Estudio: Chile es el tercer país con mayor afectación en el empleo en un ranking de 25 economías

El Gran Santiago completo permanece en cuarentena desde el 15 de mayo pasado.

En todo caso, y a partir de los datos disponibles hasta el momento, la medición de la Cámara de Comercio de Santiago concluye que hacia adelante se deberían empezar a ver relativas mejoría en los indicadores laborales a nivel global.




Unos 40 millones de empleos se han destruido a nivel mundial entre marzo y julio de este año como consecuencia del Covid-19, siendo Chile uno de los países más afectados en términos de porcentaje de empleos perdidos.

Es esa es la conclusión a la que llegó la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) a partir de un estudio realizado sobre las 25 economías con mayores caídas porcentuales en el empleo, y donde Chile con 20,9% (entre marzo y julio) resulta ser el tercer país más golpeado en términos de empleos perdidos, y solo es superado por otras dos economías: Perú (39%) y Costa Rica 21%).

Un elemento común en el comportamiento de todas estas economías, señala el estudio, “ha sido la pérdida de empleos a partir de las medidas de contención del contagio, y el abandono de la fuerza de trabajo por parte de los nuevos desempleados”, lo que a su vez habría sido alimentado por la falta de expectativas en un contexto en que gran parte de las actividades económicas se encuentran (o encontraban) restringidas en su operación.

Un elemento relevante dentro de todo esto, es que si bien la mayoría de los países exhiben caídas en el empleo, solo 9 muestran alzas -aunque moderadas- en este periodo, destacando el caso de Austria (6%) y China (9%).

Según refiere el análisis, China, epicentro del inicio del contagio, mejoró significativamente sus números en el segundo trimestre, creando, de acuerdo a las estimaciones, más de 13 millones de empleos entre marzo y junio, después de haber perdido 6 millones en el primer trimestre.

En todo caso, y a partir de los datos disponibles hasta el momento, la medición concluye que hacia adelante se deberían empezar a ver relativas mejoría en los indicadores laborales a nivel global “favorecidos por el avance de nuevas tácticas de desconfinamiento y la reapertura parcial de actividades que estaban casi totalmente detenidas”.

De este modo, sugiere “se consolida la percepción de que la mayor parte de los mercados laborales del mundo habrían tocado fondo entre abril y julio”, lo que en el caso chileno, es cónsono con las mejores cifras que mostró la encuesta UC del Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales durante el mes de agosto.

Comenta