Aumenta volumen de pedidos en apps de despacho a domicilio y mayor demanda se concentra en el sector oriente

TEMATICAS DE BICIMOTOS REPARTIDORES DE COMIDA

Alimentos y fármacos concentran la mayor de la demanda en las aplicaciones de Rappi y Pedidos Ya. En tanto, Uber Eats experimentó un aumento en el número de comercios asociados.




Ya son casi dos semanas desde que el gobierno de Sebastián Piñera decidió decretar la cuarentena total en siete comunas de Santiago para contener la propagación del Covid-19, primero fueron Lo Barnechea, Vitacura, Las Condes, Providencia, Ñuñoa, Santiago e Independencia. Sin embargo, al cabo de una semana lo que partió como una medida focalizada en su mayoría en el sector oriente de la capital, se extendió incluso hacia otras regiones.

Son muchos los actores que alertan sobre lo golpeada que será la economía con la propagación del virus, y muchos más son los que dicen que el mayor daño lo sufrirán las pequeñas y medianas empresas, sobre todo aquellas concentradas en el sector comercio. De acuerdo a la última medición de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), eran cerca del 80% de las empresas de la Región Metropolitana que aseguraban haber experimentado una merma en las ventas desde la llegada del coronavirus, un 23%, en tanto, se declaraba en riesgo de cerrar su negocio.

Bien lo decía el ministro de Hacienda, Ignacio Briones “el efecto del virus será profundo pero transitorio”, y en esa misma línea lo secundaba su par de Economía Lucas Palacios, quien explicaba en más de una oportunidad que esto iba a impactar profundamente al aparato productivo del país, y que sobre todo “enfriaría el comercio, los servicios y la recreación”.

Bajo esta lógica y considerando que el mismo Banco Central anticipa que 2020 será un año muy malo desde todo punto de vista, con un mercado laboral deprimido y un consumo que podría contraerse hasta un 1,9%, son varios los mecanismos que se están utilizando desde el comercio para amortiguar el mayor impacto de la crisis. Es así como el servicio de despacho a domicilio de comida, alimentos, artículos de primera necesidad e incluso medicamentos, se ha convertido en el modus operandi del sector para sobrevivir en cuarentena.

“Hemos experimentado un crecimiento de 120% en la categoría Mercado, con especial aumento de la demanda de supermercados y farmacias”, destaca el gerente general de Rappi Isaac Cañas, quien precisa además que los almacenes y verdulerías asociados han tenido un aumento en el volumen de sus ventas cerca del 200% respecto a un día normal.

En tanto, desde Uber Eats, el gerente general para el Cono Sur, Jordi Suárez apunta que el sector de restaurantes se ha visto significativamente golpeado por la contingencia, por lo que indica que el número de comercios asociados en los últimos días ha experimentado un significativo aumento. Así, comercios como El Honesto Mike, el restaurante del Hotel Bidasoa en Vitacura y la pizzería Bar Domani son algunas de las últimas vinculaciones.

Por otro lado, y si bien insisten en que la demanda ha sido variable, precisan desde Pedidos Ya, que no ha existido un impacto en los volúmenes de ventas, pero que “el mayor movimiento es en los pedidos a otras verticales que no son restaurantes, sino que se han concentrado en farmacias y supermercados”.

Desde Fork -servicio de comida de gourmet-, su gerente general Víctor Arriola dice que la compañía ha registrado un aumento en la venta a través de su canal digital triplicándose durante las últimas dos semana de cuarentena, “esto se debe a que las personas han preferido comprar comida a través de delivery para no tener que salir”. Así, indica que la mayoría de los pedidos se han concentrado en las comunas de La Reina, Las Condes, Lo Barnechea, Macul, Providencia, Santiago, Vitacura y Ñuñoa.

La mirada de los repartidores

Carlos Fuentes, es venezolano y desde que llegó a Chile, hace dos años, ha utilizado Uber Eats para generar ingresos. “Sí he visto que muchos repartidores en la calle y estamos trabajando full,, afortunadamente estos días he tenido bastante trabajo y todo ha sido llevando pedidos por Las Condes, Vitacura, todo el sector oriente por ahí es donde más piden por estos días”, cuenta.

Pero la mirada de su par de Uber Eats Brayan Salazar, inmigrante también, no es la misma, si bien reconoce que la mayoría de las entregas que ha hecho desde que se aplicó la cuarentena se han concentrado en el sector oriente “salen muy pocos pedidos en restaurantes, somos muchos repartidores y no en todas las aplicaciones están pagando bien”, por ejemplo, explica que “este delivery me lo va a pagar en $1.400 cuando normalmente se debería pagar cerca de los $2.000. Si antes yo en un día podía hacer $50.000, ahora con suerte hago $10.000 y eso es trabajando desde temprano hasta la noche”.

Jefferson Rojas, de Rappi dice verse afectado con el cierre de los comercios “el problema no es que no haya pedidos, porque sí los hay, el tema es que los comercios están todos en su mayoría cerrados y cuando uno va a un OkMarket, o un Oxxo, por ejemplo, se encuentra que no puede comprar y tiene que pedirle al cliente que cancele la aplicación y eso pérdida para uno”.

De acuerdo al datos del INE, en el trimestre móvil de diciembre - enero 2020, los ocupados informales aumentaron 8,0%, respecto al año anterior, esto impulsado por el sector comercio (11,3%) y transporte (17,2%). “No creo que la informalidad en general aumente mucho en adelante, pero el delivery como fuente de ingreso está aumentado significativamente y lo va a seguir haciendo, va a seguir absorbiendo toda esa mano de obra que no está en el mercado formal”, explica el economista de Libertad y Desarrollo Tomás Flores.

Comenta