Bci: AFP aumentan su exposición en licitaciones de bonos nominales apostando a caída en las tasas

Tesorería General de la Reública

La entidad también destacó la venta neta realizada en instrumentos en UF, lo que se explicaría por la expectativa de una menor inflación que sería más persistente que la evidenciada.


Durante abril, la cartera de renta fija local de las administradoras de fondos de pensiones (AFP) registró una desinversión neta de US$35 millones, ratificando la tendencia observada durante los primeros meses de 2019.

Así lo constata el informe de Renta Fija AFP de abril de Bci Estudios, el que también consigna que la estrategia llevada adelante por las gestoras ha sido la venta neta de activos de deuda con bajo rendimiento, entre los que se encuentran, los depósitos a plazo, para aumentar su exposición a instrumentos de Tesorería.

En ese sentido, la entidad indica que las AFP aumentaron "su exposición en últimas licitaciones a bono nominales, apostando a caída en tasas".

En efecto, durante el mes se realizaron licitaciones de Tesorería con la emisión de cerca de US$350 millones en BTP a 30 años, y de unos US$200 millones en BTP a cuatro años.

"De ellas, indudablemente la primera fue adjudicada de forma casi completa por las administradoras, presionando a la baja a los rendimientos de largo plazo en la curva nominal. Adicionalmente, llama la atención la venta neta llevada adelante en instrumentos en UF, dada la persistente caída en los rendimientos de la curva indexada. Una eventual explicación a este fenómeno es la expectativa de una menor inflación que sería más persistente a la realmente evidenciada", cita el documento.

A su vez, la caída en las tasas en UF fue impulsada por la recuperación en las expectativas de inflación, tanto de corto como de largo plazo, donde las compensaciones inflacionarias de bonos mostraron un repunte desde los niveles de principios de año. "De haber apostado a la compra de instrumentos en UF, es probable que el resultado en términos del valor portafolio de deuda, podría haber sido mayor. La búsqueda de retorno en este contexto fue evidente, tras la compra de bonos de corporativos nacionales, tanto en UF como en moneda extranjera", explica Bci Estudios.

Desglosando por instrumento de renta fija, en el cuarto mes del año la mayor venta neta fue en BTU, donde las gestoras se desprendieron de US$300 millones, seguida de US$207 millones en depósitos a plazo en UF y de US$118 millones en bonos bancarios en UF. En la vereda opuesta, la mayor compra neta estuvo asociada a BTP por US$356 millones -producto de la emisión en BTP-30-, seguidos de bonos corporativos nacionales en UF y moneda extranjera por US$339 millones.

Comenta