Costo global de fuga de datos en empresas creció 12% en 5 años

Imagen 5.-Datacenter-2

Estudio mundial de IBM muestra que el aumento en el costo de los problemas de seguridad en los datos puede tener un impacto financiero de varios años. El sector salud es el que registra más pérdidas.




Pérdidas por US$3,92 millones en promedio se producen a nivel mundial por cada incidente de seguridad informática que implica fuga de datos desde las empresas. Esta es una de las conclusiones de un estudio desarrollado por IBM a nivel global, que examina el impacto financiero de las brechas de datos en las organizaciones, cuyo costo ha aumentado en 12% en los últimos cinco años.

El informe explica que este problema -causado en un 51% por ataques maliciosos o criminales- es particularmente grave para pymes. Las organizaciones con menos de 500 empleados sufrieron pérdidas de más de US$2,5 millones en promedio al año, "una cifra potencialmente paralizante para pequeñas empresas", indica el estudio desarrollado por IBM Security y Ponemon Institute. Titulado como "Cost of a data Breach Report 2019", se basa en entrevistas detalladas con más de 500 empresas de todo el mundo y tiene en cuenta cientos de factores de costos como actividades legales, regulatorias y técnicas.

Por primera vez el informe (que se realiza hace 14 años) examinó el impacto financiero prolongado y reveló que, si bien en promedio un 67% de los costos de una fuga de datos se hicieron efectivos dentro del primer año, el 22% se recuperó en el segundo año, y otro 11% siguió acumulándose dos años después.

Al analizar los resultados de forma desagregada, la investigación muestra que los costos de las fugas estadounidenses son el doble (US$8,19 millones por evento) que el promedio mundial. Por otro lado, por noveno año consecutivo las empresas de la industria de la salud tuvieron el mayor costo: casi US$6,5 millones en promedio por evento, un 60% superior a otros sectores comprendidos en el estudio. "El delito cibernético representa grandes sumas para los delincuentes cibernéticos, y desafortunadamente eso equivale a pérdidas significativas para las organizaciones," comenta Diego Macor, Gerente de Ciberseguridad de IBM Sudamérica.

Comenta