ha impulsado la transformación de sus productos en base a la ciencia verde, incorporando nuevos ingredientes naturales y desarrollando nuevas tecnologías de packaging, lo que ha permito a la marca reducir el uso de plástico virgen reemplazándolo por otros materiales como el plástico reciclado. Solo en 2019 Garnier logró generar un ahorro de más de 3500 toneladas de plástico de primero uso a nivel global. La meta al 2025 es que todo el packaging de sus productos sea de materiales reciclados.

A través de la campaña “Live by Blue Beauty” otra de sus marcas, Biotherm, trabaja de la mano con la ONG Plastic Oceans para llevar a cabo un programa de concientización sobre el cuidado de nuestros océanos, a través de limpieza de playas y jornadas de educación en colegios que se encuentren inmersos en localidades costeras. Biotherm es una de las primeras marcas de belleza que se esfuerza por ofrecer productos que cuidan la piel mientras cuidan el planeta, contando con más ingredientes renovables, fórmulas que respetan el océano y más diseños sostenibles que van en línea con los principios de la economía circular.

Por el empoderamiento de mujeres y niñas

Junto con los desafíos medioambientales, L’Oréal trabaja en pos de una sociedad más igualitaria donde las mujeres tengan herramientas para incorporarse al mundo del trabajo, puedan acceder a mejores oportunidades laborales, ser reconocidas por sus aportes y contar con además herramientas que les permita sentirse seguras.

Otro de los proyectos destacados de la compañía es “For Women in Science” (Por las mujeres en la ciencia). Un premio desarrollado por la Fundación L’Oréal en conjunto con UNESCO y que en Chile también suma a la ANID (Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo), el cual entrega un aporte económico a dos científicas de excelencia que estén cursando estudios de doctorado y post doctorado en ciencias de la vida, de la materia y matemáticas, para aportar a sus respectivas investigaciones.

“Desde su creación, este reconocimiento ha logrado consolidarse como una de las más importantes iniciativas para promover la carrera de mujeres científicas en Chile y en el mundo. Queremos que las científicas ganadoras sean referentes, reciban el reconocimiento que merecen e inspiren a otras a seguir su ejemplo, indica Marcela Siri, quien además entra en mayor detalle sobre la importancia de instancias como esta: “Lamentablemente el campo de la ciencia aun presenta mucha desigualdad de género, algo que se hace cada vez más evidente a medida que avanzan en sus carreras. Necesitamos, por lo tanto, resaltar aquellas mujeres científicas que gracias a su talento, resiliencia y capacidad son un ejemplo de excelencia científica”. Esta inspiración también se ha hecho patente en la propia compañía, donde de los más de cuatro mil científicos que trabajan en la empresa a nivel global, un 64% son mujeres.

Si se trata de empoderamiento, L’Oréal entrega herramientas profesionales para lograr la integración social y profesional de mujeres en la industria de la belleza. Para ello, cuenta con el programa “Belleza por un Futuro” que certificado a 162 mujeres en Chile, como expertas en belleza, específicamente en el ámbito de la peluquería. Las graduadas provenientes de comunidades desfavorecidas, se pueden sumar al programa impartido junto a la Fundación Soy Más, que apoya a madres adolescentes o Infocap. “La colaboración con estas instituciones ha permitido cumplir con nuestro objetivo de capacitar en un oficio rentable a personas que tienen menores oportunidades, lo que ha permitido utilizar la belleza como un poderoso motor para movilizar, empoderar y potenciar a mujeres beneficiadas y a sus comunidades”, concluye la ejecutiva.

Seguridad física y emocional como base del empoderamiento femenino

Los últimos años han demostrado la necesidad de contribuir al cuidado psico-emocional y la seguridad de las personas. Ámbito que han sido vulnerados especialmente con las mujeres. Por ello, otra de las marcas del Grupo L’Oréal lanzó un programa para luchar contra el acoso callejero. Se trata Stand-Up de L’Oréal Paris, el que capacita a través de un curso on-line gratuito o de charlas realizadas por la Fundación para la Confianza para saber cómo intervenir cuando se es víctima o testigo de situaciones de acoso, utilizando la metodología de las 5D creada por la ONG Right To Be: Distraer, Delegar, Documentar, Dar asistencia y Dirigirse al acosador. En cuatro años 800 mil personas han sido capacitadas en 33 países del mundo, marcando una diferencia de lo que puede ocurrir en una situación en la calle.

Por su parte, la marca Yves Saint Laurent -en conjunto con la fundación Antonia- desarrolla el programa “El abuso no es amor”, que busca prevenir la violencia de género y las relaciones abusivas, acompañando a víctimas de abuso y violencia en el proceso de desvinculación de sus agresores, lo que se complementa con la realización de charlas y programas de prevención que ayuden a identificar las señales de abuso y prevenir estas situaciones a futuro.

Mientras estas iniciativas avanzan, otras se suman. Así, el pasado 10 de octubre, cuando se celebró el Día Mundial de la Salud Mental, Maybeline en conjunto con la Fundación Para la Confianza lanzaron el programa Brave Together en Chile, que va en ayuda de personas que padecen ansiedad, sensibilizando, formando y luchando contra el estrés. Esta iniciativa se concretiza en la entrega de recursos para organizaciones de salud mental que apoyan a jóvenes que lo necesitan, realizando además conversatorios con psicólogos y líderes de opinión sobre la ansiedad y la depresión infanto juvenil, que ha aumentado sus cifras desde la pandemia.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Este domingo se llevó a cabo la 4ª versión del Creating Games Fest. El evento sumó de concursos, zona de arcade, puesto de ventas y empresas nacionales de la industria de los videojuegos.