¿Qué hacer cuando no hay mucho presupuesto para entregar aguinaldos?

Imagen Humitas_y_Pastel_de_Choclo

No todas las pymes se pueden dar el lujo de desembolsar grandes sumas de dinero como gratificación de Fiestas Patrias. Incluso, algunas ni siquiera pueden hacerlo. Pero, apelando a la emocionalidad de estas fechas, la celebración en la oficina o días libres extras, son algunas opciones. Y sobre todo -según los expertos- ser sinceros con los colaboradores.




Es muy posible que el estómago de una gran cantidad de chilenos quede resentido después de las Fiestas Patrias. Pero el de muchos empresarios pymes ya comienza a tener algunos problemas, debido el estrés que significa la entrega de aguinaldos en dinero, cuando el presupuesto no da para hacer algo similar a las grandes compañías.

Según un estudio de Sodexo Servicios de Beneficios, realizado a 570 empresas y 3.511 colaboradores, el 90% de las entidades encuestadas entregarán aguinaldo para estas Fiestas Patrias, con cerca de un 10% de aumento en el valor monetario con respecto a 2017. Del total de estas empresas, un 34% corresponde al segmento pyme, de las cuales un 84% darán aguinaldo, 6 puntos menos comparado con el 90% del total de empresas. Un 40% de estas pymes entregará en promedio $50.000 en este ítem.

Lo otro interesante es que más del 50% de las empresas de este grupo, declaran que la celebración de Fiestas Patrias la realizarán en algún lugar fuera de la empresa, "lo que puede ser lógico en algunas pymes más pequeñas donde movilizar por ejemplo a diez colaboradores a algún restaurant o similar puede ser una práctica viable", comentan en Sodexo.

Es que la realidad de la pyme es bastante diferente, por eso, que surgen varias alternativas a la clásica entrega de dinero.

Fiesta y tarde libre

Un análisis de Michael Page indica que un 70% de sus clientes pyme afirman entregar aguinaldos en Fiestas Patrias, con un monto entre $20.000 a $50.000 a sus trabajadores. Además, adicionalmente realizan algún festejo relacionado con una "pequeña reunión y una empanada". Se genera además -según la investigación- la instancia de una jornada más reducida posterior a la celebración, en que los trabajadores cuentan con su tarde libre.

"Si una pyme no cuenta con caja para incentivos monetarios, existen otras posibilidades. Por ejemplo, una tarde entretenida que reúna a los colaboradores, con música, empanadas y juegos como la yincana, carrera de saco, trompo, entre otros", comenta Alejandra Cruzat, executive manager de Michael Page, y agrega: "Este tipo de encuentros generan una instancia para compartir en la organización. Otra posibilidad que los colaboradores valoran mucho es la flexibilidad laboral en esos días, tener home office, o que se les entregue un día libre".

Transparencia y alternativas

Para Aldo Sepúlveda, Director Comercial Latam de Adecco, cuando el presupuesto de una pyme escasea, el dueño de la empresa, el gerente general u otras jefaturas pueden aprovechar la instancia para acercarse más a sus trabajadores, dada la efervescencia y lo emocionalidad con que los chilenos viven estas fechas.

Estas acciones están dentro de lo que se denomina el "salario emocional", que tiene que ver con otras instancias que los empleadores realizan y que no son netamente económicas. "Estos también se utilizan en periodos de recesión que pueda tener la industria o empresas en particular, con el fin de no afectar el clima laboral, o para evitar eliminar de lleno los beneficios que tienen los equipos humanos", comenta Sepúlveda.

Incluso, los especialistas estiman que si el dueño de una pyme no vio venir la necesidad de dar un incentivo para este 18 de septiembre y debió enfrentarlo de un momento a otro (o no se planificó correctamente), es bueno transparentarlo abiertamente con el equipo de trabajo, ya sean colaboradores o jefaturas. "Abrir el tema al resto de los integrantes de la empresa ayuda mucho a tomar acciones colectivas.

Por ejemplo un trabajador puede decir que le gustaría negociar entrar más tarde durante la semana de celebraciones, o tomar dos días libres de vacaciones y que sólo se descuente uno. Cuando una compañía transparenta estas instancias con sus colaboradores, se genera una situación de tranquilidad para ambas partes", dice el ejecutivo de Adecco.

De hecho, el estudio de Sodexo revela que el 58% de los empleadores declaró que aparte de entregar el aguinaldo dieciochero, también realizarán una celebración, pero en la misma oficina o recinto de la empresa. Por su parte, el 18% indicó que junto con el aguinaldo tiene contemplada una celebración en algún lugar fuera del recinto de la empresa y sólo el 24% sólo entregará el aguinaldo.

Forma de entrega

Si bien la mayoría de las empresas entregan este beneficio en dinero, siempre está la opción de la ya clásica Gift Card, ya sea con un monto determinado o bajo la modalidad de tickets o chequera de descuentos. Se estima que para estas fiestas, el 9% de las empresas entregará el aguinaldo monetario mediante este sistema, con un monto promedio por colaborador de $57.000, mientras que el 1% declara que lo hará mediante cajas de mercadería, cuyo valor bordeará los $40.000.

Incluso, existen las e-giftcards, para que el colaborador utilice el dinero como quiera. "Más que un aguinaldo, esta alternativa es un 'gesto' tangible que beneficia a las compañías que tienen que reducir el gasto durante estas fechas, ya que no tiene costos de distribución, porque es enviada al trabajador vía online, haciendo una campaña digital interna que no tiene ningún costo para la empresa", dice Cecilia Mayo, directora de Marketing de Edenred.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.