El conflicto legal detrás de los Panamericanos Santiago 2023 entre la francesa Atos y Panam Sports

La multinacional francesa Atos acusa a Panam Sports de realizar una modificación unilateral del contrato de prestación de servicios tecnológicos para los Juegos Panamericanos Santiago 2023. El acuerdo era por US$14 millones y el representante en Chile de Panam Sports defendió el ajuste. La compañía, que alega ser perjudicada, acudió a la ministra del Deporte, Alexandra Benado, y aún no recibe respuesta a dos correos enviados.


Una soterrada batalla legal envuelve los próximos Juegos Panamericanos Santiago 2023, que se realizarán durante octubre y noviembre del próximo año.

Se trata de un conflicto entre la francesa MSL Technology (Atos), proveedora de servicios TI, y Panam Sport, corporación privada sin fines de lucro que agrupa a los representantes de 41 países, y cuyos cuarteles generales están ubicados en Ciudad de México.

Atos es una de las mayores empresas europeas que provee servicios de big data, ciberseguridad y medios de pago. La multinacional cotiza en el mercado NYSE Euronext de París, Francia, y cuenta con presencia en 72 países.

En enero de 2022, la compañía presentó una demanda arbitral en contra de Panam Sports y hoy el proceso se encuentra en etapa de prueba en la Cámara de Comercio Internacional (ICC). Esto luego que hace unas semanas la demandada presentara sus descargos. La gigante francesa es asesorada por el abogado, socio de del estudio Baker & Mckenzie, Rodrigo Díaz de Valdés, quien posee amplia experiencia en litigios privados de alta complejidad.

Por medio de dos cartas, Atos ha detallado el conflicto a la ministra del Deporte, Alexandra Benado, pero a la fecha no recibe respuesta de su parte. Pulso tuvo acceso a las dos misivas. La primera data del 25 de marzo, y la segunda del 6 de julio.

En sencillo, Atos alega que una modificación de contrato efectuada por Panam Sports, de manera unilateral, busca dejarla fuera del acuerdo que le garantizaba ser el proveedor exclusivo de servicios TI de los juegos de Santiago 2023, generándole como consecuencia un millonario perjuicio, pero también al Estado de Chile. Ello, debido a que -según cuentan conocedores del caso- detrás del ajuste, que se realizó durante la gestión del gobierno anterior, lo que estaría en juego sería el afán de Panam Sports por subir su margen de ganancia con otra compañía que provea dichos.

El caso es que la francesa acude a la ministra en su calidad de presidenta de la Corporación XIXX Juegos Panamericanos y VII Parapanamericanos Santiago 2023 (Corporación Santiago 2023), entidad formada para servir como comité organizador para dichos juegos.

En su primera carta, recordó a la ministra Benado que el artículo 71 del contrato ciudad sede, el cual obliga al Comité Organizador a que la contrataran como proveedora exclusiva para el evento. “Es deber de la Corporación 2023 negociar y celebrar los respectivos contratos con Atos, que será el proveedor exclusivo de los servicios indicados”, acotó el escrito.

“Atendida la proximidad de los juegos, Atos solicita expresamente a la Corporación Santiago 2023 entrar en negociaciones para la redacción, conclusión y firma de todo instrumento que sea necesario para formalizar la relación contractual entre las partes en conformidad con lo dispuesto en la citada cláusula”, consignó el mismo escrito.

Asimismo, reveló que el monto del contrato de prestación de servicios de TI para los próximos juegos panamericanos a realizarse en Chile, ascienden a US$14 millones, “sujetos a los ajustes necesarios que serán negociados de buena fe por el Comité Organizador y Atos”, consignó la misiva.

Altos ejecutivos

El correo enviado por el abogado de Atos, Rodrigo Díaz de Valdés, tuvo entre sus remitentes a dos altos ejecutivos de la compañía: Romain Courlet y Carlo Ciccarelli, consejero general de olimpíadas y grandes eventos y jefe de la unidad de litigación, respectivamente.

En un segundo correo, el 6 de julio del presente año, la francesa hizo presente a la ministra que aún no recibía respuesta por parte del Ministerio del Deporte.

Al mismo tiempo, develó que el 5 de mayo de 2021 se ejecutó la modificación del contrato y se eliminó toda alusión a Atos. Según la compañía dicho ajuste es “ilegal, nulo y de ningún efecto, pues se desconoce un derecho ya incorporado a su patrimonio, violando el artículo 1449 del Código Civil.

De igual manera, la francesa volvió a insistir a la ministra a que realice las gestiones pertinentes para que Atos sea el proveedor exclusivo de los juegos panamericanos. Además, la compañía pidió ser recibida en una audiencia a la titular de Deportes y a la fecha dicha reunión aún no se concreta.

Por su parte, desde el Ministerio del Deporte evitaron referirse al caso, asegurando que se trata de un conflicto entre privados y que no atañe a la secretaría de Estado. Acotaron que no cuentan con relación contractual ni litigios con Atos.

Descargos

En Chile el representante de Panam Sports es el empresario y dirigente deportivo, Neven Ilic.

Consultado si Panam Sports informó la modificación del contrato sede a Atos, respondió: “No tenemos por qué informarle a nadie los cambios en los contratos. Los contratos son privados, entre Santiago 2023 y Panam Sports. No son públicos”, respondió a Pulso.

“Desconozco si se puede generar un perjuicio fiscal. Este es un contrato no ejecutado. No veo un perjuicio fiscal. Soy ignorante en ese tema, pero si no hay un contrato y no hay un ejercicio de esa labor no entiendo cómo se genera un perjuicio fiscal”, añadió Ilic.

También reconoció que Panam Sports mantuvo una relación comercial con Atos para la realización de los Juegos Panamericanos de Lima 2019, pero por distintas razones no funcionó. Posteriormente, Panam Sports tomó la decisión de que no quería continuar, lo que derivó en un enfrentamiento arbitral entre ambas compañías.

Asimismo, destacó que el conflicto con Atos no generará un retraso o complicación con el desarrollo de los próximos Juegos Panamericanos y Parapanamericanos Santiago 2023.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

“Es lamentable esta falta de civilidad, que incluso tiene pena de cárcel”, dijo la jefa comunal Daniela Peñaloza.