Schroders: ETF de bonos sienten los impactos de la falta de liquidez en el mercado crediticio

Mercados

El Head de Research and Analytics de la gestora de fondos advierte que muchos vehículos y productos de inversión no han sido testeados en un ambiente de mercado volátil.


El 11 de marzo pasado, el brote de coronavirus rompió un hito al poner fin al mercado alcista más extenso en la historia de Wall Street. Si bien el desplome de las acciones norteamericanas desató una ola de incertidumbre, esa no es la única disrupción que preocupa a los inversionistas. El desempeño del mercado de bonos ya enciende las alarmas.

En una nota publicada ayer, el Head of Research and Analytics de Schroders, Duncan Lamont, plantea una anomalía en el mercado de ETF de bonos, la cual se genera por un factor que mantiene en alerta al merado: la falta de liquidez en el mercado de créditos.

“Detecté ciertos factores que me causaron extrañeza en lo que respecta a ETF de renta fija durante la semana pasada. Mi post de LinkedIn acerca de este tema ya se ha convertido en viral, lo cual sugiere que no estoy solo al pensar que el desarrollo del tema merece ser considerado”, dice Lamont en el texto.

Según explica el reporte, el brote de coronavirus expuso los problemas de liquidez que se están manifestando en el mercado de bonos, y en efecto, los ETFs de ingresos fijos transan con descuentos “sorprendentes” respecto del valor neto de sus activos (NAV, por sus siglas en inglés). “Se supone que esto no debiese ocurrir”, dice Lamont.

¿Qué cambió?

“Al juntar un activo que de alguna manera carece de liquidez con un vehículo que ofrece liquidez instantánea, potencialmente las cosas no se comportarán como uno pudiese esperar”, explica el responsable de Estudios y Análisis de Schroders.

Lo anterior no es novedad para los inversionistas que optan por ETF de ingresos fijos, pero lo que sí es nuevo, según explica Lamont, es que en cuestión de días, los mercados ahora consideran dicho riesgo.

“Los spreads crediticios debiesen haber incorporado un premium más alto de liquidez durante la década pasada. Pero en un mundo donde inversionistas han sido mimados por los bancos centrales, el riesgo ha sido subvalorado. No más”, detalla el artículo.

El rol de la falta de liquidez

“El gráfico de a continuación ilustra el déficit en el grado de inversión subyacente de los bonos corporativos y ETFs, el cual es de 5.0%, de acuerdo a Refinitiv data. Pero no solamente el grado de inversión de los bonos corporativos ha sido afectado. Los déficits afloraron en varias áreas en varios momentos durante la semana pasada. Por ejemplo, en préstamos apalancados (déficit de 3.8%) y en la deuda en mercados emergentes (déficit de 4.8%). Incluso las tesorerías no han estado inmunes (déficit de 5.0%)”, explica Lamont. (Ver gráfico).

La raíz del problema, según explica Lamont, radica en el deterioro de la liquidez en los mercados de bonos corporativos frente a los años previos a la crisis financiera. Dicho en términos simples, hoy en día es más complejo comprar y vender este tipo de papeles.

“El mercado crediticio es una bestia complicada. A diferencia de los mercados bursátiles donde cada empresa normalmente tiene un tipo de acción (o a veces dos), aquí las empresas emiten muchas variedades de distintos bonos. Varían en la fecha de emisión, madurez, cupón, covenants, posición en la estructura de capital, tamaño, entre otros (...) Esto lleva a la fragmentación de la negociación de un bono de emisor y contribuye a una liquidez más limitada en cada asunto individual. Además, luego de 6 a 12 meses en que un bono ha sido emitido, los niveles en que se transa decaen precipitadamente", explica el Head of Research and Analytics de Schroders.

Esa es una de las razones que explican el deterioro de la liquidez en los bonos corporativos, lo que está generando impactos concretos en los ETFs de renta fija.

En ese sentido, Lamont detalla que existen dos maneras en que esto se vincula “al extraño comportamiento” en el mundo de los ETFs de renta fija.

“Si es que varios inversionistas tratan de vender ETF al mismo tiempo, pero los que conforman el mercado son incapaces de vender activos lo suficientemente rápido para ser capaces de hacer frente a los requerimientos de retiro, entonces el precio podría caer bajo el valor del activo. En otras palabras, si uno quisiera recuperar de inmediato su dinero, puede verse forzado a tomar un recorte en lo que se le devuelva. Esto siempre se ha planteado como un problema con cualquier vehículo donde hay una discordancia”, explica Lamont.

Sin embargo, dicho riesgo no es exclusivo de los ETFs. Los fondos mutuos que invierten en activos crediticios también están expuestos a una liquidez más baja en los mercados crediticios.

“Flujos de rescate podrían conllevar condiciones desafiantes para todos. Esto no es un hecho nuevo”, dice Lamont.

En concreto, si bien la falta de liquidez es la raíz del problema que afecta a los ETFs de bonos, el artículo concluye que la abundancia de vehículos y productos de inversión juega un rol fundamental en el desempeño de esta clase de fondos.

“La ingenuidad financiera ha traído una abundancia de vehículos, estructuras y productos de inversión que puedan cumplir con las exigencias del inversionista final. Muchos no han sido testeados en un ambiente de mercado volátil (...) Tal como lo indica en un comentario mi colega australiano, Avik Roy, en mi post en LinkedIn: La liquidez del vehículo no es relevante si es que hay problemas con los activos subyacentes. Espero que los inversionistas hayan comprendido lo que estaban comprando”, concluye Lamont.

Comenta