Los quesos estadounidenses llegan a la conquista de los consumidores chilenos

Quesos del tipo jack, mozarella y queso azul son las principales recomendaciones para el público chileno. Fotos: Jorge Díaz.

Con más de mil variedades, el U.S. Dairy Export Council encabeza un esfuerzo para entrar con más productos y marcas de lácteos al mercado nacional, realizando alianzas con granjeros locales y retail. Aquí, tres de sus miembros explican la estrategia.




Cheddar y queso crema. Para muchos ese es el comienzo y el fin de su conocimiento de los productos lácteos hechos en Estados Unidos. Y en el US Dairy Export Council (USDEC), entidad encargada de fomentar el comercio global de los productos lácteos estadounidenses, lo tienen claro. Y también tienen claro que Chile se ha convertido en un mercado atractivo, donde las exportaciones de sus productos han crecido progresivamente en el último tiempo y podrían seguir aumentando.

Es por eso que una delegación de sus miembros está de visita en el país, precisamente para comenzar el desembarco de una estrategia que beneficie a ambos mercados y abra las puertas a una parte de las más de mil variedades de quesos que se producen en Estados Unidos, como el Colby jack, Brick, Monterrey Jack y el Harvati. Algunos de los cuales podrían estar pronto en el supermercado de la esquina.

“Creemos que hay un gran potencial de crecimiento. Tenemos quesos de alta calidad y gran variedad, a precios convenientes, pero la gente conoce muy poco. Un consumidor informado nos escogerá”, explica Krysta Harden, presidenta y CEO de USDEC. Agrega: “También tenemos que conversar con el retail para conseguir espacio en los estantes. Y, por supuesto, que los chefs comiencen a usar nuestros quesos, con su versatilidad. Esperamos que este sea el comienzo de una relación incluso más fuerte en el futuro”.

"Tenemos quesos de alta calidad y gran variedad, a precios convenientes. Un consumidor informado nos escogerá”, dice Krysta Harden, presidenta y CEO de USDEC.

Alex Peterson, vicepresidente del Directorio de USDEC complementa: “Nosotros tenemos quesos, ingredientes secos y polvos de la más alta calidad que ustedes usan, no solo para su consumo, sino que para procesar y exportar con sus propias marcas”.

Otro elemento que hace atractivo el mercado nacional es su ubicación. “Lo mejor es tener buenas relaciones y sociedades con aquellos que están más cerca y con más fácil acceso”, apunta Peterson, mientras que Jim Reid, miembro del directorio de USDEC, añade el factor COVID-19: “Yo agregaría las implicancias que la pandemia ha tenido. Intentar hacer llegar containers a Asia o a cualquier otra parte… Esta es una ruta mucho más corta para nosotros. Y no estamos aquí para eliminar producción, solo queremos sumar”.

La comitiva de productores de Estados Unidos está encabezada por Larry Hancock, Joanna Shipp, Jim Reid, Krysta Harden, Alex Peterson, Martha Scott y Neil Hoff.

Una de las ventajas que ofrecen los agricultores de lácteos en Estados Unidos, además de la gran variedad, es su gran capacidad de producción. “EE.UU. tiene el potencial de crecimiento. No tenemos ninguna limitación. Tenemos la tierra, el forraje, la gente, los procesos. Y estamos viendo en estos últimos años que hay algunas restricciones en algunos de nuestros competidores, como Nueva Zelanda y la Unión Europea. Ellos puede que no puedan aumentar su producción muy rápidamente. Entonces queremos desarrollar estos mercados fuera de EE.UU. para que tengamos un hogar para esta leche extra que podremos producir en el futuro”, advierte Reid.

Mientras que otro aspecto es que se trata de un mercado crecientemente sostenible. “La sustentabilidad es muy importante para los consumidores a nivel mundial y también en Chile. Y nuestros granjeros han hecho grandes avances para asegurarse que lo que están produciendo no es solo bueno para las personas, sino que para la comunidad y el planeta”, destaca Harden, detallando que “tenemos metas para reducir nuestra huella de carbono, usar el agua de manera cuidadosa y reutilizarla, y maximizar todos nuestros recursos. Creo que esto tendrá eco en los consumidores chilenos”, dice, y remata: “Además, estamos felices de compartir lo que sabemos y nuestras mejores prácticas con granjeros chilenos, porque queremos una sociedad”.

Harriet Thomsen, Mario Solari y Krysta Harden.

Ese es un punto en el que todos coinciden: la competencia es con otros exportadores extranjeros de quesos. Con los productores locales se buscan alianzas y sociedades. Un aprendizaje mutuo. “Chile no puede producir lo suficiente con sus recursos naturales para la demanda que existe, entonces hay que traer lácteos de otra parte y queremos que sea de EE.UU. Nosotros vamos a competir con los otros productores extranjeros. Y estaremos felices de contestar preguntas, construir relaciones y sociedades, compartir las tecnologías y ciencia en la que hemos invertido”, dice Harden sobre sus objetivos, en particular del viaje al sur del país que contempla esta visita.

Angelique Hollister y Luke Waring.

A la hora de recomendar quesos para los consumidores chilenos, Alex Peterson se inclina por “el moderate es un jack muy versátil, muy fácil de usar, pero muy complejo de sabor”. Jim Reid, en tanto, nombra un clásico: “Yo diría que mozzarella es uno de los más vendidos y usados; y siempre sabe bien”. Por último, Krysta Harden tiene una opción para todos los gustos: “En mi opinión, los jacks: el moderate jack, el pepper jack; y nuestro queso parmesano es sorprendentemente bueno. Personalmente, me encanta el queso azul, con un rico vino es insuperable”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La empresa italiana 3D WASP, diseñó una casa experimental autosuficiente y sostenible que además incluye paneles solares y sistemas de recolección de lluvia para regar.