Cómo construir ciudades post estallido: el plan del Consejo de Desarrollo Urbano

MANIFESTACIONES EN PLAZA ITALIA

22 .10.2019 DRON: MANIFESTACIONES EN PLAZA ITALIA ORGANIZADA POR REDES SOCIALES CONGREGA A CIENTOS DE PERSONAS EXIGIENDO AL GOBIERNO CAMBIOS EN LA CONSTITUCION, SALUD, EDUCACION, AFP, Y RENUNCIA DE PRESIDENTE PI"ERA FOTOS: PATRICIO FUENTES Y./ LA TERCERA

Viviendas sociales integradas a la ciudad, más atribuciones para los municipios y mayor participación de la comunidad en los proyectos, son algunos de los elementos de la agenda corta que plantea la propuesta elaborada por esta entidad, para solucionar problemas de inequidad en el desarrollo de las urbes y sus ciudadanos.




Nuevos planes, normativas, proyectos de ley e incluso llegar a cambios en la Constitución es lo que plantea la reciente agenda urbana aprobada por el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano (CNDU). El objetivo del documento es contribuir e impulsar el debate de cómo se construyen las ciudades en Chile tras el estallido social. La iniciativa cuenta con diversas medidas que pasan por áreas de la planificación urbana, más atribuciones para los municipios y políticas de viviendas sociales con una mayor integración social. La idea es trabajar estas propuestas con una agenda corta que integra 12 medidas divididas en cuatro áreas "acceso a la vivienda", "equidad territorial", "compromisos ciudadano" y "planes pilotos" (ver infografía).

"Como CNDU planteamos que la ciudad sí tiene cierta responsabilidad en materia de inequidad, desigualdad, segregación y diferencias de acceso que producen, mayores o menores, obstáculos a sus habitantes", dice el presidente del organismo, Sergio Baeriswyl.

Desde el 28 de octubre comenzaron a trabajar, donde no solo participaron los miembros del CNDU, sino que también se invitaron a organizaciones sociales y académicos relacionados en el tema. Algunas de las ideas en el corto plazo son lograr mayor integración social por medio de nuevas formas de planificación y escala a la hora de trabajar este tema. Se habla de la simplificación de procesos relacionados con los programas del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) e incorporar más voces, como a los vecinos, a los proyectos relacionados con temáticas urbanas.

Otra de las áreas está relacionada con el transporte urbano, donde se busca resaltar el rol de las pistas solo para los buses, por medio de mayor fiscalización y evaluando sacar a los taxis de estas. Además, de avanzar en mayor accesibilidad universal a este servicio y fomentar el uso de bicicletas como transporte.

Por otro lado, uno de los programas es el Plan Comunal de Desarrollo (Pladeco). Esto, para que los municipios logren los nuevos desafíos de integración y planificación.

Paso largo

Pero pese a lo reciente del anuncio, muchas de las ideas propuestas ya se habían planteado hace casi seis años. "La agenda corta lo que hace es buscar darle oportunidades a propuestas del pasado que no habían encontrado el espacio para concretarse. Lo que hicimos fue tratar de buscar alguna forma de transformarlo en medidas de corto plazo y ese fue el gran trabajo que tuvimos que hacer", dice Baeriswyl y, agrega, que "es el momento en el cual el país está pidiendo que tengamos una visión mucha más crítica y demos un paso más largo hacia temas más grandes".

En esa línea, la propuesta busca mostrar la factibilidad de esta agenda por medio de planes pilotos que se puedan ejecutarse en el corto plazo. Uno de ellos -y el más avanzado hasta la fecha- es el plan estratégico de viviendas integradas. El objetivo es sacarle una fotografía para conocer la caracterización de los hogares que hay, la composición socioeconómica y demográfica de quienes viven ahí.

Además, tabular toda la información respecto a subsidios habitacionales ya entregados, números de permisos de edificación, avalúos fiscales, las propiedades del fisco y las privadas que pudieran ser compradas para construir viviendas. La idea es que con esta información se elabore un plan a largo plazo, donde las metas claras son reducir el déficit habitacional al año 2025 con viviendas integradas y lograr un ingreso municipal propio mínimo al 2025, incluyendo una creciente participación de la ciudadanía en éste.

Desde el Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Católica destacaron la propuesta, ya que" tiene el mérito de que fueron muy discutidas por un grupo bastante diversos en términos políticos. Ahora el gran desafío será su implementación y ahí dependerá mucho de la capacidad que tenga el consejo para convencer a las autoridades de que esto se pueda llevar a cabo y del buen impacto que tienen estas medidas", dice su director, Luis Fuentes.

Por su parte, Fundación Mi Parque destacó el trabajo y tiene fe ya "que tiene una mirada bien transversal e integral con actores públicos, privados y diversos entre ellos, yo creo que ahí está la clave del optimismo", dice el jefe de proyectos de la institución, Matías Honour.

El CNDU espera entregar las agenda urbana al presidente Sebastián Piñera, para que pueda implementarlas, entre las últimas semanas de febrero y principios de marzo, pero además destacan que muchas iniciativas se están trabajando con ministerios como el de Transporte, Vivienda y Bienes Nacionales, entre otras.

Comenta