Falabella destaca auge del e-commerce y acusa golpe por estallido social

Imagen Falabella 7

En su balance del cuarto trimestre, el grupo informó que mantiene seis tiendas cerradas, de un total de 205 que opera en el país. Utilidades anuales se redujeron en 38,2%.


Un cuarto trimestre en que el comercio electrónico fue la estrella, al igual como ocurrió todo el año, fue el período octubre-diciembre de 2019 para el grupo Falabella.

La empresa reportó ayer sus resultados anuales a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), destacando que el volumen de ventas online acumulado en 2019 cerró en U$S1.200 millones, un alza de más de US$S200 millones respecto al volumen vendido por internet en 2018, cuando llegó a US$987 millones. Esto representa un alza de 22% en relación al ejercicio anterior. El total de ingresos por e-commerce equivale a poco más del 11% de las ventas totales 2019 sin contar el negocio bancario.

“Continuamos avanzando en la ejecución de nuestra estrategia, lo que nos permitió registrar un crecimiento sostenido en nuestro negocio online. Durante 2019, fortalecimos las capacidades centrales de nuestra propuesta de valor -logística, extensión de nuestra red, medios de pago, programa de lealtad y marketplace- y desarrollamos nuevas capacidades que nos permitirán romper las barreras entre lo físico y lo digital”, comentó el gerente general corporativo de Falabella, Gastón Bottazzini.

Eso sí, Falabella reconoció que estos números se dieron en el contexto de un entorno desafiante para las operaciones en Chile, lo que se explica por las dificultades que tuvieron para operar a causa del estallido social.

"El cuarto trimestre estuvo marcado por un entorno desafiante para nuestras operaciones en Chile. En el contexto de los acontecimientos post 18 de octubre, nuestro foco estuvo en la seguridad de nuestros clientes, colaboradores e instalaciones, buscando maximizar la disponibilidad operacional de nuestras tiendas”, complementó la firma en su balance.

De esta manera, Falabella cerró el año con utilidades por US$395 millones, de los cuales US$105 fueron generados en el cuarto trimestre. Estos números representan una disminución de 38,2% para el año y de 50,9% en el último cuarto del ejercicio.

Estallido social

El efecto del estallido social para Falabella aún no cesa. De hecho, la empresa informó que de los 205 locales que opera en el país en sus distintos formatos, seis todavía no han vuelto a abrir sus puertas.

“A raíz de los acontecimientos ocurridos en Chile a partir del 18 de octubre de 2019, y las subsecuentes alteraciones al orden público, ciertas tiendas, oficinas y centros comerciales de nuestras filiales y formatos que operan en Chile sufrieron daños o afectaciones operacionales de diversa magnitud, que hizo necesario suspender sus actividades, de manera temporal o permanente”, dio a conocer Falabella.

“Los principales centros comerciales del país cerraron sus puertas por algunos días. Adicionalmente, las unidades de negocio de e-commerce y marketplace sufrieron atrasos en sus entregas durante un período aproximado de dos semanas. A principios de diciembre, las operaciones de nuestras tiendas retomaron la normalidad en sus operaciones, volviendo a horarios de operación normales. Sólo seis locales en Chile continúan cerrados. Las operaciones de e-commerce y Marketplace normalizaron sus entregas a fines de noviembre”, se agregó.

De hecho, la compañía reconoció que “los resultados del periodo se vieron influenciados por una caída de 9,8% en los negocios de retail en Chile y por daños en algunas unidades de negocio, producto de lo ocurrido en Chile post 18 de octubre”.

Aperturas

Otro hito que destacó Falabella fue la apertura de nuevas tiendas, que totalizaron nueve en el período. En Perú, partieron las operaciones de tres Hiperbodega Precio Uno, en Iquitos, Pucallpa y Tarapoto, además de una tienda Sodimac y Tottus. En Colombia se abrió una nueva tienda Falabella en Barranquilla, ubicada en el nuevo Mallplaza Buenavista. En México destacaron dos aperturas de Sodimac, sumando cinco en total. Finalmente, en Chile abrió un Tottus en Curauma.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El Parlamento Europeo aprobó que el cargador USB-C sea el modelo para los equipos con el fin de reducir la basura electrónica, Apple tendrá que cambiar sus cargadores.