CupoClick: La mezcla entre el cemento y los bytes

01 Diciembre 2021 Entrevista a Felipe Iturriaga Foto: Andres Perez01 Diciembre 2021 Entrevista a Felipe Iturriaga Foto: Andres Perez

Denisse y Felipe no solo son matrimonio. También tienen como hija a una startup que comenzaron a pulso en 2014. Sin inversionistas, pero con un pequeño capital que se consiguieron entre familiares. La clave fue entender a los clientes. En 2021 cerrarán con US$ 4 millones en facturación.




Decidimos hacer una empresa que vendiera artículos por internet”. Así de simple fue la idea de Denisse Castro y Felipe Iturrieta, que nació el 2014. Ella estaba estudiando ingeniería comercial y “yo estaba de vago. Me salí de la universidad porque sentía que estaba gastando la plata de mi papá”, recuerda riendo Iturrieta. “Pero siempre he sido muy emprendedor y quería armar algún negocio”, agrega. Hoy, son matrimonio.

Hace siete años atrás el e-commerce no era algo tan masivo y estaba reservado más para grandes empresas. Con 3 millones de pesos que se consiguieron con algunos familiares, armaron una tienda online y se fueron a una oficina de 25m2 en Providencia, donde desplegaron una especie de showroom. “Queríamos utilizar el concepto de omnicanalidad cuando nadie hablaba mucho de eso. La gente aún desconfiaba un poco del comprar algo por internet, por eso le dábamos la posibilidad de ir a nuestra tienda, para que vieran que existíamos. Fue algo muy diferenciador”, indica Iturrieta.

CupoClick es un lugar enfocado a nichos para toda la familia. Por ejemplo, decohogar, accesorios para cocina, juguetes, artículos deportivos, accesorios para autos, herramientas, artículos gamer, tecnología y una sección de regalos, entre otros productos. Puede que a primera vista no parezca muy diferenciador, entre tanto Mercado Libre, Aliexpress y Amazon dando vueltas. Pero el secreto está en una fuerte estrategia de redes sociales, aprendizaje de los comportamientos de compra y saber cómo fidelizar al comprador local. Y, obvio, el mix entre los mundos físicos y online. Y las cifras lo avalan: hoy tienen 5.000 metros cuadrados entre todas sus instalaciones físicas en Santiago, Temuco y Viña del Mar, además de un centro logístico para despacho de las compras online. Este año van a cerrar con US$ 4 millones en facturación y el 2022 proyectan doblar esa cifra.

Pero no fue fácil el arranque. Tenían un modelo de negocios armado pero no lograban acceso a financiamiento. Menos de los bancos. Todas las ganancias se reinvertían para comprar más productos. Pasaron en 2018 de la tienda en Providencia a una de 200 m2 en Av. Vicuña Mackenna, teniendo un público más cautivo. “Reinvertimos un gran porcentaje en marketing. Además de los conocimientos de Denisse en esa área, yo aprendí mucho de marketing digital y la apliqué para seguir creciendo. Hoy tenemos mucha gente en esa área, además de desarrolladores y expertos en logística, algo clave en la satisfacción del cliente”, indica.

Uno de los secretos de este crecimiento- según Iturrieta- es “escuchar al cliente. Al principio, hacíamos 3 o 4 tickets diarios. Hoy son 1.000 en promedio. Tenemos un equipo con personas que continuamente están hablando con los clientes, aprendiendo del mercado chileno, donde las redes sociales son muy fuertes. Finalmente somos un e-commerce extremadamente humano, que se relaciona de tú a tú con los compradores, quienes saben que somos una empresa chilena. Ese es nuestro gran diferenciador”, señala el fundador de esta startup.

El mayor crecimiento llegó, lógicamente, con la pandemia, debido a la mayor demanda por comprar online. El 2020 cerraron con US$ 1 millón en facturación, triplicando al año anterior, y siguieron con un fuerte foco en el usuario. “Tratamos de que si alguien compra una vez, compre siempre. Le recordamos que hay ofertas, le damos regalos y le mandamos cosas gratis, entre otros elementos.

Por el momento no piensan salir de las fronteras, porque quieren crecer aún más en regiones. Si bien despachan productos para todo Chile, solo en Santiago es gratis; fuera de esta ciudad trabajan con terceros y ahí es donde ven la veta de crecimiento. “No nos cerramos en un futuro a salir del país. Creo que el primer destino podría ser México, por el tamaño y su madurez en cuanto al e-commerce. Argentina también es interesante, pero ahora sería complejo por cómo está su economía. Nuestra principal meta es abrir una tienda en cada región de Chile”, asegura Iturriaga. De hecho, para 2022 abrirán tres tiendas nuevas en Rancagua, Concepción y Las Condes. Y, obviamente, seguir creciendo en el mundo online donde ya tienen un poco más de 1,2 millones de usuarios registrados.

Hay datos interesantes en esta tienda online. Por ejemplo, en diciembre de este año, han subido sus ventas en un 75% con respecto a un mes normal (el año pasado fue del 60%). La categoría más solicitada es “hogar” y los tres productos más vendidos son un rack de soporte móvil para televisores, un tendedero para colgar ropa y un esquinero plástico para el baño.

Reconoce que nunca han tenido una oferta de algún inversionista, pero sí Abcdin estuvo interesado en comprar CupoClick. Incluso, tuvieron algunas conversaciones con sus abogados. “Les dijimos que no, porque al final, esto es nuestra vida”, concluye.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.