Sindicatos de Puerto Coronel inician acciones legales por creación de nueva agrupación gremial

Los trabajadores comienzaron a retomar sus funciones para operar normalmente este miércoles

Los tres sindicatos acusaron sobornos y prácticas antisindicales por una reunión del gerente general con los impulsores de una nueva agrupación sindical. La empresa dijo que el encuentro era "normal en el diálogo que se debe dar entre cualquier empresa y sus colaboradores". La firma llamó a los sindicatos a “resolver sus problemas internos sin enlodar a terceros".


Las relaciones entre la empresa Puerto Coronel y los sindicatos volvieron a tensionarse, tras el paro de 56 días que concluyó el lunes 20 de mayo. Ahora por la creación de un nuevo sindicato. Las tres asociaciones de trabajadores ya constituidas en la empresa presentaron dos acciones legales en las que acusan prácticas antisindicales de parte del gerente general de la compañía, Patricio Román Lois.

“Tenemos antecedentes claros y fidedignos que don Patricio Román Lois se reunió con un grupo de trabajadores el día 26 de mayo de 2024 en dependencias del hotel Holiday Inn de Concepción para ofrecer su apoyo económico y jurídico para la formación de una nueva organización”, acusan los tres gremios en un comunicado.

Las organizaciones aseguran que en esa reunión participaron personas que no son representantes de los trabajadores, lo cual estaría en contra del convenio colectivo vigente, el que establece que la empresa sólo reconocerá como interlocutores válidos a los dirigentes sindicales que hayan sido elegidos según la normativa.

A raíz de esto, las tres asociaciones anunciaron que interpusieron dos acciones legales. La primera de estas corresponde a una querella por delito económico, específicamente soborno activo. Esta fue declarada admisible el 12 de junio.

“En ella consignamos los antecedentes necesarios y los medios de prueba que teníamos en nuestras manos y que, según nuestros abogados, podrían ser constitutivos de delito, de ahí la importancia de que se investigue. Presentar estos hechos es parte de nuestra responsabilidad administrativa”, expresaron los gremios.

La segunda acción es una denuncia, presentada el 10 de junio ante la Dirección del Trabajo (DT), acusando “graves prácticas antisindicales” de parte del mismo gerente general. “Solicitamos abiertamente que el directorio de la compañía aclare esta situación, ya que nos parece impresentable que mantenga silencio ante tales actos ilícitos de parte del gerente de la empresa”, llamaron los tres sindicatos.

Y agregaron: “Creemos que estas prácticas mafiosas de parte de Patricio Román Lois no representan la voluntad del directorio de la compañía, y solo son responsabilidad del gerente general de la compañía. Con todas estas acciones, buscamos, por una parte, esclarecer los hechos, establecer responsabilidades y que tanto la justicia como la Dirección del Trabajo establezcan las medidas necesarias en pos de definir el comportamiento que debe regir en la relación de trabajadores y empresas en nuestro terminal”.

La respuesta de la empresa

Puerto Coronel rechazó las acusaciones y relató su versión de los hechos: “Un grupo de trabajadores eventuales interesados en crear un nuevo sindicato solicitó una reunión a la administración del puerto, la cual fue concedida. Ello es absolutamente normal en el diálogo que se debe dar entre cualquier empresa y sus colaboradores”, declararon.

Respecto a las acusaciones de coimas, Puerto Coronel aseguró que no ha ofrecido ningún tipo de ayuda ni beneficios especiales a quienes integran el sindicato y sostuvo que el resto de las alegaciones contenidas en la querella son falsas: “no tienen ningún asidero con la realidad ni con el derecho, como quedará rápidamente establecido”.

Finalmente, la firma hizo un llamado a los trabajadores a “resolver sus problemas internos sin enlodar a terceros, con foco en retomar nuestros niveles de actividad previos a los bloqueos del terminal”.

El nuevo sindicato está encabezado por el trabajador eventual Halbert Márquez como presidente, que es acompañado por Fabiola Cerda, secretaria, y Maritza Maldonado, tesorera. Márquez hizo antes un llamado a los trabajadores de otros sindicatos a que se desafilien y se sumen a la nueva entidad gremial, pues aseguró que esos otros sindicatos exhiben abiertamente malas prácticas, como la desigual asignación de turnos de trabajo, que favorecerían con más horas a unos por sobre otros. Según comentaron personas allegadas a la empresa, ya habría trabajadores que se han cambiado a esta nueva asociación.

Los tres actuales sindicatos son el Sindicato N°1 de Estibadores de Puerto Coronel, presidido por Raúl Cabeza; el Sindicato de Trabajadores Marítimo Portuarios de Puerto Coronel, encabezado por Tomás Soto, y el Sindicato N°1 de Marítimos Portuarios, Profesionales Interempresas y Ramas Similares Eventuales de Puerto de Coronel, liderado por Guillermo Jaque. Los tres son mencionados en la querella que la empresa interpuso por corrupción contra su expresidente, Eduardo Hartwig.

En la querella, la empresa acusa que el exgerente general Javier Anwandter Hammersley había manifestado que recibía dinero en efectivo que “distribuía en distintos sobres, para luego él, personalmente, entregárselos a cada uno de los dirigentes sindicales beneficiados”. Algunos de los nombres de dirigentes sindicales que coincidentemente aparecen en esas listas, según la querella, son los de Raúl Cabeza, Guillermo Jaque y Tomás Soto.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.