El complicado presente del comercio y el turismo regional

Imagen AW8I7043

Los saqueos, la violencia y la caída de las ventas son los principales problemas que aquejan a comerciantes y operadores turísticos. Temen un alza del desempleo si la situación no cambia, sobre todo en diciembre, el mejor mes para el sector. Las cámaras regionales de comercio ya están activando diálogos con autoridades y grandes empresas para evitar cierres y quiebras.




Los 45 días que ya cumple el estallido social están dejando huella en el comercio y el turismo de las principales ciudades del país. Se trata en su mayoría de zonas reconocidas por una dinámica actividad comercial, de la mano de turistas y visitantes locales.

Hoy eso se ve lejano. El comercio opera en horarios restringidos, que en algunos casos no superan las cuatro horas al día. Tanto clientes como locatarios sienten temor, y las otrora llamativas vitrinas fueron reemplazadas por trozos de madera y metal, con los que buscan resguardar sus negocios. En su mayoría pequeños comercios manejados por sus propios dueños, con la ayuda de algunos trabajadores.

En las zonas en que la violencia no es el principal problema, la falta de visitantes amenaza con llevar a los pequeños locales a la quiebra y aumentar el desempleo. La gente ya no piensa en salir a comer o viajar, por lo que las reservas hoteleras y el sector gastronómico también se han visto fuertemente impactados.

Es la nueva normalidad en que las empresas buscan abrirse camino, no solo a través de incentivos de gobierno, sino también de iniciativas locales, que están siendo impulsadas por las respectivas Cámaras de Comercio de cada región.

Sus representantes dan cuenta del panorama que se levanta para sus socios, pero también de soluciones, en que las empresas de mayor tamaño pueden jugar un rol importante. Mientras, las empresas aguantan a costa de sus márgenes y la poca espalda financiera.

Baja en las ventas golpean a Iquique y Antofagasta, mientras la minería aporta recursos para las pymes

La situación en el comercio y el turismo en Antofagasta "es deplorable", dice el presidente de la Cámara de Comercio local, Antonio Sánchez. Las ventas han caído 70%, con un comercio que ha operado parcialmente por miedo a los saqueos. Ya van 60 locales saqueados y cuatro incendiados con pérdida total. Pero lo que está generando un daño aún mayor es el lucro cesante, afirma.

"Las cancelaciones son casi totales en San Pedro de Atacama", asegura, y revela que algunos pequeños comerciantes han optado por cerrar sus locales y vender sus productos en ferias o en la calle.

Por ello, la Cámara buscó la ayuda de grandes empresas "para generar un fondo que permita ir en ayuda de las empresas chicas". Puerto Angamos y Antofagasta Minerals aportaron recursos, que serán entregados a las empresas afectadas previa evaluación, para lo que se apoyarán en Sercotec. Algo similar están haciendo en Iquique, donde Collahuasi aportó $2.000 millones para ir en apoyo de las pymes de la región, recursos que ya se están entregando.

El presidente de la Cámara de Comercio de Iquique Rafael Montes, indicó que de continuar, "va a ser una crisis muy fuerte y el Estado y los parlamentarios, van a tener que buscar soluciones". Si bien existe alta preocupación por el tema de la seguridad, lo que más los ha impactado es el lucro cesante.

El 90% de los socios dice estar afectados por las menores ventas y según sus estimaciones, demorarán cerca de tres mses en recuperarse "y con cada semana que toma el conflicto ese plazo se alarga", agregó la gerente de la Cámara, Patricia Espinoza.

Concepción intenta superar coyuntura y cancelación del rally

Tras las marchas pacíficas se desata la violencia en Concepción, dice la vicepresidenta de la Cámara de Comercio de esa región, Sara Cepeda.

"Después de las 5 de la tarde se desborda todo. Eso produce temor en los trabajadores, dueños de locales y clientes", afirma.

Dice que se han reunido con diversas autoridades de gobierno y municipales en busca de soluciones para aumentar la seguridad. Hasta el 27 de noviembre se contabilizaban 129 locales saqueados y una baja en ventas de 68% (hasta el 10 de noviembre).

"Lo más afectado es el lucro cesante", indicó, lo que también se explica por una fuerte disminución en las horas de trabajo. En promedio, el comercio ha podido atender cuatro horas al día, mientras que las galerías del centro "están atendiendo por puertas pequeñas", debido a la inseguridad.

En el caso del turismo, el escenario tampoco es favorable. "En hoteles con capacidad de 100 habitaciones, están ocupadas tres", comenta la representante gremial. "A esto se suma la mala noticia de la suspensión de la fecha del torneo mundial de rally. Gastronomía y hotelería se estaban preparando en la contratación. Las ventas, con el rally, aumentaron 27% y andaba mucho más gente", afirmó.

Para hacer frente a la situación, se está pidiendo prórroga de patentes comerciales o parcializarlas en tres cuotas, sin considerar marzo. También está en conversación el pago del IVA.

En cuanto a las espaldas que le quedan al comercio,"estamos esperanzados que en diciembre se regularice esta situación. De lo contrario en enero se verán los efectos".

Valparaíso y San Antonio en alerta por eventual impacto en cruceros

Pérdidas preliminares por $12.000 millones reportaron los socios de la Cámara Regional de Comercio de Valparaíso, indica su presidente Pier-Paolo Zaccarelli.

Cifra que puede aumentar, ya que no está considerada en ella las pérdidas por menores ventas, el otro problema que aqueja a las empresas regionales. Las últimas semanas han estado marcadas por el vandalismo y la violencia, dice Zaccarelli, con decenas de comercios saqueados.

De no menguar la situación, el desempleo regional para el trimestre noviembre-enero podría ser de entre 9% y 10%, con 6.900 puestos de trabajo afectados, mientras que el año podría cerrar con caídas históricas para el comercio y el turismo, complementa. Algunas de las iniciativas que están liderando el gremio en Valparaíso son ferias para que las pymes puedan vender sus productos, así como un directorio que permita la venta online. También están buscando que las grandes empresas puedan apadrinar una pyme, ya sea para reconstrucción, financiamiento para inventario, entre otros aspectos.

Y donde también habría impacto es en la recalada de cruceros, actividad que también se desarrolla en el puerto de San Antonio. En la Cámara regional comentan que un efecto en la recalada generaría un gran impacto, considerando que recién en los últimos años han podido capitalizar esta actividad. Agregan que en las últimas semanas han visto un ascenso de los episodios violentos. "Estamos preocupadísimos por nuestro comercio y nuestros empresarios", afirma Soledad Piñeiro, gerente de la Cámara de Comercio de San Antonio.

Sector gastronómico de Puerto Montt baja sus ventas en hasta 90%

En pleno catastro del impacto que la crisis social ha provocado en la región están en la Cámara de Comercio de Puerto Montt. Las primeras cifras hablan de una caída en las ventas de entre 70% y 90% en el sector gastronómico, con recortes de turnos de trabajadores, mientras que en hotelería la caída es del 60% y en comercio, como promedio, un 50%.

"Tenemos un problema de lucro cesante importante porque hay costos fijos demasiado altos en algunos negocios que los tiene muy complicados y ya han consumido el capital de trabajo", sostiene el presidente de la Cámara de Comercio de Puerto Montt, Eduardo Salazar.

"Esta situación va a tener un efecto en el empleo", agrega.

Dada la situación que atraviesa la zona, y que se extiende también a Osorno y Chiloé, hoy martes los representantes de las tes zonas, junto al intendente de Los Lagos, se reunirán con el ministro de Economía, Lucas Palacios, con el fin de acelerar la entrega de fondos del programa para levantar las pymes "que no se ha materializado por un exceso de burocracia. En este instante hay tres organismos distintos que están operando".

Además, propondrán a la autoridad medidas como declarar el IVA pero no pagarlo, hasta que termine el conflicto social, además de un subsidio a la contratación de personal y un rol más activo del BancoEstado, en cuanto al otorgamiento de créditos en condiciones favorables y bancarización de las mipymes que no tienen acceso al crédito.

Comenta