Desempleo en inmigrantes cae a menor nivel en 2 años y extranjeros con trabajo llegan a récord de un millón

INMIGRANTES-LA-VEGA-C-3469729.jpg

22.03.18 INMIGRANTES, LA VEGA CENTRAL FOTO: JAVIER NAVARRO M.01.04.2018. INMIGRANTE, LA VEGA CENTRAL FOTOS: JAVIER NAVARRO M.

De acuerdo a las cifras del INE, la tasa de desocupación de inmigrantes llegó a 5,9%, la más baja desde diciembre de 2019. Además, el empleo completó nueve meses consecutivos con alzas de dos dígitos y ya superó con creces la cantidad de puestos de trabajo que había antes de la pandemia.




El mercado laboral se ha estado recuperando consistentemente tras el peor momento de la pandemia, a mediados de 2020, lo que es particularmente claro en la evolución de los puestos de trabajo de inmigrantes.

De acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el empleo entre los trabajadores extranjeros subió 10,8% durante el trimestre móvil octubre-diciembre, en relación al mismo período del año anterior, la novena alza consecutiva de dos dígitos en este tipo de ocupados. Con esto, al cierre del año pasado se llegó a 999.250 personas inmigrantes con trabajo, el mayor número histórico de extranjeros con puestos de trabajo en el país.

Este número de ocupados implica que ya se han creado 269 mil puestos de trabajo inmigrante desde el peor momento de la pandemia y también supera los registros previos a la crisis sanitaria, cuando se había llegado a 911 mil trabajadores inmigrantes.

Según el sondeo, 2,8% de los ocupados inmigrantes se encuentra en la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca, otro 9,6% está en la industria manufacturera; 7,7% en la construcción; 24,2% en el comercio; 10,2% en actividades de alojamiento y comidas, 5,9% y 45,5% en otros rubros.

El alza del empleo extranjero estuvo muy por encima del crecimiento de la fuerza de trabajo (las personas que están en el mercado laboral con empleo o buscando uno) del mismo grupo, que subió 6,8%, totalizando al cierre de diciembre 1.061.720 personas. Con esto, la tasa de desocupación de inmigrantes llegó en el trimestre octubre-diciembre a 5,9%, su menor nivel en exactos dos años. Sin embargo, hay una fuerte diferencia entre sexos.

La encuesta muestra que el desempleo entre hombre extranjeros bajó de 5,8% en el trimestre móvil inmediatamente anterior a 4,4% en el terminado en diciembre, mientras, entre las mujeres subió de 7,2% a 7,6%, aunque de todas formas está lejos del 12,2% de inicios del año pasado.

Este dato de desempleo en migrantes es clave. Esto, ya que a diferencia de lo que sucede con la tasa de desocupación en el total nacional (7,2%), que por estos días -indican expertos- no tiene tanta relevancia debido a que aún hay medio millón de personas fuera del mercado laboral respecto de las que habían antes de la crisis sanitaria, entre los extranjeros la participación en el mercado laboral ya está prácticamente en los mismos niveles que previo a la pandemia.

La tasa de participación (personas en la fuerza de trabajo respecto del total de personas en edad de trabajar) llegó a 79,7%, solo una décima por debajo de la que había en febrero de 2020, justo antes de la crisis del Covid. Mientras, la tasa de ocupación (ocupados respecto a las personas en edad de trabajar) llegó a 75%, la que ha venido subiendo consistentemente en los últimos meses.

Estas tasas son generalmente mucho más altas de las que se registran a nivel nacional, ya que los inmigrantes que llegan al país en edad de trabajar generalmente vienen efectivamente en búsqueda de un empleo. De hecho, a nivel país, la tasa de participación es de solo 58,5% y la de ocupación de 54,3%, debido a que otro gran porcentaje de las personas en ese rango etario están en otras actividades, como estudiando, retiradas u otra.

“El segmento de inmigrantes ha exhibido durante toda la pandemia un mayor crecimiento del empleo que el de chilenos. La destrucción de empleo en las fases de cuarentena fue menor a la de los chilenos y la recuperación ha sido con un mayor dinamismo que el de chilenos. Tan es así que los inmigrantes no solo recuperaron el nivel de empleo prepandemia (dic 2019-feb 2020), sino que también ya recobraron la tasa de ocupación observada en la prepandemia. En el segmento de chilenos es muy distinto: el nivel de empleo es 4,5% menor al observado en el periodo prepandemia y la tasa de ocupación aún está 4,5 puntos porcentuales por debajo de la exhibida en ese momento”, afirma Juan Bravo, director del Observatorio del Contexto Económico de la Universidad Diego Portales.

De acuerdo al experto, la razón de la mayor inserción laboral inmigrante es que “este segmento ha tenido una mayor propensión a permanecer laboralmente activo durante toda la pandemia, lo que se asocia a que es un grupo que tiene mayores necesidades de trabajo. Ello se debe a varias razones: necesidad de mantenerse trabajando como requisito para poder permanecer en el país; muchos no tuvieron acceso a ayudas del gobierno o tenían nulos o bajos niveles de ahorro para hacer frente a la contingencia, lo que los obliga a mantenerse trabajando aún a costa de correr más riesgos de contagiarse; poder enviar ayuda a familiares en sus países de origen, los cuales en muchos casos han tenido un peor desempeño económico y laboral, etc”.

La informalidad entre los inmigrantes, de acuerdo a lo que arrojó la encuesta del INE, está en línea con lo que sucede a nivel de todo el país, ambas en 28,3%.

Regiones y nacionalidades

En total, en el país hay 62.460 extranjeros desocupados, es decir, uno de cada 10 desocupados en Chile es extranjero, los que se concentran mayoritariamente -al igual que lo hace la población inmigrante- en la Región Metropolitana, con 41.900 de estos. Sin embargo, de acuerdo a la base de datos de la encuesta del INE, esa región solo tiene una tasa de desocupación inmigrante de 5,7%, en línea con el promedio del país.

La región con mayor porcentaje de desocupados extranjeros, en relación a la fuerza de trabajo inmigrante, es La Araucanía, con 11,5%, seguida de la del Biobío (9,1%), Los Ríos (8%) y Tarapacá, con 7,2%.

Sin embargo, al revisar la situación de los inmigrantes venezolanos la situación cambia. Este grupo, que representa prácticamente la mitad de las personas en la fuerza de trabajo (46%), tiene una tasa de desempleo de 5,9%, en línea con el promedio de todos los inmigrantes, pero con distintas realidades dependiendo de la zona del país.

Los datos muestran que en el norte del país la compleja situación migratoria ha tenido un fuerte impacto en la posibilidad de los extranjeros de tener empleo. En Arica y Parinacota, la desocupación de venezolanos (en relación al total de personas de ese país en la fuerza de trabajo) llegó a 22,4%, lo que contrasta con la tasa de 4,8% considerando a nacionales y extranjeros y la de 6,7% de solo los extranjeros.

Por su parte, en la región de Antofagasta el porcentaje de personas de Venezuela en desempleo alcanzó a 12,5%, y en Tarapacá a 9,7%. Aunque también la situación en La Araucanía es compleja, con 12,5% de desempleados de ese país.

Por nacionalidad, Venezuela concentra el 46,6% del total de desocupados extranjeros, con 29.130 personas, seguido por los peruanos, con 19% y 11.880 personas y los haitianos, con 13,6% y 8.521 personas. Justamente, entre las principales comunidades de inmigrantes en el país, la de Haití tiene la tasa de desocupación más alta, con 12,6%.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Bautizado como CyberOne, el robot puede detectar emociones y caminar a 3,6 kilómetros por hora, y está dispuesto a competir con el Optimus de Tesla.