Economistas plantean que Banco Central compre deuda de empresas para enfrentar la crisis

Banco Central advierte por efecto de aumento significativo de recomendaciones de cambios en fondos de pensiones

La medida ya ha sido implementada por la Reserva Federal de EEUU y el Banco Central Europeo.




En medio del fuerte impacto de la crisis del coronavirus en la actividad económica ha vuelto a surgir la idea de que el Banco Central compre deuda corporativa para apoyar la recuperación de las empresas, tal como lo están haciendo la Reserva Federal de Estados Unidos y el Banco Central Europeo.

Así lo plantearon los economistas Tomás Izquierdo, Guillermo Le Fort, Juan Pablo Medina, Verónica Mies y Carlos Budnevich, integrantes del Grupo de Política Monetaria (GPM) en el marco de su recomendación para la reunión de política monetaria del instituto emisor.

El GMP recordó que el Banco Central, junto con llevar su Tasa de Política Monetaria a un mínimo histórico de 0,5%, ha focalizado su acción en procurar liquidez, con incentivos para que el sistema financiero la transmita hacia la economía real, tanto a empresas como personas.

Por su parte, añadió, la política fiscal, al igual que en el resto del mundo, se ha centrado en generar transferencias de recursos a personas y empresas por distintas vías, intentando focalizarlos de manera que lleguen donde resulta más urgente.

Acceso a financiamiento

“Sin embargo, dado el fuerte incremento de riesgo en aquellas industrias y empresas más directamente afectadas, la tasa de interés de acceso al financiamiento, ya sea vía créditos o emisión de deuda directa, ha subido marcadamente, lo que en la práctica dificulta o impide la llegada a destino de dicho financiamiento”, señaló.

Al respecto planteó que “para contrarrestar dicho efecto, y como complemento a los créditos con garantía del estado a tasa fija, parece relevante evaluar la posibilidad que el instituto emisor compre deuda corporativa, y eventualmente mutuos hipotecarios, como una forma de mantener contenido el costo del apalancamiento a plazos más largos”.

En el caso de las grandes empresas, afirmó ello podría combinarse con garantías estatales que cubran una fracción relevante de la operación.

“Esto ya ha sido aplicado con éxito en Estados Unidos y la eurozona, lo que viabiliza a empresas seriamente impactadas por la crisis. Como corolario de ello, el valor de dichas empresas aumenta, lo que genera un círculo virtuoso sobre la economía en su conjunto”, indicó.

Desde luego, aseveró, la extensión y duración de este programa de compra de deuda privada debería alinearse con el cumplimiento de los objetivos de mediano plazo que tiene la autoridad monetaria, de manera de asegurar el ancla en las expectativas de inflación.

En cuanto a las tasas de interés el GPM recomendó que el Banco Central la mantenga en 0,5% en su reunión de esta semana y comunique que permanecerá en dicho nivel por un tiempo prolongado.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.