Medellín, a la vanguardia de las smart cities en América Latina

Carolina Londoño, lidera Ruta N Medellín, entidad que realiza planes de ciencia, tecnología e innovación para esta ciudad colombiana.

Carolina Londoño Peláez es directora ejecutiva de Ruta N Medellín, una entidad que desarrolla programas de ciencia, tecnología e innovación para esta ciudad colombiana, y que estará en Chile la próxima semana en el marco del Smart City Summit.


Ingeniera biomédica de profesión y con una extensa experiencia en el campo de la ciencia, la educación, la investigación y la tecnología. El año pasado, Federico Gutiérrez, alcalde de Medellín, puso a Carolina Londoño Peláez a la cabeza de Ruta N Medellín, una organización que busca transformar a esta ciudad colombiana en líder en innovación y negocios en Latinoamérica.

Cada año, la Escuela de Negocios de la Universidad de Navarra (IESE), en España, publica un estudio que analiza a 183 ciudades de todo el mundo y determina cuáles se destacan como las mejores smart cities. Si bien Santiago de Chile lideró las posiciones latinoamericanas del ranking, Medellín -que ocupa el puesto número nueve de este subgrupo- ha logrado establecer un compromiso con el ser humano y su entorno gracias al desarrollo de alta tecnología, coronándose así por años como la ciudad más inteligente de Colombia.

Carolina Londoño Peláez estará en Chile la próxima semana en el marco del Smart City Summit que se realizará en Viña del Mar entre el 10 y el 12 de julio, donde expondrá la experiencia de Medellín como referente mundial de desarrollo de inteligencia urbana.

¿Qué es una smart city y por qué es importante para el desarrollo urbano?

-Una smart city, o ciudad inteligente, es aquella que utiliza el potencial de la tecnología, a través de la innovación, para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos. Una smart city es una respuesta eficiente y autosuficiente que busca el equilibrio entre personas, instituciones, tecnología y sostenibilidad. A través de una visión colaborativa, integrada y holística promueve el desarrollo económico y social de sus habitantes.

¿Cómo fue el proceso tras la toma de decisión de que Medellín fuese un referente mundial de smart city?

-Considero que el proceso de Medellín, más que una toma de decisión, responde a una transición de la ciudad a lo largo de los años. Una serie de acciones y voluntades de orden territorial que fueron trazando el camino. Tal vez un catalizador de esa transición fueron las complejidades sociopolíticas de la ciudad de los años 90. En Medellín, apuestas de ciudad a estrategias y organismos como Ruta N, el Comité Universidad Empresa estado (CUEE), una Política Pública de CTi (ciencia, tecnología e innovación) específica, fueron primordiales.

El valor de Medellín, de la mano de Ruta N y del CUEE reside en que empezamos a hablar de innovación y de CT+i para el beneficio de la ciudadanía cuando aún estos términos eran nuevos para el país. Y logramos no solo destacar a Medellín frente a los ojos del mundo, sino incluir la cultura de la innovación en todo lo que hacemos. Hoy la conversación trasciende: llevamos a Ruta N a otro nivel para utilizar esas capacidades que se han gestado en nuestro ecosistema de CT+i y ponerlas en función de una realidad local y global; esto, sin duda, nos permitirá continuar transformando a Medellín en una economía del conocimiento y epicentro global de ciencia, tecnología, innovación y emprendimiento para competir y hacer frente a los retos del mundo.

¿Qué tecnologías están siendo implementadas hoy en Medellín que la convierten en una smart city?

-Medellín es el primer distrito de ciencia, tecnología e innovación de Colombia. Además, es un hub de innovación en la ciudad ya que, más allá de tecnologías, lo que hacemos es ir implementando zonas de tratamiento especial o espacios de experimentación y pruebas regulados, que permiten testear productos, llevar a la práctica algunas innovaciones de vanguardia para posteriormente lanzarlos al mercado. Como distrito, buscamos que Medellín sea el epicentro de la innovación para las tecnologías emergentes y de alto impacto.

Medellín es una ciudad en donde la empresa, el Estado, la universidad y la sociedad se han unido, a lo largo de los años, para generar soluciones creativas y no convencionales, desde el Metro, los parques, bibliotecas, las escaleras mecánicas urbanas, el centro de la cuarta revolución industrial.

¿Cuáles han sido los mayores beneficios para los ciudadanos desde que se empezaron a implementar estas tecnologías?

-Medellín, como muchas otras ciudades del mundo, ha registrado beneficios significativos con la implementación de tecnologías en diversos aspectos de la vida urbana. Algunos de los mayores beneficios para los ciudadanos de Medellín incluyen: talento especializado, ya que la apropiación de la tecnología ha conllevado a formación especializada; acceso a educación; atracción de empresas ancla, entre otros. Sin embargo, podemos decir que para los ciudadanos el mayor beneficio ha sido la calidad de vida. No hay duda de que la implementación de tecnologías ha contribuido a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos al facilitar el acceso a servicios básicos, mejorar la eficiencia en la prestación de servicios públicos y promover un entorno urbano más sostenible y conectado.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.