Cambios al modelo y más deuda, los riesgos tras el plebiscito que ven en bancos de inversión y clasificadoras

Foto: Agencia Uno.

Bancos, clasificadoras de riesgo y una consultora coinciden en que el amplio margen de triunfo del “Apruebo” y “Convención Constitucional” aumenta las opciones de transformaciones relevantes del modelo. En ese marco, creen que habrá más dificultades de equilibrar las cuentas públicas, lo que podría preocupar a los inversionistas.




JPMorgan: nerviosismo por el tono del debate constitucional

“Sin sorpresas, Chile inicia el camino hacia una nueva Constitución”, se titula el informe en el que JPMorgan informaba este lunes mismo del resultado del plebiscito a sus clientes. En un segundo reporte el banco estadounidense profundiza su análisis y plantea que el margen contundente de la victoria de “Apruebo” y “Convención constitucional” tiene importantes implicancias.

“El mayor nivel de aprobación que ambos tuvieron podría deteriorar marginalmente el sentimiento del mercado”, asegura el equipo liderado por Diego Celedón, estratega de equity de la entidad, argumentando que el desenlace de la consulta electoral refuerza la visión de que habrá “incertidumbre sobre el tono de la discusión constitucional”.

De esta manera, reconocen que “un resultado más equilibrado podría haber apuntado a una discusión constitucional más moderada”, pero ante el escenario actual aseguran que la incertidumbre “prevalecerá hasta la elección de los miembros de la convención”.

Bank of America: freno al consumo privado y la inversión

Riesgos de cambios más profundos al actual modelo económico, deterioro del equilibrio fiscal e incertidumbre que pondrá en pausa el consumo privado y la inversión, son algunos de los impactos que Bank of America (BofA) prevé tras el plebiscito.

El banco de inversión considera que el amplio margen con el que triunfó el Apruebo entrega apoyo a los partidos de oposición para modificar el modelo económico de Chile. “La nueva Constitución probablemente implica: (i) un período de incertidumbre de dos años que mantiene a raya el consumo privado y la inversión, y (ii) el deterioro del equilibrio fiscal, ya que la nueva Constitución probablemente tendrá más derechos sociales y, por lo tanto, un mayor gasto”, sostiene BofA.

En ese marco, el equipo liderado por la economista para Chile de la entidad, Ana Madeira, anticipa que el peso chileno se debilitará frente al dólar en los próximos días ante los resultados que reflejaron un apoyo del Apruebo más amplio de lo esperado.

Bolsa de Santiago se acopla a mercados globales en jornada post plebiscito
Cámara Chilena Norteamericana de Comercio destaca gran participación en Plebiscito y valora institucionalidad democrática de Chile
Los efectos del plebiscito para las acciones, el dólar y la inflación, según BofA

Goldman Sachs: validación de un Estado más grande

La holgura entre la convención constitucional y la convención mixta sorprendió a Goldman Sachs, que le otorga a ese factor un rol fundamental en el ánimo del mercado en el mediano plazo.

“El resultado sugiere un amplio apoyo para cambios más profundos en la Constitución, ya que los miembros del Congreso en una Convención Mixta probablemente servirían como una fuerza de equilibrio”, explica el banco de inversión.

En ese marco, consideran que probablemente se termine “validando un Estado más grande y una red de seguridad social más amplia, agregando más presión sobre la trayectoria fiscal en deterioro. Por lo tanto, esperamos que los mercados reaccionen negativamente al resultado”.

Eso sí, el banco de inversión destaca que la mayoría requerida de 2/3 para la aprobación de cada artículo que componga la nueva Constitución “debería limitar la probabilidad de cambios radicales”.

Moody’s: presión sobre gastos por mandato constitucional

A la luz de los contundentes resultados del plebiscito, Moody’s partió por destacar los riesgos a mediano plazo, asegurando que “cambios materiales en el marco legal incorporado en la Constitución podrían afectar negativamente tanto el sentimiento de los inversionistas como las tendencias de gasto del gobierno”.

De acuerdo con la agencia, se podrían llegar a establecer “prioridades de política que son fundamentalmente diferentes de las que existen actualmente”, debido a un impulso a la “expansión significativa de los derechos sociales garantizados”, aumentando el gasto gubernamental por “mandato constitucional”.

De todas maneras, el equipo que lidera Ariane Ortiz-Bollin, analista de la calificación soberana de Chile, precisa que su escenario base es otro. Para ellos, la probabilidad de cambios institucionales importantes y fundamentales es de baja a moderada", esto porque “existe un amplio apoyo público para preservar elementos clave del modelo económico de Chile”.

Fitch: más incertidumbre se suma a un año de elecciones

Para Fitch, Chile enfrenta riesgos relevantes en el mediano plazo, no solo por el proceso constitucional que se abrió con el plebiscito, sino que también por las múltiples elecciones que tendrán lugar en el país el próximo año.

Este escenario cargado de incertidumbres podría desencadenar un freno, tanto las perspectivas de inversión, como de recuperación económica post crisis del coronavirus, se acuerdo con lo que plantea Richard Francis, analista que da seguimiento a la calificación soberana nacional en la agencia en cuestión

En Fitch, además, se comparte la proyección de presiones adicionales sobre el gasto fiscal, a lo que Francis agrega la posibilidad de que se “pospongan los ajustes fiscales estructurales que serían esenciales para estabilizar la deuda con respecto al PIB”. Afirma, en todo caso, que todos esos riesgos están incorporados en la rebaja de calificación soberana que aplicó el 15 de octubre pasado.

Capital Economics: un Estado con un rol más relevante en la economía

“El camino por delante está lleno de incertidumbres y volver a redactar la Constitución será un proceso complejo”, señala Capital Economics en un informe donde explica a sus clientes el proceso que se avecina en Chile y las transformaciones que se avecinan.

“El Estado parece estar listo para jugar un papel más importante en la economía”, consiga Nikhil Sanghani, economista para América Latina de la entidad, destacando que esto “podría impulsar el lado de la oferta de la economía y el crecimiento potencial”, mientras que “la reducción de la desigualdad de ingresos puede ayudar a impulsar la demanda agregada”

Sin embargo, la consultora británica también plantea que hay riesgos a la baja, indicando que una mayor intervención estatal podría conducir a una mala asignación de recursos y una disciplina fiscal más débil". De hecho, anticipan que la deuda pública va a pasar del 35% actual al 50% del PIB, lo que preocuparía a los inversionistas.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.