Cómo será Codelco en tiempos de Boric

Marcela Hernando

Marcela Hernando, ministra de Minería.

Ya habría lista corta. Si bien el foco inicial del gobierno está puesto en nombrar al próximo presidente de la estatal y a dos directores, tras ello los desafíos son hacerle frente al alto endeudamiento, acelerar la tecnologización y sumar más participación de trabajadores. “Una vez que el directorio esté completo, vendrá la designación del presidente ejecutivo, con lo que será posible actuar más en relación con estas prioridades”, señala la ministra de Minería.


La semana pasada, a días de dejar la presidencia, Juan Benavides se reunió con la ministra de Minería, Marcela Hernando. Junto a ejecutivos de Codelco, le hizo una presentación donde básicamente delineó el estado actual de Codelco. Fue una relación de datos que daban cuenta de la situación financiera y administrativa de la estatal.

El 10 de marzo, la principal minera de Chile y del mundo se quedó sin mandamás. Benavides renunció al cargo dos meses antes de lo que establecía la ley. Desde ahí en adelante, el gobierno ha acelerado la búsqueda de un sucesor. El miércoles, Marcela Hernando junto al ministro de Hacienda, Mario Marcel, concurrieron a La Moneda para presentar al Presidente Boric una lista de mujeres que podrían llegar a la mesa. Hoy hay solo una representante femenina en el directorio, la abogada Patricia Núñez, que termina su período en 2025. Antes de ella estuvo en la mesa, Laura Albornoz, entre 2014 y 2018.

“Estamos comenzando nuestra administración y una de las primeras medidas es el nombramiento del presidente y dos integrantes del directorio de Codelco, una definición que es privativa del Presidente Gabriel Boric”, señala a Pulso la ministra Hernando. Hoy, de los nueve integrantes, tres son nombrados directamente por el Presidente. De la administración anterior están, además de Benavides, los exministros Felipe Larraín y Hernán de Solminihac.

Hasta el cierre de esta edición, el gobierno manejaba una lista corta de nombres para presidir la estatal. Aún no está definido quién llegará al cargo, pero fuentes del Ejecutivo enfatizan que la decisión se tomará en los próximos días.

Hernando explica que, además, “los sindicatos han tenido vacantes dos representantes hace bastante tiempo, esperamos que dichos cargos puedan ser nombrados también”. Los sindicatos pretenden, después de casi dos años sin representantes, poder presentar sus candidatos a Boric en abril, dijeron esta semana.

“Una vez que el directorio esté completo, vendrá la designación del presidente ejecutivo, con lo que será posible actuar más en relación con estas prioridades”, añade la la ministra de Minería. Desde septiembre de 2019 que ese puesto, el principal cargo ejecutivo de la minera estatal, lo ocupa el ingeniero civil en Minas Octavio Araneda.

Hoy en el mercado repiten la idea de que con Codelco no se puede improvisar. “Hay que ser bien fríos en el cálculo de que es una de las principales fuentes que tiene el Estado para financiarse. Se necesita una empresa muy rentable y los que deberían estar en el directorio son quienes lleven a que la empresa sea el mejor negocio para el país”, indica el gerente general de Gestión y Economía Minera (GEM) y miembro de Cesco, Juan Ignacio Guzmán. “Administrar compañías es una cosa muy compleja, y Codelco aún peor “, añade un exdirector de la estatal. Tal es así que encontrar nombres idóneos para el cargo no ha sido simple para la nueva administración.

Varias fuentes contactadas refuerzan ese punto. Codelco representa el 31% de la producción nacional de cobre; el 17% de todas las exportaciones del país, y en 2021 sus excedentes equivalieron al 9% del presupuesto nacional de este año. A nivel mundial, es el 8% de la producción de cobre y concentra el 5,4% de las reservas globales del mineral.

Definiendo prioridades

El programa del Presidente Boric nombra solo una vez la palabra Codelco. Básicamente en el acápite de medioambiente. “Aprovechar la experiencia acumulada, en Enap, buenas experiencias del mundo privado y eventualmente Codelco, será fundamental para acelerar el desarrollo tecnológico en la producción y las logísticas de almacenamiento y transporte”, se lee.

El 2021 fue un año récord. La compañía reportó sus mayores excedentes de la década, superiores a los US$7.300 millones y entregó al Fisco, US$5.548 millones. El boom del cobre y un mayor foco en el negocio impulsaron sus finanzas. El año pasado, el cobre subió 25,2%, hasta los US$4,396 la libra. Sin embargo -dicen los especialistas-, la sustentabilidad no está garantizada. Falta saber navegar correctamente en períodos de normalidad.

La ministra Hernando asegura que la principal preocupación del gobierno actual es el nivel de endeudamiento que presenta la firma. “A partir de la implementación del nuevo gobierno corporativo, Codelco ha ido readaptando sus estructuras y procesos, y se han dado avances, pero hay cosas que siguen pendientes. Como gobierno nos parece que una de las prioridades es enfrentar el endeudamiento, que generó la puesta en marcha de los proyectos estructurales, porque en ese momento la situación de finanzas públicas llevó a la empresa a financiar estos proyectos con deuda que debemos seguir pagando”, destaca.

Si bien la estatal refinanció sus pasivos de corto plazo, hoy es la minera más endeudada del mundo. Sus deudas llegan a los US$17.000 millones.

Codelco, en líneas generales, está obligada a recurrir a deuda para crecer. Todos sus excedentes van al Estado y solo en algunas condiciones el gobierno ha accedido a capitalizarla. “Gran parte de su inversión, me atrevería a decir que más del 90%, son con deuda. Y hoy Codelco no puede elevar ese indicador”, dice Juan Ignacio Guzmán.

Todo esto en una industria donde los grandes competidores de la firma son players privados. “Se está en un momento crítico, porque sin los proyectos la producción empieza a caer. No hay más holguras, y eso es fundamental que el nuevo gobierno lo tenga claro”, estima el director ejecutivo de la consultora Plusmining, Juan Carlos Guajardo. “Se necesita que Codelco profundice su mirada de negocios, porque si cae en el ciclo político vamos a repetir los problemas que se han ido acumulado: falta de compromiso con los desafíos, falta de capitalización, nivel de deuda insostenible, retraso en la toma de decisiones de proyectos, en fin”, añade.

Desde hace años que el diagnóstico está hecho: las minas de la compañía se están agotando, ya sea porque el costo de extracción es muy alto o porque queda poco mineral. Lo más crítico ahora es el desarrollo de los proyectos estructurales y que ellos cumplan con las metas de producción proyectadas. Hoy, existe un plan de inversión que comenzó en 2019. Son US$40.000 millones a 2028, para transformar las reservas.

En 2019 partió el desarrollo de Chuquicamata Subterránea que ya está operando; para este año se espera la puesta en marcha del Nuevo Sistema Traspaso Andina; en 2023 y 2024 partirá el nuevo nivel mina de El Teniente, y el próximo ejercicio debutaría también Rajo Inca, que le dará 47 años más de vida a Salvador. Además, se está en los estudios de prefactibilidad de Sulfuros de Radomiro Tomic Fase II, y de la revisión del desarrollo futuro de Andina, para ampliar la actual capacidad de tratamiento de mineral de la división a 150.000 toneladas por día.

“Es crítico que en el corto plazo estos proyectos estructurales se ejecuten bien y empiecen a producir de acuerdo con lo planificado”, indican exdirectivos del sector.

Ello, solo para garantizar la producción actual. La compañía genera 1,72 millones de toneladas métricas finas, y en el mediano plazo, esa será la cantidad que se mantendría. “Estas iniciativas son cruciales para que Codelco mantenga la producción por otros 50 años en niveles actuales”, añade un exdirector. “Es prácticamente reemplazar una mina por otra”, añade.

Hoy, no obstante, el equipo encargado de recursos y reserva está trabajando en lograr desarrollar operaciones adicionales. Y con eso aportar miles de toneladas por año. “Eso debería tomar su tiempo, no será este año ni el próximo, pero sí está en carpeta”, subrayan conocedores de la compañía.

Actualmente, no existe ninguna empresa minera en el mundo desarrollando en paralelo toda esta cantidad de proyectos. Ello no solo exige una carga financiera importante, sino también una organización que sustente ese avance. “Que la empresa vea en forma simultánea todos estos proyectos que son de una complejidad gigante, es brutal”, explica un exdirector.

Hoy, todo eso está andando

Desde Codelco le habrían hecho ver a la ministra que hay que cuidar que el desarrollo compulsivo de iniciativas no se repita. “No se puede hacer todo en simultáneo, es una brutalidad. La compañía estuvo al límite de irse por la borda”, destacan.

Hoy, los proyectos tienen financiamiento. La caja de la firma bordea los US$1.300 millones.

Su gran desafío es lograr mantener su competitividad internacional. “Hoy día la empresa está en una posición en que puede perfectamente bancarse los proyectos hacia adelante. Pero hay que mantener ese debido cuidado con mucho celo. Todavía Codelco mantiene el doble o el triple de deuda que sus pares mineros”, indica un exmiembro de la mesa.

En 2020, el presidente ejecutivo, Octavio Araneda, dividió en el reporte el negocio de fundición y refinería. Tras un largo análisis se optaba por darle una mayor visibilidad. Y, de hecho, se creó la vicepresidencia de Fundición y Refinería. Ahora, los consultados dan un paso más. “Se necesita una estrategia clara para ese negocio, y empezar a ejecutar ese plan para que sea un negocio rentable, y que le haga sentido a Codelco”, indica Guzmán.

Hoy existe Ventanas, pero el gobierno de Boric ya delineó en su programa que construirá una nueva fundición para aumentar la capacidad local de producción de cobre refinado, con altos estándares ambientales.

“Otro elemento que me parece necesario destacar es que nuestra gestión está centrada en las personas y que nos interesa que haya mucha participación de los trabajadores, conversar con los gremios”, indica la ministra Hernando. A renglón seguido agrega: “El gobierno anterior dejó una política minera y nos interesa aumentar el grado de participación de los trabajadores en dicho instrumento y en ese sentido queremos que ellos la conozcan, que la validen, que se apropien de ella, porque el país necesita una política minera, pero nos interesa el compromiso de los trabajadores, así que para nosotros esta también es una tarea prioritaria”.

La apuesta está también en la automatización.

En 2019 la firma creó la vicepresidencia de Tecnología y Automatización en los Procesos de Negocio. Si bien bajo su alero se crearon los Centros Integrados de Operaciones Tácticos en Calama, Los Andes y Rancagua, y el Centro Integrado de Operaciones Estratégico ubicado en Santiago, el integrante de Cesco explica que aún existe un rezago entre el nivel tecnológico de la estatal frente a los competidores.

Y el gobierno está atento a esto. “Codelco fue pionero desde el año 2000, en la modernización de las operaciones y en avanzar hacia una minería sustentable, recirculando agua, entre otras acciones. Sin embargo, se ha ido quedando rezagada, ya no está dentro de lo más avanzado en la industria, entonces para nosotros es un desafío impulsar esas transformaciones, avanzando en la tecnologización y en sustentabilidad”, indica la ministra de Minería.

La compañía tiene un plan de sustentabilidad hacia 2030, que establece disminuir en 70% las emisiones de gases de efecto invernadero; reducir el consumo de agua, y reciclar el 65% de los residuos industriales, entre otras metas.

Por de pronto, los ojos están puestos en la cabeza que liderará todos estos desafíos.

“Codelco es la empresa de cobre número uno del mundo y número uno de Chile, y por lo tanto lo que requiere es un profesional del más alto nivel, con mucha experiencia, porque esto no es para aprendices, es una compañía que si queremos que el Estado de Chile reciba excedentes otros 50 años, tiene que llevar gente del más alto nivel”, enfatiza un exdirector.

Para el 31 de marzo está fijada la próxima reunión de directorio de Codelco bajo la nueva administración. Y se requieren decisiones urgentes: tras la salida de Benavides, la mesa quedó con seis integrantes y el quorum mínimo para sesionar son siete. Ese día, entonces. ya debiera haber un nuevo mandamás que dirija la Codelco de la era Boric.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El modelo analiza los patrones de movimientos de humanos y de los animales, tecnología que ha sido aplicada a drones logrando vigilar de forma mucho más precisa.