Coronavirus: efecto sobre la economía local

cobre

Bloomberg

Los movimientos del precio de los commodities tienen una especial relevancia para la economía local, no solo por su efecto directo sobre las exportaciones nacionales sino, de manera mucho más importante, sobre la inversión minera chilena y perspectivas de ingresos futuros de todos en el país.



La relevancia de la economía china para el crecimiento de la economía chilena es bastante conocida. China es nuestro principal destino de las exportaciones mineras y agrícolas y el segundo destino más grande de nuestras exportaciones industriales; más del 30% de nuestras exportaciones van dirigidas hacia a ese mercado. Y China, al ser el principal consumidor de cobre en el mundo, su ciclo económico es muy relevante para el precio de este commodity.

Los movimientos de este precio tienen una especial relevancia para la economía local, no solo por su efecto directo sobre las exportaciones nacionales sino, de manera mucho más importante, sobre la inversión minera chilena y perspectivas de ingresos futuros de todos en el país.

Hasta antes del inicio de la expansión del coronavirus, la economía china estaba mostrando signos de mejoras, liderado por el repunte del sector industrial -que es especialmente relevante para la economía chilena por su consumo de cobre- y la distensión de la guerra comercial entre dicho país y EE.UU.

Esto se reflejó en un alza significativa del precio del cobre, lo que configuró una mejora significativa del escenario externo para la economía chilena. Esto era especialmente relevante para la situación actual de nuestra actividad, que entró en un bache tras el 18 de octubre, reflejado en la caída de la economía un 1,8% en el trimestre del 2019, de acuerdo con el IMACEC.

En tanto, la economía china enfrenta un desafiante comienzo de año. Las medidas del gobierno chino para contener la epidemia del coronavirus, sumado a las reacciones cautelosas de los productores y consumidores chinos generará una disminución del crecimiento chino en el primer trimestre. Las estimaciones varían, pero el crecimiento del PIB del país asiático debería bajar desde el esperado 5,9% a entre 4-4,5% en dicho trimestre.

Esto no es un efecto menor, pero debería casi revertirse completamente en los restantes trimestres del 2020, según el patrón que se ha registrado en las epidemias recientes. Por ejemplo, la del SARS (2003-04) significó una baja relevante del PIB hacia abajo en el trimestre inicial de la epidemia, pero después ocurrió una recuperación vigorosa. Esto evidentemente supone que la epidemia logra ser contenida. Si no es así, no solo hay que revisar hacia más abajo el crecimiento de China en los próximos trimestres sino también y de manera significativa el crecimiento global y el de Chile.

Si nos concentramos en los tres primeros meses del año, el cambio del escenario de la economía china tiene mucha relevancia para la economía chilena en este período. De hecho, por el efecto del coronavirus sobre el PIB del primer trimestre de China bajamos nuestra estimación de crecimiento del primer trimestre del 2020 del PIB de Chile de -0,1% a -0,2% - -0,4% y para el año completo ajustamos la proyección de crecimiento del PIB de 1,8% a 1,7%.

En una palabra, un efecto externo y que no controlamos hará casi inevitable que Chile pueda evitar la llamada "recesión técnica", es decir, la caída del PIB en dos trimestres seguidos. Sin embargo, nuestro escenario base prevé una recuperación más vigorosa para la economía chilena que lo que están esperando en las encuestas e, incluso, el escenario del último IPOM, principalmente producto de unas políticas monetaria y fiscal que se mantienen expansivas y un consumo privado que se estanca pero que no cae en este año.

Comenta

Imperdibles