Regulación sobre bienes esenciales que pueden ser vendidos en las comunas con cuarentena divide al comercio

Regulación sobre bienes esenciales que pueden ser vendidos en las comunas con cuarentena divide al comercio

La Cámara de Comercio de Santiago (CCS) resaltó la necesidad de poner orden y zanjar un debate que se ha extendido por demasiado tiempo, mientras la Cámara Nacional de Comercio (CNC) sostuvo que no es necesario mayor regulación, ni nuevas normas.




En medio la polémica por la definición de los bienes esenciales que pueden ser vendidos en las comunas que están en cuarentena, y por tanto, de los locales que tienen autorización para permanecer abiertos y la cantidad de trabajadores que están facultados para ejercer sus labores de forma presencial, incluidos los delivery, los dos principales gremios del comercio manifestaron visiones dipares.

El martes era el plazo que el gobierno se había autoimpuesto para definir cómo reducir la cantidad de trabajadores esenciales y con ello el flujo de personas en las calles.

Esto debido a que de acuerdo al Ministerio de Economía era poco viable definir los bienes esenciales.

Ante esta indefinición, la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), pidió al Presidente, Sebastián Piñera, que encomiende a los ministros de Hacienda, Ignacio Briones y de Economía, Lucas Palacios, “conducir y resolver el debate sobre el carácter esencial de los productos que puedan comercializarse durante el periodo de restricción de desplazamiento establecido por la autoridad sanitaria, como una forma de poner orden y zanjar un debate que se ha extendido por demasiado tiempo, generando incertidumbre y confusión entre los agentes económicos, los consumidores y las propias autoridades fiscalizadoras”.

El presidente de la entidad gremial, Peter Hill, señaló que “en tiempos de crisis uno de los grandes aportes que puede generar la autoridad es la claridad de las reglas, lo que lamentablemente no ha ocurrido en este caso, en que han primado las contradicciones, incertidumbres y falta de precisión entre las diversas autoridades que se han referido a la materia”.

Añadió que ¨lo más grave, es que esta indefinición ha permitido que muchas autoridades fiscalizadoras intermedias, alcaldes, inspectores municipales y de salud interpreten desde sus propias opiniones personales o intuiciones lo que se estima producto esencial, generando amplios márgenes de discrecionalidad y, en muchos casos, arbitrariedad e incluso conductas ilegales”.

Peter Hill aclaró que “en la legislación chilena no existe una definición de lo que se considera bien esencial, ni en tiempos de normalidad ni en estados de excepción, por lo que todas las infracciones que han sido cursadas carecen de fundamento jurídico”.

Reacción de la CNC

Ante ello la Cámara Nacional de Comercio (CNC) respondió señalando que “ante diversas iniciativas que aparecen de tiempo en tiempo solicitando la regulación de los bienes esenciales, la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile se ha mantenido en la línea de trabajo mancomunado con el gobierno y resolviendo con las autoridades los problemas que se han ido presentando”.

Al respecto sostuvo que “en este sentido, no es necesario mayor regulación ni nuevas normas para resolver los problemas puntuales que sabemos que existen. Lo importante es que los funcionarios encargados de la fiscalización apliquen de manera adecuada los protocolos y normativas que ha estado dictando y actualizando constantemente el gobierno a través del Ministerio de Economía”.

Ministro de Economía

En tanto el ministro de Economía, Lucas Palacios, señaló hoy que debido al trabajo en conjunto que se realizó con los gremios empresariales y el Ministerio del Interior se logró bajar la cantidad de personas que circulan en las calles desde 2 millones a cerca de 900 mil personas.

“El objetivo de las restricciones de movilidad es disminuir la cantidad de personas que transitan en las calles. En ese contexto se han habilitado algunas industrias que tienen que trabajar porque entregan bienes esenciales. En Santiago hace más de 40 días se informó que habían cerca de 2 millones de personas habilitadas para trabajar, esa cifra ahora bajó a 970 mil y eso ha ido permitiendo disminuir los contagios”, indicó.

Respecto al despacho de bienes y servicios, el secretario de Estado dijo que hay cerca de 15 mil personas que hacen este tipo de trabajo. “Una cosa es la producción de bienes y servicios y lo otro es el traslado de servicios, y nosotros hemos promovido el delivery”, dijo el ministro en relación a la poca viabilidad que para ellos tiene el definir qué son bienes esenciales.

Con esto, el gobierno busca aclarar las discrepancias surgidas entre la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martolle quien había dicho que Economía definiría los bienes esenciales para el hogar y con ello reducir la cantidad de personas en circulación. Sin embargo, el titular Economía descartó de plano esa idea, ya que a su juicio era poco viable hacer ese tipo de definiciones.

Comenta