El grupo Kaufmann consolida sus negocios fuera de Chile en Delaware

El grupo Kaufmann consolida sus negocios fuera de Chile en Delaware.

El grupo automotriz, representante de Mercedes Benz desde hace 72 años en Chile, cambió el domicilio de la sociedad dueña de las operaciones en Colombia, Perú, Costa Rica, Panamá y Nicaragua, desde Santiago a Delaware. Un proceso de reorganización desarrollado con BCG concluyó con esta modificación. El grupo Kaufmann dice que en EE.UU. podrá acceder a mejores condiciones crediticias para sostener el crecimiento en esos países. El cambio no incluye a Chile, donde está su mayor operación.


El grupo Kaufmann es por lejos el mayor licenciatario de Mercedes Benz en la región. En realidad, es ahora uno de los pocos en el mundo: la empresa alemana propietaria de la marca, Mercedes Benz Group A.G., ha estado asumiendo directamente la representación en diversas partes del mundo. Y una envidiable excepción ha sido el grupo Kaufmann, formado en Chile en 1952 y que hoy, además de su país de origen, concentra operaciones en otros cinco países de Latinoamérica: Perú, Colombia, Costa Rica, Panamá y Nicaragua. Un conglomerado de grandes dimensiones, con ventas superiores a los US$ 1.000 millones y una historia de más de 70 años con Mercedes Benz.

Pero la estructura del grupo sufrió una modificación en el país. En mayo pasado, los accionistas de la sociedad dueña de los negocios fuera de Chile decidieron adoptar una decisión relevante: cambiar el domicilio social de Inversiones Kaufmann Limitada, una empresa creada en 1990, desde Santiago de Chile, al estado de Delaware, en Estados Unidos. Los socios tomaron esa decisión en una junta de accionistas el 22 de mayo y encomendaron a abogados del estudio que los asesora, Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría, presentar ante el Servicio de Impuestos Internos (SII) todos los documentos relacionados con la modificación de la sociedad.

Con un perfil tradicionalmente bajo, el grupo Kaufmann explicó así la modificación resuelta este 2024, más de setenta años después de su fundación: “Respecto al cambio de domicilio comercial, este tiene por objetivo consolidar las operaciones de las unidades de negocio que Grupo Kaufmann tiene en su operación fuera de Chile. Para ello, se evaluó que el mejor mercado es el de Estados Unidos, considerando las oportunidades crediticias que dicho país entrega. Así se facilita el crecimiento futuro en otros países”. Kaufmann ha venido trabajando desde hace casi dos años con el Boston Consulting Group (BCG) en una reorganización para mejorar la gestión y operación de los negocios en cada uno de los países donde opera, y por ello se decidió la redomiciliación en cinco países.

El grupo explicó que su decisión estratégica incluye solo a las compañías ubicadas en Costa Rica, Colombia, Nicaragua, Panamá y Perú. Y no a Chile. “Es importante destacar que este cambio es de carácter público en cada nación involucrada”, precisaron.

“De esta manera, en Chile no hay cambio de domicilio comercial ni de tributación en el país”, finalizó el grupo Kaufmann.

No es la única empresa chilena en hacerlo. Varias startups exitosas, como Betterfly, NotCo, Fintual o Poliglota, han establecido ahí sus bases. Y muchas compañías chilenas establecen domicilios en otras jurisdicciones desde las cuales abordar negocios internacionales con mayor facilidad jurídica, comercial y tributaria.

El exsubdirector jurídico del Servicio de Impuestos Internos, Cristián Vargas, enumera diversas razones para que una sociedad chilena cambie su domicilio a Delaware: beneficios tributarios, flexibilidad corporativa y confidencialidad en cuanto a propietarios y directores, por ejemplo. Vargas dice que Delaware no cobra impuestos sobre la renta corporativa respecto de los ingresos generados fuera del estado, pero toda empresa debe de igual manera pagar el impuesto federal sobre la renta corporativa de EE. UU., hoy en 21%. En Chile es 27%.

Para los Kaufmann, radicar los negocios internacionales fuera de Chile podría hacer más eficiente sus balances y su financiamiento. Vargas explica que si una “sociedad deja de tener domicilio en el país y es considerada residente fiscal en Delaware, las rentas generadas fuera de Chile no estarían sujetas a impuestos chilenos. En tal caso, la empresa sólo tributaría en Chile sobre las rentas de fuente chilena que obtenga, como los dividendos distribuidos desde Chile”. Pero Inversiones Kaufmann Limitada reúne los negocios del grupo fuera del país.

En el accionariado de ese vehículo de inversión participan la familia fundadora del grupo automotor chileno, creado en 1952 por Walter Kaufmann, quien llegó a Chile con sus dos hijos: Miquel, fallecido en 2014, a los 74 años, y Christoph Kaufmann Bünger. Los dos luego serían conocidos por la versión local de sus respectivos nombres: Miguel y Cristóbal.

En Inversiones Kaufmann Limitada, las dos ramas de los Kaufmann tienen poco más del 57%, según la escritura de la última junta de accionistas revisada por Pulso, y tienen como socios a ejecutivos y empresarios que los acompañaron en la expansión del grupo.

El primero es la familia del exgerente general de Kaufmann Chile, la matriz local: Helmut Köhler Stein. Hoy sus dos hijos participan en el accionariado y uno de ellos es el gerente general del grupo: Alexander Peter Köhler Achenbach. Los Köhler poseen cerca del 14,3% de la sociedad que tiene los negocios en el exterior.

Otra familia tiene el 28,35% de Inversiones Kaufmann Limitada, a través de Inversiones del Sur Limitada, ligada a Peter Hans Gremler Zech, quien dirigió por años Divemotor, la empresa del grupo en Perú y Colombia. Este año fue reemplazado en la gerencia general de Divemotor por su hijo Nicolás Gremler, quien hizo carrera en esa compañía y en AutoStar, la empresa a través de la cual operan en Panamá, Costa Rica y Nicaragua.

Inversiones Kaufmann Chile

Tradicionalmente instalada en Estación Central, hoy la dirección central de Inversiones Kaufmann Chile, la matriz local, está en avenida Gladys Marín 5830, ex Pajaritos. Walter Kaufmann llegó a Chile en 1950 con el encargo de representar en el país a la entonces Daimler-Benz AG y en 1952 arrendó la propiedad de Avenida Pajaritos. Cuatro años después compró los 10 mil metros cuadrados del bien raíz, hoy convertidos en una propiedad de 45 mil metros cuadrados. Ahí, en la calle que lleva el nombre de la expresidenta del PC chileno, sesiona el directorio de Kaufmann Chile, integrado por tres externos y dos miembros de la familia.

Cuando la firma cumplió 50 años, en 2022, modernizó su gobierno corporativo y dejó de ser meramente familiar. Desde hace ya más de una década, el presidente de la empresa es un profesional externo, de consenso: José Cox Donoso, el ex Citicorp, socio de CMB y amigo del fallecido expresidente Sebastián Piñera. A él se suma un abogado, exsocio de Claro & Cía. y hermano de los abogados principales de ese bufete: Sebastián Eyzaguirre Baeza. El tridente externo lo completa el exministro de Transportes y Telecomunicaciones del primer gobierno de Piñera, Pedro Pablo Errázuriz. El también director de Codelco llegó a Kaufmann en 2016, interrumpió su participación durante la segunda administración piñerista, al asumir la presidencia de la Empresa de Ferrocarriles del Estado, y regresó luego al grupo automotor.

Los otros dos directores representan a la familia. Uno es el hijo del fundador, Walter Kaufmann: Christoph Kaufmann, ciudadano alemán, hoy de 81 años, quien la semana pasada estaba en Alemania renovando la licencia que año a año le entrega Mercedes Benz Group. El grupo Kaufmann se vanagloria de ser el representante más antiguo de la marca en el mundo. Christoph -o Cristóbal- tiene tres hijos: Lionel, Melanie Stella y Felipe.

El otro director de Kaufmann Chile es Max Karl Kaufmann Ritshcka, ingeniero civil de 45 años, uno de los cuatro hijos de Miquel Kaufmann Bünger. Sus hermanos son Tamara, Vera y Alexander.

El gerente general del grupo es Alexander Köhler, cuya familia es accionista de Kaufmann Chile. En la empresa chilena no participa Peter Gremler, quien es socio de los negocios del grupo en el extranjero, los que serán radicados ahora en Delaware.

En la década de los 80, Kaufmann, reporta su historia oficial, inició su crecimiento a nivel nacional con la apertura de sucursales en las principales ciudades del país. En los 90, vino la expansión internacional. El grupo debutó en 1993 en Perú, con la compra de Divemotor. La misma marca emplearon en 2022 para asumir la representación de Mercedes Benz en Colombia, en una operación por US$ 80 millones.

En 2010 Kaufmann compró AutoStar, la que representaba a Mercedes Benz, Dodge, Chrysler y Jeep en Costa Rica y Nicaragua. Un año después llegaron a Panamá.

El grupo, que emplea a más de 3 mil personas, comercializa automóviles, camiones, buses y vans. En camiones, además de Mercedes Benz, representan a la marca estadounidense Freightliner, desde 1991, la línea de camiones para la minería WesternStar, y, desde 2011, la marca Fuso, de Daimler.

En 2023, en vehículos livianos la marca Mercedes Benz contabilizó 2.501 unidades vendidas, el 0,8% del mercado chileno.

En buses, vendió 433 unidades, con 14,1% del mercado total, detrás de Foton. Kaufmann sumó vía Fuso otras 222 unidades, con el 7,2% del mercado total. Fuso fueron todos minibuses, con el 71% de ese segmento. Mercedes Benz, en cambio, se llevó el 31,3% de los buses de doble piso y larga distancia, y el 40% de los taxibuses.

En camiones, Mercedes Benz lidera el mercado, con el 17,9% y 2.259 unidades vendidas. Le siguen Volvo y Volkswagen. Fuso agregó otro 6,3% de cuota al grupo.

En una carta de despido de mayo de 2024, Kaufmann S.A. Vehículos Motorizados hace un análisis de mercado del último año y resalta la necesidad del grupo de racionalizar su operación, tanto por motivos administrativos como económicos. “Aun cuando las ventas en dólares crecieron un 2% el año 2023 respecto al 2022, la venta de unidades tuvo una caída de 11% en el mismo período”, dice la misiva de la empresa, que agrega que los gastos crecieron un 29% en 2023, por lo que la rentabilidad bajó. “Las proyecciones para el resto del año se ven igualmente negativas, ante un mercado incierto dada las variaciones del tipo de cambio y las expectativas de la economía”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.