Antonio Errázuriz, presidente de la CChC: “Problemas como el acceso a vivienda se han mantenido sin solución por demasiado tiempo”

El timonel de esta entidad, adelantó detalles de la décima versión de la Conferencia Internacional de Ciudad, que se realizará entre el 6 y 8 de julio, y que este año debatirá sobre cómo construir una ciudad justa.




“Abramos el diálogo para lograr el acceso a la vivienda y a una ciudad justa”. Ese es el llamado que este año buscará visibilizar la décima versión de la Conferencia Internacional de Ciudad, organizada por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), en colaboración con Corporación Ciudades.

El evento tendrá tres días de conversaciones (6, 7 y 8 de julio) en un formato 100% online, el cual podrá ser seguido de manera gratuita registrándose en el portal www.conferenciaciudad.cl. El conversatorio se dividirá en tres grandes temas, cada uno con una exposición principal, una reflexión y un panel de conversación para profundizar y debatir sobre la temática.

La instancia estará marcada por los desafíos que presenta la vivienda y una ciudad justa en tiempos de crisis, precisamente la misma que vive actualmente nuestro país que, además, se alista para iniciar un proceso constituyente.

En relación al actual panorama que enfrenta la industria, Antonio Errázuriz, presidente de la CChC, señala a Pulso que alcanzar una ciudad justa en la actual contingencia solo se puede lograr “poniendo en el centro de la discusión a las personas y sus necesidades, de modo que, más allá de las visiones que cada uno tenga, seamos capaces de avanzar en respuestas concretas para un problema tan urgente como es el acceso a vivienda y a mejores ciudades. Y, para ello, a su vez, se necesita que estemos dispuestos a dialogar y a construir los acuerdos que sean necesarios”.

¿Qué papel jugará la redacción de la nueva Constitución en lo relativo a vivienda y equidad territorial? Un papel muy importante, porque pondrá estos temas en el debate nacional y como uno de los elementos centrales que se necesitan para construir entre todos un mejor país, que es el objetivo al que todos debemos apuntar.

¿Qué tanto hizo retroceder la pandemia los esfuerzos por lograr una ciudad más equitativa? La pandemia solo vino a visibilizar un problema que como país arrastramos desde hace años y que no hemos sido capaces de resolver. El déficit de viviendas y los barrios altamente deteriorados no aparecieron con la pandemia, sino que mucho antes, por efecto de fenómenos como el énfasis que se dio a la producción de viviendas sin mirar su mejor inserción en la ciudad y la falta de una planificación urbana que tenga por objetivo velar por el acceso a una vivienda y a un entorno de calidad.

Una queja constante de las personas es que las ciudades crecen, pero sin las debidas áreas verdes. ¿Cómo cree que podemos mejorar este talón de Aquiles? La falta de áreas verdes es uno de los problemas que enfrentan a diario miles de personas en nuestras ciudades. Otros tienen que ver con seguridad, movilidad, infraestructura urbana, acceso a bienes y servicios públicos, etc. Y ante todos ellos se necesita, primero, la voluntad de querer resolverlos con la urgencia necesaria y, segundo, buena planificación urbana, y probablemente, una nueva mirada sobre la generación de los recursos municipales.

¿Cuáles son los principales desafíos para el mundo de la construcción en este nuevo Chile que viene en los próximos años? Ser parte de las soluciones. Porque a pesar de los avances logrados en las últimas décadas, demasiados problemas de las personas, como este mismo tema del acceso a vivienda y a mejores ciudades, se han mantenido sin solución por demasiado tiempo. Y para ello, además, seremos activos promotores de la paz social, el diálogo y los acuerdos que privilegien el bien común.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.