Empresas chinas en Chile cobran relevancia en el mercado de las concesiones públicas

FOTO: JUAN FARIAS CORONAVIRUS - COVID 19 - PANDEMIA - EMERGENCIA SANITARIA - PLAN PASO A PASO - DESCONFINAMIENTO - COMUNAS - GRAN SANTIAGO - AUTOMOVILES - TACOS - SUPER LUNES

El interés de las empresas chinas por los proyectos concesionados es relativamente nuevo, aunque ha sido creciente en el tiempo. Es común que adquieran bases de licitación para el análisis y que con mayor frecuencia pujen por alguna iniciativa.




Tres ofertas recibió la concesión de hospitales del Maule, que considera la construcción de tres recintos en las comunas de Cauquenes, Constitución y Parral. La más atractiva correspondió a un consorcio conformado por China Road and Bridge Corporation (CRBC), junto a la española Puentes y Calzadas. Los subsidios que el grupo solicitó resultaron ser los más bajos de los presentados por las otras empresas que participaron de la licitación, y así, logró imponerse a OHL, Sacyr y Acciona.

El interés de las constructoras chinas por los proyectos concesionados ha sido creciente en el tiempo, sobre todo en los últimos cuatro años, aunque todavía su peso está lejos del que ostentan sus rivales españoles. Sin embargo, pueden cobrar mayor relevancia en áreas como carreteras, aeropuertos y hospitales, dado el interés que reconocen de aumentar su presencia en la región y la agresividad que han demostrado en sus ofertas.

Empresas chinas buscan acercarse al mercado energético en Chile
Empresas chinas vuelven a la carga en las licitaciones de las concesiones del MOP

Desde 2015, de acuerdo con datos de la Dirección General de Concesiones, cerca de una decena de empresas chinas ha manifestado interés por participar en los procesos de licitación, mediante la adquisición de bases y hasta concretando la presentación de ofertas. En un principio se mostraron principalmente atraídas por los contratos viales interurbanos, aunque la primera obra adjudicada a un consorcio chino fue el Embalse Las Palmas en 2018. También han competido por autopistas urbanas, aunque sin éxito todavía, y ahora último, el foco lo pusieron en hospitales.

De hecho, el Consorcio Iberoasiático que apostó por los hospitales del Maule -adjudicación que está en trámite-, también adquirió las bases para los procesos en curso del Hospital Buin-Paine y de los cuatro recintos de la Red Biobío, ubicados en Santa Bárbara, Nacimiento, Coronel y Lota. Además, hay otras tres empresas, China Harbour Engineering Company, China Communications Construction Company y China Railway Construction Corporation, que las adquirieron para el estudio de la relicitación del tramo entre Talca y Chillán de la Ruta 5 Sur.

Los aeropuertos también están bajo su lupa. Para fines de noviembre está prevista la recepción de ofertas para la concesión de la Red Aeroportuaria Austral, conformada por el aeropuerto Presidente Carlos Ibáñez del Campo y el aeródromo Balmaceda. CHEC es una de las compañías que está analizando el proyecto.

“Aunque para las empresas chinas el sistema chileno es relativamente nuevo, algunas de ellas ya se encuentran participando en distintos procesos desde hace aproximadamente cuatro años, con positivos resultados, como es el caso de la China Harbour Engineering. En ese sentido, es muy probable que otros actores chinos sigan muy pronto el mismo ejemplo, dado el creciente interés de ampliar su presencia en Latinoamérica y en el resto del mundo”, dice Juan Esteban Musalem, presidente de la Cámara Chileno China de Comercio, Industria y Turismo (Chicit).

Musalem cuenta que, sin ir más lejos, a mediados de agosto diversos representantes de empresas chinas en Chile, encabezadas por el China Construction Bank Agencia Chile, miembro del directorio de Chicit, enviaron una carta a un grupo de autoridades chilenas para expresar formalmente la intención de grandes corporaciones del país asiático en participar en las próximas licitaciones públicas.

“Ahora, aparte de la infraestructura, otro de los sectores que concita bastante interés de las empresas chinas es el de la energía, como lo demuestra su participación en distintos activos existentes en el rubro. Chile presenta condiciones sumamente beneficiosas para el desarrollo de las energías renovables, mientras que la cartera de inversiones en líneas de transmisión eléctrica contempla desarrollar proyectos, por un valor referencial total estimado de más de US$3.000 millones. Podemos mencionar también, al sector de la agroindustria, donde las empresas chinas han demostrado profundo interés en proyectos relacionados con agua potable, regadíos y embalses. La capacidad y solidez de las empresas chinas, sobre todo de ingeniería y construcción no son menores”, comenta.

Son varias las ocasiones en que empresas chinas se han acercado al Ministerio de Obras Públicas a pedir información de la cartera de proyectos. Así, ha quedado constancia en la plataforma de la Ley de Lobby. Desde la Dirección General de Concesiones explican que “las consultas son similares a las de todos los interesados y son sobre las obras a construir, la distribución de riesgos entre el Estado y el concesionario, el aspecto ambiental, entre otras”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.