El nuevo dicho entre los directores ejecutivos de tecnología: pido disculpas

La empresa matriz de Facebook, Meta Platforms, tiene previsto recortar 11.000 empleados, es decir, el 13% de su plantilla. Foto: Brittany Hosea-Small/ Reuters

Facebook, Twitter y otras empresas están recortando puestos de trabajo, y los mea culpa de sus líderes son numerosos. Se alinean ahora para transmitir un mensaje diferente: lo siento, hemos crecido demasiado rápido. También, para algunos de ellos, es la primera vez que tienen que afrontar una recesión económica importante.


Los líderes tecnológicos que se pasaron años ampliando sus plantillas, se alinean ahora para transmitir un mensaje diferente: lo siento, hemos crecido demasiado rápido.

Mark Zuckerberg se sumó el miércoles a las filas de los ejecutivos tecnológicos que ofrecen un mea culpa, cuando el director ejecutivo de la empresa matriz de Facebook, Meta Platforms Inc., anunció que la compañía recortará 11.000 trabajadores, o el 13% de su personal. Zuckerberg explicó a los empleados que había creído que el fuerte cambio en línea después de la aparición del Covid-19 sería permanente. “Me equivoqué y asumo la responsabilidad por ello”, dijo.

Días antes, el cofundador de Twitter Inc., Jack Dorsey, que dirigió la empresa hasta el año pasado, ofreció su arrepentimiento después de que el nuevo propietario de la plataforma de redes sociales, Elon Musk, redujera el número de empleados en aproximadamente un 50%. “Hice crecer el tamaño de la empresa demasiado rápido. Me disculpo por ello”, tuiteó Dorsey el domingo.

Sam Bankman-Fried, por su parte, el fundador de la empresa de comercio de criptomonedas Alameda Research y de la problemática bolsa de criptomonedas FTX, manifestó el jueves a los empleados: “Lo siento”, mientras detallaba lo ocurrido en los últimos días.

El patrón se ha repetido en empresas de todo el sector tecnológico, ya que los recortes de empleo se han multiplicado en los últimos meses. “Asumo la responsabilidad de haber optado por hacer crecer nuestro equipo con mayor rapidez”, comentó Jeff Lawson, director ejecutivo de Twilio Inc, en una carta dirigida al personal en septiembre, cuando anunció que iba a recortar el 11% de la plantilla de la empresa de comunicaciones en la nube. “Y ahora, también soy dueño de la decisión de centrarme más, lo que resulta en este despido”, agregó.

Las declaraciones de los directores ejecutivos reflejan, en parte, la conmoción por la fuerte recesión que se ha agravado recientemente en todo el sector tecnológico. También transmiten la ilusión de permanencia que puede instalarse en épocas de auge -especialmente en una industria que estaba en una prolongada racha de crecimiento antes de la pandemia del Covid-19-, a pesar de la antigua sabiduría convencional de que, como se advierte a menudo a los inversores, el rendimiento pasado no es un indicador confiable de los resultados futuros. Para algunos de estos ejecutivos, también es la primera vez que tienen que afrontar una recesión económica importante.

Las empresas tecnológicas experimentaron un salto en la cantidad de tiempo que la gente pasó en línea durante los confinamientos de Covid-19 que comenzaron en 2020. Los líderes del sector respondieron contratando a toda prisa para aprovechar la oportunidad y acumular talento.

Zuckerberg había ampliado el número de empleados de su empresa en más de un 80% desde el comienzo de la pandemia, hasta llegar a unos 87.000 empleados. La empresa matriz de Google, Alphabet Inc., añadió casi 68.000 empleados, un aumento de aproximadamente el 57%, desde el inicio de 2020 hasta este mes de septiembre. El personal de Twitter se duplicó con gran diferencia durante los dos primeros años de la pandemia. Twilio triplicó su personal desde el inicio de 2020 hasta este mes de septiembre, a 8.992 personas.

El director ejecutivo de Meta, Mark Zuckerberg, pensó que el brusco cambio a mayores consumidores por Internet durante la pandemia de Covid-19 sería permanente. FOTO: MICHAEL NAGLE/BLOOMBERG NEWS

Dos años después, la demanda de todo tipo de productos, desde la publicidad digital hasta los chips informáticos, se ha desplomado bruscamente, ya que la gente ha retomado sus rutinas y el deterioro de las perspectivas económicas pesa sobre el gasto de los consumidores. El índice Nasdaq Composite, de gran peso en el sector tecnológico, ha caído más de un 30% en lo que va del año.

Las empresas se están dotando de personal para hacer frente al momento y adelantarse a sus rivales, dijo Jeff Hunter, director general de Talentism, una empresa de entrenamiento de ejecutivos. “Están sucediendo todas estas cosas. Está ingresando una tonelada de dinero. No quieren perder la guerra del talento”, aseguró. “Y entonces la fiesta se acaba”, añadió.

Zuckerberg, en sus declaraciones del miércoles, echó la vista atrás para recordar el aumento de los ingresos tecnológicos al comienzo de la pandemia. “Mucha gente predijo que esto sería una aceleración permanente que continuaría incluso después de que la pandemia terminara. Yo también lo hice, así que tomé la decisión de aumentar significativamente nuestras inversiones”, comentó. “Desgraciadamente, esto no se desarrolló como yo esperaba”, admitió.

Los recortes se produjeron después de que el gigante de las redes sociales registrara dos trimestres consecutivos de disminución de los ingresos publicitarios por primera vez en la historia de la empresa.

En las últimas semanas, sólo las empresas de redes sociales han mostrado la puerta de salida a más de 16.000 empleados. Pero los despidos abarcan un espectro más amplio de la industria tecnológica. El fabricante de chips Intel Corp. ha dicho que está recortando su plantilla, Peloton Interactive Inc. ha reducido a la mitad su personal en cuatro rondas de despidos y el corredor de bolsa online Robinhood Markets Inc. anunció en agosto que estaba eliminando alrededor del 23% de sus puestos.

El impulso para contratar rápidamente fue fuerte durante la pandemia, cuando muchos bienes y servicios tecnológicos escaseaban.

Por ejemplo, Amazon.com Inc. A medida que la pandemia se instaló, la empresa de venta en línea se convirtió en una especie de salvavidas para muchos estadounidenses que confiaron en ella para entregar los bienes diarios mientras estaban atrapados en casa. Amazon duplicó su plantilla desde 2020 hasta marzo de 2022, hasta cerca de 1,5 millones de empleados, y abrió cientos de nuevos almacenes, centros de clasificación y otras instalaciones logísticas para hacer frente a la creciente demanda. Sus beneficios casi se triplicaron.

El director ejecutivo de Amazon, Andy Jassy, está reajustando la empresa a medida que el impacto de la pandemia disminuye. FOTO: DAVID RYDER/BLOOMBERG NEWS

Más recientemente, el director ejecutivo de Amazon, Andy Jassy, ha tratado de actuar con la misma rapidez para reajustar el negocio a una realidad diferente después de uno de los peores tramos de rendimiento financiero en la historia de la compañía. La plantilla de Amazon se redujo en casi 100.000 empleados durante el segundo trimestre, lo que dejó a la empresa con aproximadamente 1,5 millones de miembros del personal al final del período, aunque ha dicho que está dotando de personal a sus almacenes para hacer frente a la esperada demanda navideña.

Algunos de los despidos reflejan también un esfuerzo un tanto natural de las empresas por reevaluar su negocio de una forma que fue difícil de hacer durante un prolongado periodo de auge, explicó el antiguo director ejecutivo de Cisco Systems Inc. John Chambers, que ahora es un inversor tecnológico. “El crecimiento encubre muchos errores: 12 años de crecimiento ininterrumpido hacen que nos volvamos un poco pesados”, sostuvo.

“Cuando estás en modo de crecimiento, es difícil tomarse siempre el tiempo para hacer todos los reajustes que necesitas”, señaló Sundar Pichai, presidente ejecutivo de Google y Alphabet, que anunció en julio que ralentizaría las contrataciones durante el resto del año. “Momentos como este nos dan una oportunidad”, agregó.

A su vez, los ejecutivos que han tenido que anunciar recortes esperan no tener que volver a aprender la lección.

Después de que Snap Inc, propietaria de Snapchat, dijera en agosto que se desprendía del 20% de sus empleados -las filas de la empresa habían aumentado un 65% en dos años-, el director ejecutivo Evan Spiegel indicó: “El alcance de esta reducción debería reducir sustancialmente el riesgo de tener que volver a hacer esto”.

Google, que tiene esta oficina en Mountain View (California), ha dicho que ralentizará el ritmo de contratación durante el resto del año. FOTO: PETER DASILVA/REUTERS

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.