Falabella explica compra de Linio, pero persisten dudas por formato del aumento de capital

Imagen Falabella 7

En una conferencia telefónica con inversionistas, la compañía explicó los alcances del acuerdo, destacando como principal activo la base de clientes y la generación de sinergias.




El miércoles, Falabella remeció el mercado con el anuncio de la compra de Linio y un aumento de capital por US$ 800 millones para financiar sus recientes operaciones. Se trató de decisiones que no fueron bien recibidas en el mercado, y que generaron una estrepitosa caída en el precio de su acción, con una pérdida de capitalización de más de US$1.300 millones en dos días.

Por eso, la compañía intentó explicar los alcances de ambas operaciones en una conferencia telefónica con analistas, en la que despejó interrogantes principalmente sobre la adquisición de Linio.

En la instancia, el gerente general de SACI Falabella Gaston Bottazzini, destacó el aporte que la compañía de e-commerce hará en la generación de valor, así como en la base de clientes y en la plataforma de ventas, además de importantes sinergias en mercados latinoamericanos, sobre todo en Chile, Perú y Argentina.

Dentro de la estrategia de negocios, Bottazzini indicó que más allá de Linio, como grupo están realizando una transformación digital, pero también de la mano con una de las capacidades físicas más sólidas de la región, destacó. "Pensamos que la combinación de las capacidades físicas y digitales será particularmente importante en una región como la latinoamericana". Por ello, el foco está en mejoras logísticas, incremento de eficiencias y de la capacidad de almacenamiento, además de importantes inversiones en tecnología y ciberseguridad, agregó.

Persisten las dudas

Pero el tema que sigue generando dudas es el aumento de capital. De hecho, una de las consultas fue del por qué de esta operación, en circunstancias que la caja de Falabella alcanza para cubrir las operaciones.

Al respecto, Bottazzini explicó que el alto free float que generará la operación "incrementará el interés de fondos pasivos e inversionistas internacionales". Además sostuvo que dados los rápidos movimientos en transformación digital, estos fondos adicionales "creemos que nos proveerán la flexibilidad necesaria para hacerlo".

Pero lo que sigue incomodando al mercado es la dilución de parte de los controladores, lo que ha despertado las dudas de los analistas, las que no lograron despejarse en la conferencia telefónica. Ayer, la acción de Falabella cerró con una caída de 0,46%, mucho más contenida de lo registrado el miércoles.

Los analistas también mostraron un alto interés por el desempeño de los otros negocios que Falabella ha desarrollado en los últimos años. Uno de ellos es la adquisición de Maestro en Perú y el reciente anuncio de la compra del 35% restante de la propiedad de Dicico, en Brasil. Respecto de Maestro, Botazzini indicó que la integración "está tomando un poco más de tiempo de lo que inicialmente planeamos" pero que vendrá un impacto positivo de la integración.

En cuando a Dicico y Brasil, el ejecutivo indicó que también están muy optimistas pero que los resutlados no se verán en el orto plazo y puede que tome "un par de meses para que veamos las contribuciones de la inversión".

Por ahora, el foco está en convertir algunos locales de Dicico al formato Homy y levantar posiciones de Sodimac.

Consultado sobre la operación en México y si pretendían seguir desarrollando el canal físico o si crecerían a través de Linio, Bottazzini respondió que el desarrollo de Linio se realizará prioritariamente en mercados donde ya tengan consolidada la presencia física.

Comenta