Contraloría instruye a Enap realizar investigación interna tras cambio de imagen corporativa

Organismo detectó fallas en los procesos de contratación de los proveedores de los contratos, adjudicados entre 2017 y 2018, al no realizar licitaciones públicas. Actual administración ha rechazado dicha contratación.




Un duro informe final de auditoría, respecto del proceso de cambio de imagen realizado por la petrolera estatal Enap durante la anterior administración, emitió la Contraloría General de la República, organismo que advirtió que, dada la magnitud de los contratos, estos debieron ser adjudicados mediante la modalidad de licitación pública y no licitación privada o adjudicación directa, como ocurrió.

Los hechos indagados por Contraloría ocurrieron entre los años 2017 y 2018, durante la administración de Marcelo Tokman, y correspondieron al proceso de adjudicación y contratación del proyecto Estandarización de la Imagen Corporativa, realizado por la petrolera estatal.

“Se advirtió que la totalidad de los procesos de contratación del Proyecto de Estandarización de la Imagen Corporativa de Enap, se efectuaron bajo la modalidad de licitación privada o adjudicación directa, seleccionándose 4 empresas para ejecutar los servicios encomendados”, indicó el informe de Contraloría. Los pagos totales ascendieron a $2.416.866.176 y US$910.175, dependiendo de los contratos adjudicados.

“Al respecto, cabe señalar que dichas modalidades de contratación, a nivel global del proyecto, no se condicen con lo dispuesto en el punto 5.3.1, de la Norma Corporativa de Aprovisionamiento del Grupo de Empresas Enap, que dispone que en la contratación de servicios se propenderá a la realización de licitaciones públicas”, informó el organismo fiscalizador.

Adicionalmente, Contraloría instruyó al directorio de Enap, atendidas sus facultades de administración, a “instruir el inicio de una investigación, con el fin de determinar las eventuales responsabilidades comprometidas en los hechos descritos anteriormente, relativos al incumplimiento de su normativa interna de contratación y a la falta de control del proyecto examinado, debiendo informar su resultado a esta Contraloría General, en el plazo de 60 días hábiles, contado desde la recepción del presente informe”.

Además, el organismo de control indicó que remitirá copia del informe de auditoría y de todos los antecedentes respectivos al Consejo de Defensa del Estado (CDE) y al Ministerio Público para los fines correspondientes.

Visión de Enap

La actual administración de Enap, encabezada por su gerente general, Andrés Roccatagliata, acusó recibo del informe y aseguró que, bajo los parámetros de Enap, el proceso de cambio de imagen no debió realizarse del modo en que se hizo.

“La actual administración ha sido enfática en señalar que no comparte la decisión tomada respecto al cambio de imagen corporativa de Enap, tanto por los dineros que involucraron, como además por considerarlo innecesario. Esta es la opinión de la actual administración, pero cada administración y cada directorio es libre de tomar las decisiones que a su juicio le parezcan adecuadas”, señaló Roccatagliata.

Esta visión ya había sido dada a conocer por parte de la estatal tanto en la comisión investigadora que se conformó en la Cámara de Diputados como en las indagatorias efectuadas por la propia Contraloría.

“El actual directorio y administración de Enap han colaborado activamente con la CGR en su investigación y, en la medida que se han ido conociendo los resultados de esta, se han ido tomando las acciones y medidas tendientes a subsanar las observaciones realizadas por el organismo de control”, complementó la compañía.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.