Creación de puestos de trabajo se desacelera y desempleo sube a 7,3%, el más alto desde 2011

31.8.2018-CEE-4-660x437

De acuerdo con datos del INE, la creación de empleo total pasó de 2,2% anual en junio a 1,4% en julio. Las autoridades celebraron el avance del trabajo asalariado por sobre los cuenta propia.




Pasadas las 11.00 horas, ayer el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, iniciaba su habitual conferencia de prensa en el Centro de Estadísticas del Empleo (CEE) para analizar las cifras de desempleo nacional, pero esta vez hubo una modificación, antes de entrar a desglosar las cifras explicó, a través de fórmulas, cómo se calcula el desempleo y la fuerza de trabajo. Es que debía haber una explicación por el aumento de 0,4 puntos porcentuales del desempleo nacional, que llegó a 7,3% en el trimestre móvil mayo-julio 2018, siendo el más alto desde julio-septiembre de 2011 cuando registró una variación de 7,4%.

En este contexto, el secretario de Estado se apoyó en los resultados entregados por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) respecto a la fuerza de trabajo, para justificar el alza. "La tasa de desempleo llegó a 7,3%, ya que más personas buscan trabajo. Es decir ha aumentado la fuerza de trabajo en mayor proporción que el aumento de los ocupados", explicó Monckeberg.

El aumento del desempleo en 12 meses se explica por un crecimiento de la fuerza de trabajo (1,9%) superior al de los ocupados (1,4%), lo que implicó una mayor presión laboral. En el detalle se desprende un importante alza en la participación laboral de las mujeres que anotó una expansión de 0,4 puntos porcentuales, mientras que la de los hombres cayó 0,2 puntos porcentuales.

Asimismo, la fuerza de trabajo, femenina avanzó 2,5%, mayor al alza de 1,6% de las ocupadas. Todas estas variables indican que existen expectativas de encontrar empleo, pero el mercado laboral aún no logra absorber.

De acuerdo con el organismo estadístico, en el trimestre mayo-julio, el empleo asalariado privado creció a 1,4%, lo que se traduce en 67.496 puestos laborales, en cambio la creción de empleo público y el por cuenta propia fue de 61.544 y 24.081, respectivamente.

En este contexto, el ministro agregó que "el sello de esta medición indica que está mejorando la calidad de empleos en Chile. Mientras en diciembre de 2017 el INE señalaba que se destruían 35 mil empleos del sector privado con contrato, hoy, en poco meses, hemos logrado revertir esa tendencia".

Qué dice el mercado

Pese al análisis de las autoridades, el mercado ve con preocupación la desaceleración de la creación de empleo total (independientes y asalariados).

En el trimestre mayo-julio en 2017, la cifra de creación de empleo (anualizada) llegó a 174.000 cupos; sin embargo, en el mismo período este año, la creación de empleo alcanzó los 118.000 personas en 12 meses.

El economista jefe de Fynsa, Nathan Pincheira, sostuvo que "la velocidad de este proceso (creación de empleos) ha sido bastante menor a la estimada y con un nivel que también ha decepcionado. Adicionalmente, la tasa no sólo sube por factores estacionales, ya que, controlado por ese factor, la desocupación también aumentó en 0,1 pp (respecto al trimestre móvil anterior)".

Una visión compartida por la economista jefe de Econsult, Valentina Rosselli, quien dijo que "este ritmo de creación de empleo muestra que el mercado laboral se está comportando más lento de lo esperado, ya que en promedio en los meses anteriores del año se habían creado más de 180.000 empleos en 12 meses".

"Mientras que el componente privado creció un modesto 1,4% . El resto del empleo mostró crecimiento nulo puesto que el crecimiento del 1,3% del trabajo por cuenta propia fue compensado por la destrucción de empleo en el resto de categorías", indicó Miguel Ricaurte, economista jefe de Itaú.

En el comercio también están preocupados. Los asalariados privados del sector disminuyeron en 2,5%. "Las cifras de empleo muestran una preocupante baja en los ocupados del sector comercio. La fuerte caída de los asalariados del sector privado dan cuenta que el pequeño repunte del período anterior fue algo puntual y no un cambio de tendencia", concluyó Bernardita Silva, gerenta de Estudios de la CNC.

Comenta