Codelco enfrenta exigente calendario de deudas y advierte por futuro de sus proyectos

Octavio Araneda

El presidente ejecutivo de la estatal, Octavio Araneda, sinceró el complejo momento que atraviesan por el coronavirus, donde uno de los principales efectos ha sido la brusca caída del cobre, que este lunes presentó su nivel más bajo desde 2016.




Un escenario completamente diferente al planificado originalmente es el que deberá enfrentar este año Codelco, y en particular, su CEO, Octavio Araneda. El desplome del cobre en los mercados internacionales -que el lunes cerró en US$2,09 por libra, el menor nivel desde mediados de 2016- pone en duda no solo la capacidad de seguir generando recursos para el Estado, sino que también, la viabilidad de los proyectos de desarrollo que lleva adelante.

A esto se suma otro elemento, que son los vencimientos que la minera deberá enfrentar, y que alcanzan los US$860 millones.

En medio de este escenario, el presidente ejecutivo de Codelco, Octavio Araneda, se refirió este lunes a la situación actual que atraviesa la empresa en una carta enviada a los trabajadores, en la cual sinceró su preocupación. “Quiero ser franco con ustedes: esta emergencia está afectando drásticamente la actividad empresarial y minera, lo que generará un impacto muy significativo en la economía del país”, sostuvo.

Uno de los principales focos del mal momento que vive la estatal es la baja en el precio del cobre -que ayer cerró en US$2,09 la libra, el menor nivel desde 2016-, el que ha tenido una variación de anual de 25% y se encamina a ser el peor desempeño trimestral desde 2008.

Al respecto, Araneda señaló que “la severa caída en el precio del cobre ―de casi 40 centavos por libra solo en lo que va de marzo― pone en duda nuestra capacidad de generar recursos y cuestiona también la viabilidad de algunos de los proyectos que hasta ahora impulsábamos con vigor”.

La estatal está desarrollando diversos proyectos, donde se destaca Nuevo Nivel Mina El Teniente, que a fines de diciembre tenía un avance del 54%, Chuquicamata Subterránea con 94% de avance y Traspaso Andina, que en 2019 completó un 80% de sus obras.

Codelco también está avanzando con otros proyectos, pero en etapas más retrasada como Rajo Inca, en la División El Salvador; Desarrollo Andina y Sulfuros RT II. En Ecuador siguen intentando avanzar con Llurimagua, el que ha estado retrasado por conflictos en ese país.

En su última sesión, el directorio de la cuprífera aprobó un presupuesto de inversiones para 2020 por US$3.650 millones, con el objetivo de avanzar en proyectos estructurales, iniciativas de continuidad de operaciones y otros vinculados a exploraciones e innovación.

Reacciones

Para el ministro de Minería, Baldo Prokurica, la decisión de Codelco de posiblemente aplazar proyectos es una descripción de lo que significa que el precio se haya desplomado. “Esto por supuesto que van a significar ingresos mucho menores y al tener ingresos menores, los aportes que la empresa hace al fisco se van a disminuir considerablemente”.

Sin embargo, agregó que cuando desaparezca la pandemia, la actividad económica del mundo debiese mejorar.

La sinceridad de Araneda fue valorada por el presidente de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), Diego Hernández, quien sostuvo que lo importante ahora es generar caja en el corto plazo.

“Todos los gastos que se pueden postergar hay que postergarlos. Hay que concentrarse en lo que va a generar caja en el corto plazo. Es razonable que proyectos se aplacen”, dijo.

Yendo un poco más allá, Hernández hizo un llamado a las empresas y sindicatos: “Este es un periodo en el que la responsabilidad, pero también la habilidad y experiencia de la administración superior de las empresas mineras y la madurez de las cúpulas sindicales van a ser gravitantes para definir el futuro de cada una de las empresas mineras”.

Vencimiento de deuda

A pesar de que este pueda ser el principal frente de Codelco estos días, también enfrenta un exigente calendario de vencimientos de deuda, que para este año suman US$860 millones -de acuerdo con información pública a septiembre de 2019- y US$787 millones en 2021.

De estos, US$465 millones en 2020 y US$559 millones en 2021, son deuda bancaria que podría ser refinanciada, explicaron desde la estatal.

Respecto a las fechas de vencimiento para este año, estas están programadas en distintos meses del año, concentradas en septiembre y noviembre.

En enero 2020, Codelco levantó US$2.000 millones en bonos a 10 y 30 años y esos recursos han permanecido en la caja. En relación a lo último, al 30 de septiembre de 2019 (última información pública), la estatal estaba con una posición sólida de caja.

“La emisión de enero por US$2.000 millones nos favoreció en mantener esos muy buenos niveles de liquidez que nos permiten enfrentar la contingencia actual de la mejor manera”, dijeron desde Codelco.

Comenta