Crear fondos de mayor tamaño y atraer inversionistas institucionales: los desafíos del venture capital en Chile

Pablo Traub, presidente de la Asociación Chilena de Venture Capital.

Pablo Traub, presidente de la Asociación Chilena de Venture Capital.

El presidente de la asociación de venture capital afirma que en el corto plazo la creación de un fondo de fondos facilitaría la entrada de más capital al ecosistema local, entre otros, de inversionistas institucionales.




Cornershop, NotCo y Fintual. Esos tres nombres son ejemplos de algunas compañías tecnológicas chilenas que partieron como capital de emprendimiento (venture capital) y que fueron creciendo al punto de internacionalizarse y de captar inversiones de actores internacionales, como Jeff Bezos, dueño de Amazon y poseedor de la mayor fortuna a nivel mundial.

Sin embargo, la mayor parte de la industria del venture capital chileno vive una realidad diferente, donde uno de los mayores obstáculos que enfrentan para poder dar el salto desde ser una startup a convertirse en una firma más madura es la falta de acceso al financiamiento.

Por esa razón, Pablo Traub, presidente de la Asociación Chilena de Venture Capital (ACVC), afirma que uno de los principales desafíos del gremio apunta hacia lograr un mejor acceso al financiamiento.

"La industria de Venture Capital está viviendo un momento clave. Estamos en pleno proceso de saltar hacia la madurez como ecosistema, tanto a nivel de fondos como también a nivel de emprendedores y políticas públicas", enfatiza el presidente del gremio que lleva poco más de dos años operando y que agrupa a 13 fondos, los que representan el 60% de los vehículos enfocados en ese segmento en el país.

Traub agrega que "es muy relevante tomar conciencia de este momento, ya que esta industria dejó de ser local y se transformó en una industria global, por lo tanto, nuestros próximos pasos como ecosistema deben considerar esta nueva realidad, pues corremos el riesgo de quedarnos atrás".

El también socio del fondo Manutara Ventures afirma que, a partir de esta nueva realidad, "debemos dar un salto hacia fondos de mayor tamaño que sean capaces de hacerse cargo de un gap de financiamiento actual como también de una generación de startups más maduras que buscan sus nuevas rondas de financiamiento".

Dos etapas

En ese sentido, Traub afirma que el salto podría darse a través de dos etapas: una de corto plazo y otra de mediano plazo.

En el corto plazo, acota, la creación de un fondo de fondos podría ser un vehículo que ayudaría a cubrir el periodo de transición y facilitaría la entrada de más capital al ecosistema.

"Esto facilitaría la entrada de inversionistas institucionales y la alocación de recursos a través de este fondo de fondos, como también la incorporación de Corfo bajo un formato de limited partner, es decir, como aportante del capital que pasa a ser una especie de socio capitalista que participa de las ganancias a repartir a futuro, lo cual le permitirá también participar de mejor forma del upside, entre otros beneficios", dice.

En paralelo, en dicho lapso de transición se requiere actualizar las políticas e instrumentos públicos vigentes. Una medida que propone en ese sentido es destrabar la limitación de ventas de los Fondos de Etapas Tempranas Tecnológicas (FET) que Corfo apoya desde 2016. De ese modo, explica, los emprendedores que están en etapas tempranas, pero generando una buena tracción, tendrían más opciones de financiamiento disponible.

"En el mediano plazo debemos ser capaces de contar con fondos que cubran al menos desde etapas tempranas hasta una serie B y contar con un financiamiento de inversionistas institucionales relevante. Posicionarnos como actores regionales y crear una buena red de alianzas con otros fondos de la región y fuera de ella", asevera el presidente del gremio del capital de emprendimiento.

Junto con ello, a nivel de emprendedores, espera que sigan el ejemplo de Crystal Lagoons y de Pablo Valenzuela, fundador de la Fundación Ciencia & Vida, entre otros, buscando que sean cada día más atrevidos, que escalen rápidamente y que peleen en las grandes ligas, tanto a nivel de mercados como en sofisticación tecnológica.

Adicionalmente a estos desafíos, Traub insta a que "las grandes empresas deben subirse al venture capital, sea a través de sus propios Venture Capital corporativo (como Telefónica a través de Wayra) o bien como aportantes en otros fondos, lo cual facilita la entrada a esta industria sin tener que hacer un desembolso muy alto y buscar el talento necesario para armar un buen equipo".

En este contexto, el líder del gremio cuenta que se han reunido con diversas autoridades para entregarles este tipo de propuestas. "Ahora estamos esperando que se recojan estas iniciativas y ver que se materialicen en el menor plazo posible. El feedback ha sido positivo, aunque en un principio nos costó un poco comunicar la importancia del momento y lo clave que es reconocer este cambio de contexto global", relata.

Softbank y el peligro de una burbuja

Hace un par de meses el mega fondo japonés Softbank anunció que pretende invertir hasta US$5.000 millones en FinTech de América Latina, donde ha estado mirando algunas oportunidades en Chile. Hasta ahora, el vehículo ha concretado algunas inversiones en la región, pero todavía no lo hace en el mercado local.

"No creo que no pueda hacerlo, sino que ha seguido ese camino y más temprano que tarde debiésemos ver una mayor presencia de ellos en el mercado local. Una limitación real es que Softbank invierte en general un tamaño de ticket muy alto para la etapa de madurez de muchas startups locales, sin embargo, a medida que continúen creciendo y escalando en otros mercados esa inversión tanto de Softbank como de otros fondos se podrá ver con mayor frecuencia", indica Pablo Traub.

En esa línea, dice que este es un caso concreto que evidencia la importancia de cubrir rápidamente el gap de financiamiento que hay en la industria local y de empujar a una nueva generación de fondos y de emprendedores que deben ser globales desde el primer día.

En paralelo, la semana pasada el fundador del fondo de inversión que controla a WOM advirtió -en entrevista con Diario Financiero- que "hay una burbuja enorme en el financiamiento de startups" y que "en los próximos 12 meses veremos un baño de realidad".

"A nivel regional veo difícil que pase algo así. En mercados más desarrollados sí creo que hay algunas valorizaciones de startups algo infladas como Wework, lo cual se ha demostrado en los últimos meses, pero aun así no creo que exista una burbuja. Esta ventana de IPO en EEUU va a servir para ajustar valorizaciones y expectativas de mercado, puede que las mega rondas de financiamiento con posterioridad a esa ventana se reduzcan un poco y que el mercado tenga un pequeño ajuste, pero no veo una burbuja en este momento en venture capital", asegura Traub.

De hecho, cree que las salidas de entre US$200 millones hasta US$5.000 millones a nivel global seguirán ocurriendo con fuerza.

Comenta