Ganancias de firmas del S&P 500 anotarán primera disminución desde el 2T de 2016

Wall Street

El descenso de 0,5% del primer trimestre del año se explica por las empresas cuyas ventas se concentran fuera de EEUU.


Una caída interanual de 0,5% en sus ganancias del primer trimestre anotarán las compañías que componen el índice S&P 500, esto con el 90% de los reportes sobre la mesa.

Esta será la primera baja año a año desde el segundo trimestre de 2016, cuando las utilidades sufrieron una merma de 3,2%. Hasta el minuto las utilidades totales de las empresas del indicador suman US$304.000 millones.

Según detalla el reporte de la consultora estadounidense FactSet, seis sectores reportan un crecimiento interanual en las ganancias, liderado por salud y servicios públicos, mientras que en cinco sectores se observa una disminución, encabezadas por energía y tecnologías de la información (TICs), y servicios de Comunicación.

Sin embargo, otro análisis de los datos deja más claro cuál ha sido el arrastre. "Al comenzar la temporada de ganancias del primer trimestre, el mercado se mostró preocupado por el impacto del dólar estadounidense más fuerte, el crecimiento económico mundial más lento y las tensiones comerciales en las compañías del S&P 500 con una mayor exposición a los ingresos internacionales", comenta John Butters, analista de resultados de FactSet, destacando que a la luz de los datos, esas inquietudes resultaron ser ciertas.

Lo anterior, dado que las utilidades de empresas, con un porcentaje igual o superior al 50% de sus ventas fuera de Estados Unidos, registraron una caída año a año de 12,8%. Por otra parte, aquellas concentradas en el mercado doméstico anotan un aumento de 6,2%.

De todas maneras, en otro reporte FactSet se destaca que el periodo enero-marzo del presente ejercicio resultó mejor de lo esperado, considerando que el 76% de las firmas del S&P 500 presentaron utilidades por encima de las estimaciones del mercado, cifra que supera el promedio de los últimos cinco años.

En cuanto a los ingresos, considerando tanto las proyecciones respecto al 5% de las empresas que aún no reportan, como los informes de aquellas ya la hicieron y que totalizan ventas de US$2.7 billones (millón de millones), el crecimiento de la facturación llega a 5,3%, en relación al primer trimestre del año pasado. Si bien esto califica como el ritmo más lento desde el periodo abril-junio de 2017, también han predominado las sorpresas positivas, que actualmente alcanzan al 58% de los informes.

Comenta