Futuros del dólar muestran incertidumbre sobre el porvenir de la guerra comercial

_101978402_dollars

Desde que se inició la nueva escalada entre las potencias, la divisa ha trepado $13 en Chile, pero los futuros del dólar se han ubicado levemente por debajo del precio spot.


Desde que Donald Trump inició la nueva escalada en la guerra comercial entre Estados Unidos y China, cuando el domingo 5 de mayo anunció la aplicación de nuevos aranceles multimillonarios al gigante asiático, los mercados financieros se han remecido a nivel global.

De hecho, las principales bolsas han registrado pérdidas en ese periodo. Así, el S&P 500 ha retrocedido 3,78%, el Euro Stoxx 3,94% y el Nikkei 3,91%. Por su parte, el mercado local se ha acoplado a la tendencia y el IPSA, el principal índice bursátil, ha caído 2,21%. Incluso, el martes 7 de mayo perdió 0,89% y borró todas las ganancias acumuladas en el año.

El dólar, por su parte, se ha fortalecido frente a la mayor parte de las monedas, y el peso chileno no ha sido la excepción. De esta forma, el tipo de cambio se ha elevado $13 desde el anuncio de Trump, cerrando en $691,2 en la jornada de ayer. Y el día previo finalizó en puntas vendedoras de $693, siendo su nivel más alto desde enero pasado.

En medio de esta volatilidad desatada, los futuros del dólar muestran más dudas que certezas respecto a las expectativas sobre el porvenir de las tensiones comerciales entre las mayores potencias económicas del mundo.

Desde el 5 de mayo hasta ayer, el Dollar Index partió en niveles de 97,5 puntos, llegó a descender hasta 97,3 puntos pero volvió a subir a 97,5. En tanto, los futuros a junio y septiembre se mantuvieron en niveles de 96,6 puntos en todo ese tiempo. Es decir, levemente por debajo del índice.

De todos modos, ayer hubo una cuota de optimismo entre la desazón, pues el gobierno chino dijo que acordó seguir negociando con Estados Unidos para poner fin a las tensiones comerciales, al tiempo que Trump se mostró más confiado en que llegarán a un acuerdo en el "tiempo apropiado". En ese sentido, las negociaciones se retomarán en la cumbre del G-20 que se realizará en Japón, a fines de junio.

La interpretación de los analistas

Las visiones de los expertos respecto de lo que podrían estar anticipando los futuros del dólar son dispares.

Para Martina Ogaz, economista de EuroAmerica, si bien en la jornada de ayer fue "evidente el optimismo en los mercados luego del anuncio de la reunión que tendrán EEUU y China en el G20, aún permanece un escenario de alta incertidumbre y dependiente de las decisiones que tomen los líderes tanto de EEUU como China".

Por su parte, Manuel José Astaburuaga Torres, director de Trading Latam Mercados de Capitales de Credicorp Capital, sostiene que "efectivamente hay expectativas de que USA y China alcancen un acuerdo, sin embargo, es importante considerar que a medida que el tiempo pasa la percepción del mercado es que la volatilidad va a continuar en el mediano plazo, y ya es un estándar de mercado operar bajo la guerra de titulares a los que Trump nos ha acostumbrado".

Añade que se ha generado una fragilidad tras el reacomodamiento de portafolios hacia activos de menor riesgo (y retorno), principalmente de los inversionistas de mediano y corto plazo que ven sus portafolios fuertemente golpeados con eventos como los ocurridos durante la última semana.

Nicolás Garay, operador de renta variable de Vector Capital Corredores de Bolsa, en tanto, estima que "los precios futuros no tienen por qué reflejar las expectativas. El diferencial de precio spot con futuro refleja principalmente el diferencial del costo de endeudamiento de los distintos mercados, por lo que no los relacionaría tan directamente de esa forma. Si se ve el diferencial (0.2% y 0.58%), es muy pequeño para que las expectativas estén ahí".

Las proyecciones sobre el tipo de cambio

Como sea, los expertos coinciden en que el desenlace de las hostilidades comerciales será uno de los principales factores que influirá en el desempeño del dólar ante el peso chileno en el corto plazo, aunque difieren en los rangos que podría alcanzar.

Según Ogaz, el tipo de cambio podría continuar en los actuales niveles ante las escasas señales de avance o cierre de un pacto definitivo entre ambas potencias.

De este modo, indica, "para el corto plazo estimamos una paridad dentro del rango $688/$698, mientras que para cierre de año proyectamos un dólar muy similar a los precios actuales $690/$695. Los principales factores continúan siendo una Fed y un BCCh menos restrictivo respecto a sus respectivas tasas y un precio promedio del cobre en niveles de US$2,90 para el año".

En tanto, Garay comenta que "si hay acuerdo, y con esto una recuperación del cobre, vemos un dólar más cercano a $640 para fines de año. En caso contrario, si la volatilidad continúa, debiera estar moviéndose entre $680 y $700. Nuestro escenario es que hay acuerdo, aunque no tan en el corto plazo, debido a que no es conveniente para nadie que esta guerra continúe y, por la presión que ponen las elecciones del próximo año en EEUU".

Astaburuaga apunta a observar dos factores. Por un lado, dice, los "términos de intercambio en Chile comenzaron con una dinámica positiva para el CLP a mediados del 2018. Esto impulsado principalmente por menores precios del petróleo y un cobre estable. A mediados del 1Q 2019 vemos como esta se normalizó para ya hoy estar en niveles de diciembre. La variable ToT se encuentra cerca de su promedio de los últimos 5 años, adicionalmente, los factores de riesgo siguen apuntando a un posible deterioro debido a los impactos de la guerra comercial y de un menor crecimiento a nivel global".

Otro factor a mirar es la posición de offshore en derivados versus los bancos locales. Después de dar un salto importante durante la primera mitad de 2018, en el primer trimestre de este año amenazó con corregir, pero de todos modos se encuentra cerca de los máximos. "Lo anterior nos indica, no formalmente, que la posición hacia el peso chileno está con un sesgo negativo. Aunque esto explica parte del nivel actual del TC, es también uno de los argumentos que liderarán el movimiento apreciativo del CLP a medida que los factores de riesgo se disipen", explica.

Comenta