Corte Suprema revierte decisión del TDLC y prohíbe alianzas de Latam con IAG y American

Aviones Aeropuerto

La Suprema señaló que las mitigaciones decretadas por el TDLC para contrarrestar los riesgos de la operación son insuficientes. Con la resolución el futuro de estos acuerdos en otros países está en duda.




Una dura derrota sufrió ayer Latam Airlines. Esto, luego que la Corte Suprema revirtiera la aprobación del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) y prohibiera los Joint Business Agreement (JBA) para los negocios de pasajeros que firmó con American Airlines y el grupo IAG, matriz de British Airways e Iberia, en 2016.

El máximo tribunal, de manera unánime, acogió los recursos presentados en contra de la resolución del TDLC, que en 2018 aprobó con condiciones los acuerdos. "Se ha concluido que las medidas de mitigación decretadas por el TDLC son insuficientes para contener y neutralizar los riesgos detectados", dijo la Suprema en el fallo. Además, se señaló que la operación "genera riesgos concretos para la libre competencia, que se vinculan con el mayor poder de mercado alcanzado por las partes, que genera riesgos de carácter unilateral explotativo y exclusorio".

La decisión sorprendió a Latam. Su presidente, Ignacio Cueto, dijo que "es un mal precedente para el desarrollo de la aviación comercial del país". Por su parte, desde American Airlines se manifestaron decepcionados con el resultado e insistieron en que el "acuerdo de negocio conjunto habría traído enormes beneficios a Chile, como esperamos que lo haga en Brasil, Colombia y otros países en Sur América que ya han aprobado el acuerdo sin condiciones". De todas formas, dijeron que "esperamos continuar con nuestra solicitud en los Estados Unidos".

Por otra parte, la resolución fue celebrada por la Fiscalía Nacional Económica (FNE), organismo que presentó uno de los recursos de reclamación contra la resolución dictada por el TDLC. "Esta sentencia es una buena noticia para los pasajeros chilenos, porque impide la monopolización de las más importantes puertas de acceso a Europa y Norteamérica desde nuestro país", señaló el Fiscal Nacional Económico, Ricardo Riesco.

La Asociación Chilena de Empresas de Turismo (Achet), que desde un comienzo se opuso a los acuerdos, señaló que con esta decisión del máximo tribunal, confía en que la competencia entre aerolíneas se fortalezca. Julio Pellegrini, abogado que representó a la Achet, comentó que "esta decisión garantiza la competencia en los vuelos entre Chile, Europa y Estados Unidos y que es una gran noticia para el turismo en nuestro país y para todos los consumidores".

"Fue un triunfazo", dijo por su parte, Hernán Calderón, presidente de Conadecus. "Estamos contentos porque esto da las opciones de competencia en el mercado de las líneas aéreas", agregó.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.