EGreen: la primera startup chilena que invierte en medio ambiente

La compañía monetiza los bonos de carbono en un criptoactivo denominado EGRNCoin. Un estudio de la clasificadora de riesgo Fitch Ratings determinó que para el 2025 la demanda de bonos de carbono generados por proyectos verdes superará su oferta.




El primer criptoactivo en base a bonos de carbono del mundo fue la que desarrolló la startup chilena eGreen.com, la cual busca acelerar inversiones en proyectos orientados a neutralizar los gases de efecto invernadero o CO2 en el planeta.

El sistema funciona a través de una criptomoneda denominada “eGRN Coin”, cuya unidad corresponde a un bono de carbono de proyectos verdes certificados. “Hay que democratizar el acceso a la inversión de impacto ambiental, que ahora está centrado en empresas e instituciones, y abrirlas para que cualquier persona pueda invertir en el medio ambiente. Creemos que la Tierra y el Medio Ambiente son el “oro” de esta época, pero debemos focalizar nuestros desarrollos y economías sin perder el horizonte de una inversión positiva en el medio ambiente, y EGRN Coin va por ese objetivo”, explica Andrés González, CEO de eGreen.

En la actualidad, cada empresa e institución que tenga un proyecto medioambiental, que evita que una tonelada de CO2 salga a la atmósfera, puede emitir un Bono de Carbono en estándares validados y certificados a nivel global. Estos bonos pueden ser vendidos a otra empresa que no pueda dar cumplimiento a esta reducción de CO2 y, de esta manera, “compensar” su emisión adquiriendo el Bono.

“Nosotros trabajamos sobre la base de proyectos cuya certificación ya está aprobada y los bonos emitidos. En la actualidad, cada Bono de Carbono se vende en cerca de 9 a 15 dólares en Europa”, agrega González.

Entre las empresas que se están sumando a esta iniciativa medio ambiental está Arauco. La forestal firmó el acuerdo con eGreen para poner en el mercado un stock inicial de 50 mil toneladas de Bonos de Carbono del estándar Verra Voluntario de USA, lo que equivale a 50 mil EGRNCoins.

“En la transacción de los bonos de carbono es muy importante que la empresa (emisor) que hizo la inversión del proyecto, tenga su retorno (venta de los Bonos de Carbono) de manera rápida. Ya que esta rapidez significa que puede reinvertir en nuevos proyectos de impacto ambiental o escalar los que ya están. De esta manera aumentar el volumen de bonos de carbono para poder reducir la mayor cantidad de toneladas de CO2”, explica Andrés González.

Un estudio de la clasificadora de riesgo Fitch Ratings determinó que para el 2025 la demanda de bonos de carbono generados por proyectos verdes superará su oferta, lo que ha motivado que muchas firmas a nivel mundial inicien sus planes de inversión en estos proyectos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.