¿Cómo afrontarán este invierno las empresas de servicios?

Negocio de Las Condes atiende con velas producto del corte de luz

Foto: AgenciaUno/Archivo

Que no se corte la luz y que las calles no colapsen por el agua en Santiago son quizás algunas de las principales preocupaciones de la ciudadanía.




Ya sea este un invierno lluvioso, seco o más frío, las empresas de suministros planifican cómo enfrentar las consecuencias para que cuando llegue la época más fría del año no tengan problemas en la entrega de sus servicios.

Enel Distribución presentó esta semana su plan para este invierno en el que destacó tener una mayor capacidad técnica para reducir los tiempos de recuperación cuando se corte la luz, cuadrillas que ronden zonas que pueden sufrir un irrupción del servicio ante el pronóstico de mal tiempo, poda de árboles, mejora en el canal de atención, equipos especiales para atender casas donde vivan pacientes electrodependientes y la posibilidad de la entrega de equipos generadores en forma anticipada, entre otros.

El anuncio se pondrá a prueba en los próximos meses con el antecedente de que cuando se ha cortado el suministro eléctrico, los usuarios en redes sociales no han tenido una valoración positiva a la hora de evaluar el rol de la distribuidora ante las emergencias.

Las lluvias y el viento también pueden hacer colapsar las calles de agua si el alcantarillado no está limpio. Ante eso, Aguas Andinas, como medida de plan de invierno, realizará el retiro de tres toneladas de basura de la red de colectores de aguas servidas donde se han encontrado camas, puertas, material de construcción, entre otros objetos curiosos, según cuenta la empresa.

Por otro lado, la compañía también denuncia que dentro de Santiago existen "puntos de ingreso irregulares de aguas lluvias a la red de alcantarillado, lo que genera un aumento considerable del volumen de agua en el interior de ésta", comentan.

Desde el Ministerio de Obras Públicas existe la preocupación por el mantenimiento del alcantarillado, pero también por la posibilidad de crecidas de los cauces naturales. Además, desde el MOP hacen su llamado a que los municipios intensifiquen sus labores preventivas de limpieza. Esto, en la antesala de que la cartera presente su proyecto para este invierno durante los próximos días.

En el caso de que los trabajos del sector privado, municipalidades y gobierno no haya sido suficiente y el agua se haya tomado las calles de Santiago, el Ministerio de Transporte por medio del centro de control de la Unidad Operativa de Control de Tránsito (UOCT) "puede monitorear el tránsito en tiempo real y agilizar los tiempos de semáforos para optimizar los flujos", comenta el subsecretario de Transportes, José Luis Domínguez, quien califica como vital esta medida para disminuir los tacos.

Por su parte, Metro realiza un reforzamiento en su tarea de limpieza para evitar accidentes por pisos húmedos y el monitorio permanente del estado de sus instalaciones. Además, el sistema de trenes urbanos, en días de lluvia, disminuye su velocidad "en aquellas líneas que operan a nivel de

viaducto o trinchera", explican.

Comenta