Habitantes por vivienda en la RM caen de 3,69 a 2,99 en 15 años

Según el comparativo entre los datos del Censo 2017 y el de 2002, el número de integrantes por morada se redujo 19%. Hoy hay una persona menos por hogar que en la muestra anterior. Asimismo -a nivel país- existe un 11% de dependencias desocupadas.




Los hogares chilenos se han ido reduciendo. Es que no sólo el número de hijos ha ido a la baja, sino que el alza de adultos mayores también ha gatillado que actualmente las casas nacionales tengan un integrante menos. Según los resultados del Censo 2017, actualmente hay 2,99 personas por hogar, un 19% menos que lo registrado en el Censo de 2002, cuando se llegaba a 3,69 habitantes; situación que ya es una tendencia. En 1960 había 5,4 habitantes por morada; en 1979, 5, para luego caer a 4,5 integrantes en 1982, y pasar a 4 en 1992. Y así suma y sigue: hoy el dato es inferior a 3.

[ze_adv position="adv_300x100" ]

"Una de las principales razones que ha generado la caída del índice de personas por vivienda, es el envejecimiento de la población. Existe una masa muy importante de gente mayor que, en general, vive sola o en pareja", explica Javier Hurtado, gerente de Estudios de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC).

Los datos arrojados por el último Censo revelan justamente que si en 1992 un 6,6% de la población tenía 65 años o más, en 2017 este indicador subió a 11,5%.

El alza en la edad de la población y la consiguiente reducción en el número de integrantes de los hogares genera un importante desafío para el sector público, pues gran parte de los planos reguladores e instancias gubernamentales de planificación no se encuentran actualizadas. "Es necesario que las políticas públicas se adapten a esas nuevas cifras. De hecho, muchos proyectos sociales y urbanos todavía consideran como estadística o cálculo a 4 habitantes por vivienda y eso ya no es cierto", dice Hurtado.

[ze_adv position="adv_300x250-A" ]

Con tal cambio -dicen en el sector- se debieran replantear algunos temas que estaban en discusión hace algunos años, como la ampliación de metros cuadrados de las viviendas de subsidio. "También será clave resolver las soluciones de densidad sin hacinamiento en las zonas centrales, para evitar casos como los de Estación Central", afirma Pablo Allard, decano de la Facultad de Arquitectura de la UDD.

Más allá de la caída en los habitantes por vivienda, el Censo 2017 también reveló que el 13% de las casas a nivel nacionales no tiene moradores, ya sea porque son segunda vivienda o están en venta. Entre ellas, los municipios de El Tabo, Algarrobo, y El Quisco, son las comunas que registran el mayor índice de viviendas desocupadas en el país, con un 73%, 72% y 65% del total de sus residencias, respectivamente.

[ze_adv position="adv_300x250-B" ]

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Investigadores descubrieron que este elemento químico afecta el lóbulo occipital del insecto, impidiendo que puedan mantener una trayectoria recta y actuar de forma rápida ante los cambios en su entorno.