SQM continuará adelante con su plan de inversiones y dice que tiene una caja de US$ 1.000 millones

imagen-alberto-salas-19

Alberto Salas, presidente de SQM reconoció, sin embargo, que "son tiempos desafiantes y de incertidumbre para todos”. En ese contexto, la junta ordinaria se aprobó la rebaja de 25% en la remuneración de los directores.




Tiempos desafiantes y de incertidumbre. Con esos conceptos inició esta mañana su discurso el presidente de SQM, Alberto Salas, ante los accionistas de la minera no metálica. En la cita ordinaria -realizada de manera remota- el alto ejecutivo agradeció el interés por participar de parte de los accionistas, sobre todo porque “son tiempos desafiantes y de incertidumbre para todos nosotros, ya que enfrentamos una crisis mundial de salud, la pandemia global de Covid-19”.

Salas destacó que la compañía seguirá adelante con su plan de inversiones, el que para este año considera el desembolso de US$450 millones, de los cuales US$330 millones serán destinados a la expansión del negocio de la compañía relacionado con la producción de nitratos, yodo y litio.

“A medida que continuamos evaluando el entorno económico global cambiante y los impactos que podría tener en el crecimiento de la demanda de los negocios en los que vendemos, podemos encontrar prudente retrasar o modificar nuestro plan de gastos de capital para este año”, indicó.

Salas destacó la caja con la que cuenta la compañía, señalando que en este evento sin precedentes, “estamos preparados para enfrentar este desafío extraordinario”. Agregó que SQM “siempre ha mantenido un balance sólido y una política financiera y de inversión responsable. Esto se refleja en nuestras calificaciones crediticias, que han sido de grado de inversión durante más de 20 años seguidos”.

De hecho, detalló que cuentan en efectivo y equivalente por alrededor de US$1.000 millones y que el Índice de Deuda Financiera Neta/Ebitda es de 1,1x. “Recientemente, pagamos un vencimiento de bono de US$ 250 millones, que, como parte de nuestro plan financiero interno, se había refinanciado con al menos doce meses de anticipación para garantizar suficiente liquidez”, destacó. Agregó que el próximo vencimiento importante recién lo tienen en abril del año 2023, “minimizando los requisitos de efectivo en los próximos tres años”, recalcó.

En cuanto a la política de dividendos detalló que si bien apunta a maximizar los retornos para los inversionistas, “también considera índices importantes para garantizar una posición de caja saludable para la compañía”.

Y como medida adicional, la junta aprobó disminuir en un 25% la parte variable de las remuneraciones del presidente, vicepresidente y demás directores y de los miembros del comité de directores de la firma. También se acordó diseñar un presupuesto de gastos de US$ 250 mil y no los US$ 825.000 que se había planteado inicialmente.

Enfrentar la pandemia

Salas destacó que hasta la fecha, SQM no ha tenido un impacto material relacionado con el brote del coronavirus y que han tomado varias medidas de preocupación en sus faenas. Detalló que han flexibilizado la jornada de trabajo para horarios de llegada y salida, junto con el incentivo del trabajo desde la casa cuando sea posible; han fortalecido los protocolos de higiene personal y de limpieza de las faenas, casinos y oficinas; y que se redujo significativamente los viajes nacionales y al extranjero, junto con el establecimiento de cuarentena obligatoria a quienes lleguen de destinos de alto riesgo.

“En las faenas se están implementando medidas adicionales para cuidar a nuestros trabajadores y contratistas, así como a las comunidades aledañas a las operaciones”, señaló en la junta ordinaria de la compañía.

Comenta