Exsíndico de Colo-Colo y veedor de Enjoy asume la reestructuración de Sencorp

Patricio Jamarme, veedor de procedimientos de reorganización concursal.

Patricio Jamarme, abogado que desde los años ochenta se dedica a los procesos de insolvencia de grandes empresas, comenzó su carrera como interventor del Banco Español. Posteriormente, en 1992 fue designado como síndico estuvo a cargo de la quiebra de CSD Colo-Colo, Transportes Tramaca y la Feria del Disco, entre otras.


La Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento nominó al abogado Patricio Jamarme como veedor en los procedimientos concursales de reorganización de las empresas Inversiones y Rentas Sendero SpA y Sencorp SpA. Ambas sociedades forman parte del holding constructor e inmobiliario que fundó el arquitecto Abraham Senerman Lamas.

El 21 de septiembre, las dos sociedades solicitaron ante el 13° y el 26° Juzgado Civil de Santiago llevar adelante un proceso de reorganización a fin de evitar la quiebra debido a una abultada mochila de deudas, las que ascienden a un total de $227 mil millones.

Se trata de un experimentado abogado que desde los años ochenta se dedica a los procesos de insolvencia de grandes empresas. Comenzó su carrera como interventor del Banco Español. Posteriormente, en 1992 fue designado como el síndico estuvo a cargo de la quiebra de CSD Colo-Colo, Transportes Tramaca y la Feria del Disco, entre otras empresas.

Como veedor llevó adelante los procesos de reorganización de Hidroeléctrica Duqueco, Enjoy, ViVoCorp, Isapre MasVida y ABCDin. Justamente, uno de los casos de mayor relevancia que su equipo ha logrado sortear con éxito es el que afectó a Enjoy. La compañía, que liderara la familia Martínez, mantenía deudas por $418 mil millones y entre sus acreedores había inversionistas en Estados Unidos. Por lo mismo, Jamarme compareció -vía remota- en más de una ocasión ante tribunales de ese país.

El veedor, que tiene un equipo de abogados y contadores y se desempeña en la oficina Jamarne y Cía. se reunirá en los próximos días con los representantes legales de las sociedades de Sencorp.

El objetivo central de su trabajo es alcanzar un acuerdo que sea beneficioso para todas las partes involucradas. Por lo mismo, requerirá no sólo los antecedentes del caso, sino que también agendará una serie de reuniones con los acreedores para saber las exigencias básicas para la aprobación de un próximo plan de reorganización.

Por lo mismo, el trabajo que llevará a cabo en la administración, finanzas y contabilidad viene a ser clave para lograr que ambas sociedades (Inversiones y Rentas Sendero SpA y Sencorp SpA.) salgan a flote con un plan que les permita evitar la liquidación.

Según ha comentado a cercanos, en general los problemas financieros que están enfrentando las empresas se derivan de varios factores, entre los cuales están: dificultades de endeudamiento, cambios en las condiciones de mercado, problemas financieros y ajustes de caja.

En su resolución, la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento también nombró como veedor suplente a Enrique Ortiz en los procesos de reorganización de Sencorp.

Ajuste de deudas

El pasado 29 de septiembre, el abogado Ricardo Reveco, socio de Carey y quien representa a Sencorp, presentó un escrito ante el 13° Juzgado Civil de Santiago en el que sostuvo que “existe un error en la determinación de los tres principales acreedores de Inversiones Rentas y Sendero”.

Éste consiste en haber incorporado como tercer mayor acreedor a Banco Internacional, cuyo pasivo total asciende a $23.509 millones, en circunstancias de que el tercer mayor acreedor de la empresa deudora es Banco Scotiabank, cuyo pasivo total asciende a $24.242 millones.

Así, los tres mayores acreedores de Sendero SpA son Banco del Estado de Chile, Banco de Crédito e Inversiones y Scotiabank Chile.

Por otro lado, el mismo abogado, presentó un escrito para que el 26° Juzgado Civil de Santiago dé “curso progresivo” a la solicitud de reorganización concursal que ingresó el 21 de septiembre Sencorp SpA.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.