PIMCO: Medidas de la Fed deberían contener la dislocación en los precios del mercado de crédito

FED-POWELL/

La administradora de activos indica que el sector corporativo no financiero es el epicentro de la crisis actual


Dos semanas atrás, la discusión se centraba en si la economía global caería en recesión. Hoy, ese escenario ya es un hecho, lo cual giró el debate en cómo incidirán las medidas de la Reserva Federal en contener los impactos de la contracción. En esa línea, PIMCO, una de las gestoras de fondos más grandes del mundo, tiene una visión positiva.

En un reporte escrito por la economista de PIMCO, Tiffany Wilding, indicó que las nuevas medidas que anunció la Fed ayer, lograrían evitar un daño de largo plazo para la economía de Estados Unidos, además de acelerar la recuperación de la actividad.

Según indica el reporte, ahora, el objetivo inmediato de la Fed es mantener el flujo de crédito de la economía real, pues a diferencia de la crisis del 2008, que afectó a bancos e instituciones financieras, el sector corporativo no financiero es el epicentro de la crisis actual.

“La economía de EEUU entrará en recesión este año, pero el anuncio del 23 de marzo de la Reserva Federal de que comprará una cantidad ilimitada de valores respaldados por el Tesoro e hipotecas (MBS) e introducirá numerosas facilidades destinadas a estabilizar el sistema financiero puede ayudar a evitar a largo plazo dañar y acelerar la recuperación económica”, explica Wilding.

A su vez, el regulador norteamericano informó medidas para respaldar aún más los préstamos corporativos a corto plazo, a través de la creación de nuevos Vehículos de Propósito Especial (SPV, por sus siglas en inglés).

“Para dirigir un apoyo más específico para el sector corporativo no financiero, la Fed anunció que creará nuevos SPV, que proporcionarán préstamos a mediano plazo directamente a las corporaciones, comprarán títulos de deuda corporativa de alta calidad existentes en mercados secundarios y otorgarán préstamos contra valores respaldados por activos (ABS) en poder de una gama más amplia de inversionistas que solo bancos y corredores de bolsa”, dice el reporte.

En total, el tamaño del balance de la Reserva Federal ya supera el nivel máximo de US$ 4.5 trillones (millones de millones) alcanzado después de la crisis financiera de 2008, y según PIMCO, podría superar los US$ 6 millones de millones “antes de que todo esté dicho y hecho”.

¿Qué está haciendo la Fed?

Para entender los últimos pasos de la Fed, el artículo destaca que las restricciones operativas y regulatorias, a raíz de la pandemia, para las instituciones financieras con acceso a préstamos convencionales del banco central norteamericano, como las operaciones de repos a plazo, obstaculizaron su capacidad de utilizar dichos préstamos para estabilizar los mercados.

“Como resultado, la Fed tuvo que pensar en nuevas formas de apoyar más directamente los mercados crediticios, las corporaciones y las pequeñas empresas”, explica la economista de PIMCO.

En las últimas semanas, explica PIMCO, la magnitud de la aversión al riesgo y la fuga de efectivo por parte de los inversionistas, ha abrumado a los mercados financieros y a los administradores de fondos y a los bancos que están encargados de intermediar mercados y distribuir capital en todo el sistema financiero.

“La volatilidad sin precedentes en el Tesoro y en el mercado de títulos respaldados por hipotecas (MBS), que se supone que son los mercados de activos más seguros, exacerbó esta fuga al efectivo y propagó grandes dislocaciones de precios en otros sectores del mercado de bonos, incluidos los mercados de crédito y productos estructurados”, se lee en la nota.

En ese sentido, Wilding explica que el actuar de la Fed ayer supone acciones precisamente para contener la tendencia de incrementar la caja de los inversionistas, además de poner el foco en el sector corporativo no financiero.

Comenta