El empresario que sueña con Marte, que revoluciona los autos, los cohetes y que conecta lugares inaccesibles es el hombre del año: Elon Musk

El multimillonario fue reconocido como “Persona del año” por el medio británico Financial Times (FT) y “Persona más influyente del año” por la revista Time.




El hombre más rico del mundo, Elon Musk, ha tenido un 2021 lleno de victorias y controversias. Este año, su compañía espacial SpaceX puso en órbita a la primera tripulación compuesta únicamente por civiles, sin astronautas profesionales. Su compañía Starlink ya ha llevado conexión a internet satelital a diversos rincones del mundo, entre ellos Chile, y afirmó que pretende enviar humanos a Marte prontamente.

Dichos hitos, entre otros, llevaron al director general de Tesla a adjudicarse el reconocimiento de “Persona del año”, del medio británico Financial Times (FT), y de “Persona más influyente del año”, de la revista Time.

Desde el FT destacaron al empresario principalmente por su trabajo realizado en el ámbito de los automóviles eléctricos. En el último tiempo, Musk -quien ya superó en fortuna a Jeff Bezos, controlador de Amazon- se ha destacado por impulsar un cambio en el enfoque de los fabricantes hacia este tipo de vehículos.

Tesla

La editora del FT, Roula Khalaf, señaló acerca del trabajo de Musk que los vehículos eléctricos podían sustituir a los de gasolina y lo calificó como un “revolucionario en la industria”.

Sin embargo, el camino hacia la transformación de la industria de los automóviles no ha estado exento de dificultades para el multimillonario. Luego de convertirse en presidente de Tesla en 2004, al poco tiempo de su creación, el empresario de origen sudafricano tuvo que sortear las dudas y críticas de diversas compañías fabricantes de autos como General Motors, Daimler y Toyota, con las cuales se asoció Tesla en un comienzo.

“Durante mucho tiempo, el resto de la industria automovilística nos llamaba a Tesla y a mí tontos y farsantes”, señaló Musk en entrevista con el medio británico. “Decían que los vehículos eléctricos no iban a funcionar, que no podías conseguir la autonomía y el desempeño. Y aunque lo hicieras, nadie los compraría”, añadió.

El tiempo le dio la razón a Elon Musk, ya que hoy Tesla es un monstruo de casi US$ 1 billón en valor de mercado, duplicando la suma de Toyota, Volkswagen y General Motors.

La persona más acaudalada del mundo

Actualmente Elon Musk es el hombre más rico del mundo. Su compañía, Tesla, inició su cotización en Bolsa en junio de 2010 y a la fecha está valorizada en US$ 945.000 millones. En tanto, su fortuna se calcula que rodea los US$ 250 mil millones.

El reconocimiento del FT se suma al entregado el lunes por la revista Time a Musk como la “persona más influyente del año”. En la publicación, se alude a la empresa aeronáutica del multimillonario, sus autos eléctricos y al hecho de que basta apenas un comentario del multimillonario en Twitter para que las acciones de la Bolsa de Nueva York suban o bajen.

Sin embargo, hay quienes no están del todo contentos con su riqueza. Los demócratas del Senado estadounidense han exigido que se graven las acciones y los activos negociables de los multimillonarios, ya que la mayor parte de sus fortunas se encuentra allí.

De hecho, a principios de esta semana, la senadora demócrata Elizabeth Warren comentó en Twitter que Musk debería pagar impuestos y dejar de “aprovecharse de todos los demás”. Esto, luego del reconocimiento de la revista Time.

Personalidad en Twitter

Con más de 66 millones de seguidores en Twitter, el magnate de 50 años se ha caracterizado por ser un asiduo usuario de esta red social. Algunos de sus comentarios superan los 400 mil “likes” y han llevado incluso a alterar significativamente el valor de las propias acciones de Tesla y también de algunas criptomonedas.

Prueba de eso fue un tweet de Musk el martes, en el que mencionó que Tesla aceptaría el Dogecoin -criptomoneda cuyo nombre se basa en un meme de Internet- como forma de pago. Ese comentario le valió a ese token digital un salto de un 24% en su valor ese día.

Durante el año, el magnate también ha publicado otros controversiales tweets. Hace unos días, dijo en la red social que estaba pensando en renunciar a su trabajo y convertirse en influencer a tiempo completo. También, tras un tweet de Bernie Sanders en noviembre, donde afirmaba que los extremadamente ricos deberían pagar la parte que les corresponde, Musk le respondió “sigo olvidando que sigues vivo”.

Es más, en noviembre pasado Musk acaparó las portadas de diversos medios internacionales al publicar una encuesta en Twitter donde le preguntó a los usuarios de la red social si es que debería vender el 10% de sus acciones de Tesla, señalando además que se atendría a cualquiera fuera el resultado.

Tras un 57,9% de usuarios que votaron a favor (de un total de 3,5 millones de usuarios que participaron de la encuesta), el multimillonario finalmente vendió acciones de Tesla por US$ 5 mil millones. Días antes, David Beasley, director del Programa Mundial de Alimentos de la ONU (WFP, por sus siglas en inglés) había desafiado a los hombres más ricos a ayudar a resolver el problema del hambre en el mundo con US$6 mil millones.

Ante esa interpelación, Musk escribió en su cuenta de Twitter: “Si el WFP puede describir en este hilo de Twitter exactamente cómo US$ 6.000 millones resolverán el hambre en el mundo, venderé las acciones de Tesla ahora mismo y lo haré”.

Carrera al espacio

Musk no sólo se ha dedicado en el último tiempo a los autos eléctricos. SpaceX, su compañía espacial fundada en 2002, este año llevó a cuatro astronautas de la NASA a la Estación Espacial Internacional (EEI) a bordo de la cápsula SpaceX Crew Dragon, convirtiéndose en la tercera misión tripulada que lleva SpaceX al espacio.

Pero sus planes llegan aún más lejos. Musk afirmó, a comienzos de año, que pretende llevar una colonia de humanos a Marte, señalando su intención a diversos medios internacionales de dedicar todos los recursos posibles en dicho proyecto, con el fin de que los humanos puedan vivir en otro planeta.

“Solo intento llevar gente a Marte y permitir la libertad de información con Starlink, acelerar la tecnología sostenible con Tesla, liberar a la gente de la monotonía de conducir”, sostuvo el empresario en la publicación del FT.

SpaceX Falcon-9 Rocket And Crew Dragon Capsule Launches From Cape Canaveral Sending Astronauts To The International Space Station
Space X

En tanto, Starlink, el servicio de internet satelital controlado por Musk, también ha dado que hablar este año que ya pronto acaba. La compañía ha manifestado, por ejemplo, sus intenciones de prontamente ofrecer conexión a internet en los aviones y llevar internet a la Amazonía en Brasil.

En Chile, actualmente Starlink ya tiene más de 1.500 clientes y el servicio cuesta mensualmente $92.600. De esta forma, Chile sería el primer país de la región en contar con este servicio, con el cual las personas tendrían banda ancha superior a los 100 Mbps, o incluso hasta los 300 Mbps.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.