Chile y EE.UU: mismos problemas, diferentes resultados




En 2020, Chile y EE. UU. enfrentaron 3 eventos importantes que afectaron negativamente sus economías. Estos hechos que causaron estragos, pánico y pérdida de renta fueron: estallido social, Coronavirus y el desplome de los mercados. Vale la pena señalar que si bien los dos primeros fueron las causas del tercer evento, los mercados de Chile y Estados Unidos tuvieron reacciones muy diferentes a los hechos que siguieron a un debate político (estallido social) y una batalla invisible (Coronavirus). Lo que quiero decir, es que mientras la reacción exagerada y el desplome en los mercados de renta variable americanos allanaron el camino para un rebote de la economía en forma de V (que probablemente se convertirá en un caso de estudio de MBA durante muchos años), en Chile pasamos la mayor parte de 2020 hablando de lo baratas que eran las acciones, pero no hubo entusiasmo y no se creía en una recuperación a corto plazo.

Por lo tanto, en Chile tuvimos una recuperación en forma de U, ya que el rally real en las acciones solo comenzó en noviembre del año pasado. Es interesante que ante problemas similares: uno interno (político) y uno externo (Covid-19) la cautela y el miedo dominaron el sentimiento local y muchos, incluso, decidieron llevar dinero al exterior e invertir en el mercado estadounidense. No creo que veamos una repetición de esa situación en 2021.

Los mercados de Estados Unidos y Chile podrían continuar desacoplándose este año a medida que el peso (CLP) se aprecia, los inversionistas extranjeros comienzan a regresar al mercado chileno y el calendario de elecciones toma una relevancia secundaria. Sí nos preocupa la política, pero el proceso se ve pacífico y (al menos por ahora) parece que el sentido común y la moderación podrían prevalecer el 11 de abril cuando votemos por los 155 miembros de la Asamblea Constituyente.

Existe un concepto que denomina la desconexión entre Wall Street y Main Street o el ciudadano de pie. En Chile no hubo desconexión el año pasado. Los lockdowns, las cuarentenas forzadas y el distanciamiento social tuvieron un impacto negativo y duradero en el IPSA. Lo contrario sucedió en los EE. UU. donde el S&P y NASDAQ subieron a máximos históricos.

¿Chile está de moda? ¿Es el volumen IPSA un buen indicador de interés?

Ahora parece que Chile vuelve a estar de moda. El dinero extranjero ha vuelto y quizás las AFP’s que actualmente tienen un poco más del 7% de exposición a la renta variable local, con la exposición más baja de los últimos 10 años, podrían estar buscando oportunidades. ¡Sin mencionar que los mercados de capitales están bien activos!

Es posible que el mercado de renta variable local esté en un punto de inflexión. Creo que la venta que tuvimos en el IPSA en las últimas semanas fue puntual, ya que hubo miedo por posibles atrasos con las vacunas, más temores de shutdown y finalmente venta de acciones locales para cambiar locación de portafolios. Esta venta, en mi opinión, se presenta como una nueva oportunidad de compra para todos los que han perdido el timing del primer gran rally del IPSA que empezó en Noviembre de 2020.

Executive Director de Renta Variable

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.