Consumidores han dejado de comprar productos que no son de primera necesidad

Compras Retail

Foto Andrés Pérez

Una encuesta realizada por la Cámara de Comercio de Santiago reveló los principales cambios en los hábitos de consumo, en medio de la contingencia nacional. Alimentos pasa a ser prioridad y bienes durables sufren fuerte baja.




El comercio ha sido el sector que más directamente ha recibido los efectos de la crisis social que vive el país, no solo por las tiendas grandes y pequeñas que han sido saqueadas o vandalizadas, sino también porque el contexto está influyendo sustantivamente en las dinámicas y hábitos de consumo, afectando la demanda.

Una encuesta realizada por la Cámara de Comercio de Santiago arrojó que el 67% de las personas consultadas ha tenido que restringir sus compras por la situación que atraviesa el país.

Los horarios de funcionamiento del comercio, así como la disponibilidad de tiendas cercanas para poder comprar y encontrar medios de transporte que los lleven a los lugares de compra, son los principales aspectos que más han dificultado la acción de consumo, reveló la medición.

Además, el 93% de los encuestados declaró tener tiendas de barrio abiertas y el 88% afirmó contar con ferias disponibles, mientras que el 81% dijo tener disponibles farmacias abiertas. En tanto, el 61% indicó contar con centros comerciales abiertos.

En relación a los hábitos de consumo, el cambio que más se repite es que las personas dejaron de comprar aquellos artículos que no son de primera necesidad (77%), así como también optaron por no adquirir las marcas más caras, con el fin de ahorrar (70%).

La compra de más alimentos no perecibles de los que realmente necesitan es otra de las tendencias que se advirtió dentro de la medición, lo que da cuenta de la incertidumbre que existe en la población respecto de cuánto más se extenderá la contingencia. Así lo explicó el gerente de Estudios de la Cámara de Comercio de Santiago, George Lever, quien agregó que al preguntar sobre cuánto creen que durarán los cambios en los hábitos de consumo, el 46% indicó que es incierto, mientras que el 18% cree que permanecerán más allá de las movilizaciones.

En cuanto al tipo de productos o servicios que la gente ha dejado de comprar, destacan los paquetes turísticos y/o tickets de viajes (95%), tecnología y/o electrohogar (95%) y entretención (94%); además de bienes semidurables (vestuario y calzado), decoración y regalos. Las categorías menos impactadas han sido alimentos y supermercados, además de belleza y cuidado personal.

Respecto de qué productos o servicios tienen pensado adquirir los consumidores dentro de los próximos siete días, alimentación y supermercados lideró las menciones con 65%, seguido con distancia por la categoría belleza y cuidado personal con 35%. Paquetes turísticos, artículos deportivos y automóviles se ubicaron en la parte baja de las menciones.

En línea con lo anterior, la categoría de bienes durables profundizó la baja que venía mostrando desde fines de 2018. Si bien el segmento se había mantenido plano en ventas o algo negativo, la tercera y cuarta semana de octubre tuvo caídas de 66% y 58%, respectivamente.

Por tipo de producto, las mayores bajas fueron en teléfonos móviles (70%), sistemas de audio (60%) y pantallas planas (42%).

Efecto en empleo

La encuesta de la CCS también consideró el efecto que ha tenido la coyuntura en áreas como el empleo y el ingreso de las personas.

Ante la pregunta de si algún miembro del grupo familiar ha perdido su empleo por la actual situación, el 17% indicó que sí, lo que sube a 19% en el caso del segmento socioeconómico D, mientras que los grupos C2 y C3 registraron un 18% cada uno.

En tanto, el 53% del total de encuestados indicó que sus ingresos se han visto afectados por la situación del país y el 63% cree que se verán afectados en el futuro, porcentaje que sube a 65% en el caso del segmento D.

Ante la preguntade si su trabajo se verá afectado por la situación del país, el 67% cree que sí se verá afectado, porcentaje que fue transversal en los distintos grupos socioeconómicos. En este punto, Lever aclaró que la afectación no implica necesariamente la pérdida de la fuente laboral y que en general el comercio está tratando de resistir el impacto en el empleo.

El gerente de Estudios de la CCS agregó que la sensación de las personas sobre sus empleos e ingresos "ayuda a formar las expectativas de los consumidores y las decisiones de gasto, inversión y ahorro".

En cuanto al resultado global del sector para los meses de noviembre y diciembre, Lever agregó que "es muy probable que sean negativos", debido a que noviembre podría internalizar completo el efecto de la coyuntura, a diferencia de octubre, que se vio impactado desde la segunda quincena.

Para 2020, indicó que "es muy prematuro hacer proyecciones dependiendo hacia qué escenario avance la situación política del país, pero sin duda que lo más probable es que sea un escenario de menor crecimiento de lo que se esperaba". indicó.

Comenta