CChC presenta propuestas para actualizar sistema de concesión de carreteras

Imagen RUTA68657

SALIDA DE AUTOMOVILES POR LA RUTA 68 HACIA LA COSTA. FOTO: RUDY MUÑOZ / LA TERCERA.

Redefinir el modelo de negocios para dar mayor flexibilidad a los contratos y modificar los criterios de incrementos de tarifas son algunas de las propuestas.




La Cámara Chilena de la Construcción (CChC) está mirando con atención el lento avance del plan de concesiones elaborado por el gobierno para el actual periodo de administración. No solo porque, a juicio del gremio, reactivar este proceso permitirá volver a dar un impulso al país en materia de crecimiento y otros indicadores, sino también porque ven una oportunidad para modernizar el sistema.

Con este objetivo en mente, la CChC elaboró una serie de propuestas para que sean incluidas en el plan que lidera el Ministerio de Obras Públicas (MOP), principalmente en el proceso de relicitación de carreteras cuyos contratos, en algunos casos, fueron elaborados en la década del 90.

El gremio sostiene que será fundamental tomar medidas como redefinir el modelo de negocios que se utilice en la relicitación de proyectos viales. Esto, dado que en la actualidad se ha reducido significativamente el número de oferentes. "Hay que definir los mejores modelos de negocios que permitan atraer al mundo privado y que permitan distribuir de manera adecuada los riesgos que tienen los proyectos", dice Vivian Modak, presidenta del Comité de Concesiones de la CChC.

En ese sentido, Modak indica que es fundamental un modelo de negocios que otorgue mayor flexibilidad a los contratos para adaptarlos en el supuesto que se necesiten nuevas obras -reducir las negociaciones posteriores- y que también sea garante para la infraestructura del futuro.

Para ello, plantea definir una política tarifaria bajo el principio de que "el que usa paga", con lo cual es la infraestructura la que paga nuevas obras. "Es relevante preservar el pago de tarifas", indica. "Si bajáramos las tarifas a cero, no tendríamos ningún patrimonio de donde sacar los dineros para dar garantías a las nuevas infraestructuras que se tienen que construir", explica Modak. Por eso, señala, es importante evitar que los recursos que genera una infraestructura se destinen para otros fines.

"Hoy cada vez más uno escucha que quieren no más TAG o tarifa cero, y esa es una mirada de bastante corto plazo (...) Tenemos que definir una política tarifaria que permita que este sistema pueda seguir existiendo, optimizándose y actualizándose", comenta.

Otra de las propuestas del gremio es redefinir las estructuras tarifarias incorporando elementos como congestión interurbana, condiciones suburbanas. También actualizar los criterios de incrementos de tarifas.

"La definición de las tarifas para la Ruta 5 debiera ser con una mirada ampliada para que coexistan el transporte carretero, ferroviario y aéreo", señala. "En el caso de las relicitaciones, es muy importante que vengan sin ingresos mínimos garantizados (IMG), porque es una herramienta para que los bancos o entidades financieras miren con buenos ojos el proyecto. Se hicieron con IMG al inicio porque no se sabía cuánto iban a ser los ingresos reales, pero todas las concesiones interurbanas que están relicitando, tienen historia de tráfico y pago por uso, y por lo tanto, no es un requisito", plantea.

Modak señala que para nuevos proyectos como trenes, por ejemplo, es fundamental contar con la herramienta de IMG.

Adicionalmente, la CChC propone adecuar la institucionalidad para llevar a cabo el plan de concesiones, reforzando y reorganizando los recursos profesionales, así como rediseñar los procesos de aprobación de proyectos en la Dirección General de Concesiones. "Ocurre en muchos casos, en ampliaciones de contrato o proyectos de iniciativa privada, que terminas el estudio de demanda después de un año de trabajo, y recién va a una revisión del Ministerio de Desarrollo Social o Sectra, que son las entidades revisoras, y ellos responden, porque están llenos de requerimientos, otro año después", comenta.

Comenta