EEUU ve posible retraso de Beijing en cumplimiento de pacto comercial

US President Donald J. Trump departs the White House

Las compras del sector agrícola y energético generan las mayores dudas.




La emergencia de coronavirus podría afectar los compromisos contraídos por China en el acuerdo comercial, que firmó hace poco menos de un mes con Estados Unidos. Aunque ya se sospechaba que habría contratiempos, ante el funcionamiento parcial de las ciudades del gigante asiático, ayer por primera vez un funcionario de la administración de Donald Trump se pronunció al respecto.

"Mientras observamos cómo se desarrolla este brote de coronavirus en China, vemos que podría tener un gran impacto en las compras de China, al menos en este año en curso", señaló el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Robert O'Brien.

Aunque los mercados han estado en calma, mientras se estima que puede haber una pronta estabilización del virus en el gigante asiático (ayer el registro oficial indicó nuevos 2.015 contagiados y sumó otros 242 muertos), Sam Bullard, economista senior de Wells Fargo Scurities, asegura que el impacto de la emergencia sobre el acuerdo de fase 1 es una de las grandes incógnitas.

"Nos parece que, con la economía china bloqueada por el brote de coronavirus, la implementación del acuerdo comercial quedará en segundo plano", señala el experto en economía norteamericana, quien plantea dos posibles desenlaces.

"Estados Unidos se mantendrá firme en la implementación del acuerdo, siempre y cuando el virus pueda ser contenido en un futuro no muy lejano y la actividad económica se recupere después de lo que debería ser un desempeño deprimido en el primer trimestre. Si el virus y su impacto en la economía china y global se extienden y empeoran, creemos que EEUU retrocederá un poco y ofrecerá cierta flexibilidad", dijo Bullard.

Por su parte, Fitch Solutions planteó en un informe que China tendrá dificultades para cumplir su compromiso de aumentar las compras de energía, lo que implican un aumento de 275% en 2020 y 510% en 2021, en comparación con 2017, en términos de valor.

El crecimiento requerido es sustancial y, en opinión de Fitch, probablemente inalcanzable, con el brote de coronavirus como la mayor barrera en el crecimiento del comercio en el corto plazo. Según detallan, la demanda china puede resultar escasa a medida que el crecimiento del consumo de petróleo se desacelera debido a los vientos en contra, estructural y cíclico.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.