Empresas y hogares enfrentan la crisis con mayor endeudamiento desde que hay registro

tarjetas

El Informe de Estabilidad Financiera llamó a reactivar el mercado de bonos para que las grandes empresas no le quiten espacio a las pymes en la banca, y a ayudar a instituciones financieras no bancarias.




Por lo general, el Informe de Estabilidad Financiera (IEF) del Banco Central (BC) advierte los riesgos que existen en el país para la estabilidad financiera a futuro, pero el mensaje que dio este miércoles el presidente de la entidad, Mario Marcel, es que ahora se están materializando.

En los hogares, el principal riesgo es el deterioro del mercado laboral producto de la contracción económica. Así, el IEF advierte que el alza del desempleo ocurre en momentos en que la deuda total de los hogares era de 52% del PIB al primer trimestre de 2020, su mayor nivel desde que se lleva el registro de las cuentas nacionales, es decir el año 2002.

Asimismo, el BC señala que “tanto el endeudamiento como la carga financiera bancaria se han mantenido estables en el último año como proporción del ingreso”. Cuando se mira un deudor representativo de la banca, que tiene trabajo asalariado, mantiene créditos de consumo e hipotecarios equivalentes a 5 veces su ingreso mensual, los que le generan una carga financiera sobre ingreso (RCI) de 24%.

Por otro lado, la fracción de deudores vulnerables (los que tienen un RCI sobre 40%) marcó un leve aumento, desde 27% a 31%. “Respecto del grupo que reviste mayor riesgo (alta deuda y carga respecto de sus ingresos) estos aparecían estables a marzo de este año en torno a 20% del total de deudores en la muestra”, detalla el informe. Es por esto que Marcel dijo que la urgencia de legislar por un registro consolidado de deudas hoy es mayor.

Además, el BC planteó dos escenarios, que no son proyecciones, sino ejercicios de tensión. En el primero, la tasa de desempleo aumenta en un año a 14%. ¿El resultado? Los deudores vulnerables subirían desde 20% a 40% en un año. “Esto se traduciría en mayor impago bancario, el cual medido como deuda en riesgo pasaría desde 1,1% a 3,4% del PIB en el transcurso de un año, ubicándose 1pp por sobre lo visto durante la crisis financiera global”, dice el IEF.

En el segundo escenario, la tasa de desempleo sube a 11% en un año: “Los deudores más vulnerables aumentarían sólo hasta 31%”, dice el IEF.

La Cepal pronosticó que el desempleo en Chile podría alcanzar un rango entre 11,9% y 13,7%.

Empresas

“El negativo escenario económico se reflejará en un deterioro de la posición financiera de las empresas, limitando su capacidad de pago”, dice el IEF. Menciona que al primer trimestre de 2020, la deuda total de las empresas subió 16% real anual, alcanzando el 131% del PIB, su mayor nivel desde 2002. Esto en gran medida se explicaría por la depreciación del peso frente al dólar que revaloriza la deuda externa, señala el informe.

Las empresas están buscando liquidez en momentos en que la crisis sanitaria ha disminuido su capacidad para generar flujo de caja. ¿Qué pasaría si los ingresos de las firmas se reducen a la mitad? La mayoría podría solventar sus gastos por más de seis meses, según un ejercicio de tensión que hizo el BC con una muestra de 30 empresas que reportan a la CMF. Sin embargo, si los ingresos fuesen iguales a cero, la mayor parte a lo más tendrían caja suficiente para solventar hasta seis meses de gastos. De hecho, siete empresas tendrían máximo tres meses.

Con todo, el BC advirtió que no solo hay que preocuparse del crédito que entrega la banca, también será necesario reactivar el mercado de bonos, porque una parte de las grandes empresas van a necesitar financiamiento adicional, y si recurren a la banca, le quitarán espacio a las pymes. Asimismo, el BC llamó a poner especial atención en “impulsar mecanismos que contribuyan al financiamiento de otros actores, como son -por ejemplo- los oferentes de crédito no bancario y las grandes empresas”.

Central justifica la línea de crédito del FMI

El Banco Central sorprendió esta semana al anunciar que solicitó una línea de crédito flexible al FMI de forma precautoria. Este miércoles el presidente del BC, Mario Marcel, detalló que uno de los beneficios de ella, es que el costo que tiene para el BC mientras esté disponible “es una fracción de alrededor de un quinceavo de lo que nos costaría aumentar las reservas tradicionales en la misma magnitud, es una forma mucho más económica y eficiente de fortalecer las reservas”, dijo.

Agregó que “le da más solidez y resiliencia al país frente a escenarios más demandantes, contribuye a elevar la confianza de los mercados, y al BC le da un respaldo para seguir siendo proactivo en la implementación de sus políticas en apoyo de la estabilidad financiera, económica y un IPC bajo y estable”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.