Coordinadora tributaria de Hacienda anticipa cambios para perfeccionar norma antielusión

FOTO: SEBASTIAN BELTRÁN GAETE/AGENCIAUNO

Carolina Fuensalida descartó que se buscara retrotraer la normativa incluida en la reforma tributaria del anterior gobierno y subrayó que las modificaciones apuntan hacia cambios en la figura de “abuso de forma jurídica”, contemplada en la legislación.


Una agitada jornada se vivió ayer en materia tributaria. Es que previo a la reunión para analizar el futuro proyecto que sostuvo el ministro de Hacienda Felipe Larraín, acompañado del director del Presupuestos, Rodrigo Cerda, con el Presidente Sebastián Piñera en La Moneda durante la tarde, más temprano los parlamentarios de la Comisión de Hacienda del Senado se reunieron con la coordinadora de modernización tributaria de Teatinos 120, Carolina Fuensalida y el abogado Francisco Saffie, ex asesor de la cartera en materia tributaria durante el gobierno anterior, en un encuentro para abordar los alcances de la norma antielusión, incluida en la reforma tributaria de la anterior administración.

A la cita, realizada en el ex Congreso Nacional, llegaron también como asistentes los ex ministros de Hacienda Nicolás Eyzaguirre y Rodrigo Valdés; así como también el ex subsecretario de la cartera, Alejandro Micco, además de otras autoridades del gobierno anterior como Máximo Pacheco.

Encargada de abrir el debate, Fuensalida partió descartando que la modernización a la reforma que busca el gobierno implique una disminución del alcance de la norma antielusión, asegurando que “jamás ha estado dentro de la agenda tratar de disminuirla”.

Pese a esto, sí reconoció que tal y como está la actual norma necesita cambios, pero que “no se trata de pasar una trilladora por encima”, ya que a su juicio se trataría de adecuaciones menores. En esa línea la especialista adelantó que las modificaciones en las que está trabajando Hacienda se centrarían en la figura del abuso de la forma jurídica.

Este concepto, que corresponde a uno de los dos mecanismos recogidos en la legislación como susceptibles de ser considerados elusivos, se refiere a la utilización de mecanismos legales para la sola disminución de la base imponible o de las obligaciones tributarias. El otro mecanismo es la simulación, cuando se trata de disimular un hecho gravado o una obligación tributaria.

En este plano Fuensalida, si bien realizó una evaluación positiva de la estructura gruesa de la norma, destacó que “la figura que hoy en día se presta para mayor cuestionamiento es el abuso de la forma jurídica”, agregando que “hay un punto relevante que mirar, ahí hay algo en que uno podría empezar a revisar, porque es una labor muy difícil para el SII determinar qué es y qué no es relevante desde el punto de vista jurídico o económico”.

Por su parte, en opinión de Francisco Saffie, “no es un problema de cambio de legislación, sino un problema de cómo la administración está entendiendo las facultades que tiene”. Asimismo, defendió la elaboración de la norma antielusión por la administración anterior señalando que si “hacemos cambios que puedan afectar eso, es echar a perder una buena norma que se hizo en el gobierno anterior”.

Caso Nutrien

La posiblidad de aplicar la norma antielusión a la venta del 24% de la propiedad de Nutrien en SQM fue una de las preguntas que surgió tras debate de los especialistas.

Mientras Fuensalida y Safiie evitaron referirse al tema evitó referirse al tema, el ex subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco, aseguró que “alguien podría ver que lo que se hizo en la contratación del market maker no cumplía el fin último que tenía la ley que era crear liquidez a las acciones. Ahora, si eso se comprueba que era así, se debería aplicar la norma antielusión. Este es un tema que tiene que ver el Servicio de Impuestos Internos”, agregó Micco.

Seguir leyendo