FNE prohíbe la adquisición de Isapre Colmena por parte de Nexus: “Reduciría sustancialmente la competencia en el mercado”

Colmena--_3

El organismo argumentó, entre otras cosas, que tomó esta decisión porque “en la práctica, ello se traduciría en mayores precios en los planes de salud de actuales o de nuevos afiliados y/o afectaría la calidad de dichos planes".




Fue en abril del año pasado cuando Nexus Chile, controladora de Nueva MasVida, firmó un acuerdo de compra por la totalidad de las acciones del grupo Colmena Salud, operación que incluía la adquisición de Isapre Colmena, Colmena Seguros de Vida y Servicios Médicos Dial, entre otras empresas. Pero para concretar la transacción, debían primero tener el visto bueno de la Fiscalía Nacional Económica (FNE).

Las partes ingresaron la consulta de la operación al organismo antimonopolio, que –dado los riesgos detectados- decidió, el 8 de junio, extender el análisis a Fase II.

Finalmente este jueves, casi ocho meses después, la FNE entregó su veredicto: prohibió la adquisición del control de Isapre Colmena por parte de Nexus, tras concluir que “la operación reduciría sustancialmente la competencia en el mercado”.

En todo caso, la decisión de la FNE puede ser impugnada por las partes ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia, mediante un recurso de revisión especial, dentro del plazo de diez días contados desde la notificación de la resolución correspondiente.

Tras hacerse pública la decisión de la Fiscalía, desde Colmena señalaron que “no obstante la resolución de la FNE, nuestros planes de crecimiento se mantienen inalterables, junto al compromiso de seguir siendo el mejor aliado en salud para nuestros afiliados, entregando la calidad de servicio y compromiso de siempre”.

Agregaron que “dada la situación que vive nuestro sector, esto significará un gran desafío, sin embargo seguiremos trabajando incansablemente para adaptarnos de la mejor manera a las reformas y cambios que puedan venir”.

Hasta ahora, de las 179 operaciones que ha analizado la FNE desde que entró en vigencia el nuevo sistema de control de operaciones de concentración en junio del 2017, la Fiscalía ha prohibido solo cuatro.

Las anteriores prohibiciones han sido la adquisición de Nutrabien por parte de Ideal (que luego fue aprobada por el TDLC, en el marco de un recurso de revisión especial); el ingreso del Banco Santander a la propiedad de Servipag; la adquisición de la Clínica Iquique por parte de la empresa controladora de la Clínica Tarapacá. Y ahora esta: la adquisición de Colmena por parte de Nexus.

Lo que hay detrás

La FNE informó que tomó esta decisión porque, “en la práctica, ello se traduciría en mayores precios en los planes de salud de actuales o de nuevos afiliados y/o afectaría la calidad de dichos planes en términos del otorgamiento de una menor cobertura efectiva o en la calidad de servicio que brinda la Isapre, sin que las partes hayan ofrecido medidas de mitigación capaces de compensar los riesgos derivados de la transacción”.

Asimismo, al término de su investigación, la FNE concluyó que “la empresa resultante de la operación podría aumentar en hasta poco más de $ 33 mil anuales los precios de los planes de salud para nuevos afiliados y que los planes de los actuales clientes de ambas Isapres podrían subir hasta casi $ 28 mil al año”.

Este incremento tendría, además, “un efecto sinérgico o acumulativo, ya que los nuevos afiliados no solo pagarían un precio mayor al afiliarse a la Isapre resultante de la concentración, sino que después también pagarían más al readecuarse periódicamente los planes que ya hubiesen contratado, las que podrían incluso exceder la adecuación anual de precios base que la actual regulación permite a las Isapres, implementándose ajustes por diversas vías alternativas”, señaló la FNE.

Asimismo, el organismo dijo que también observó que, “incluso sin subir los precios, como resultado de la operación se podrían producir efectos similares a través del deterioro tanto de las condiciones o prestaciones ofrecidas en los planes de la Isapre como de los diferentes servicios no estipulados en el plan”.

Durante la investigación, la FNE dijo que además detectó “que los afiliados a planes grupales no médicos de Nueva MasVida, es decir, a planes colectivos distintos de los destinados a médicos cirujanos, también podrían experimentar los riesgos descritos o estar expuestos al cierre de sus planes”.

El análisis concluyó también que “la concentración de ambas Isapres facilitaría que la entidad fusionada se coordine con sus competidores en el mercado de Isapres abiertas, en atributos como el precio base o coberturas de los planes de salud, o en la magnitud de las adecuaciones, ya sea de precio base o GES (Garantías Explícitas en Salud)”.

El Fiscal Nacional Económico, Ricardo Riesco, comentó que “por mandato legal expreso, la FNE no puede aprobar operaciones de concentración que reduzcan sustancialmente la competencia y que impliquen riesgos relevantes para los consumidores, como mayores precios o reducciones en la calidad de sus planes de salud. El aseguramiento de salud es un servicio de primera necesidad para quienes optan por el sistema privado y también es especialmente sensible, porque implica una extracción mensual de ingresos mediante la cotización obligatoria de salud”.

Medidas de mitigación

La FNE había sido crítica de la transacción anteriormente, por lo que las empresas tuvieron que presentar medidas de mitigación, sin éxito, ya que según la autoridad, fueron “insuficientes”.

Producto de los riesgos que detectó la FNE, Colmena y Nexus le plantearon a la Fiscalía que la operación conllevaría eficiencias, como reducción de costos, lo que podría contrapesar los incentivos a aumentar los precios de los planes o a disminuir su calidad.

Sin embargo, la FNE desestimó ese argumento, pues consideró que “los menores costos que mencionan las partes no son verificables, no se generarían producto de la operación y no podrían compensar el poder de mercado que la operación genera para las empresas involucradas en la concentración”.

Según los riesgos detectados, la FNE explicó a las partes que, de acuerdo a sus lineamientos y a la experiencia internacional analizada sobre casos de fusiones de aseguradoras de salud, “la manera adecuada de mitigarlos es mediante una medida de desinversión. Sin embargo, Colmena y Nexus optaron por medidas de diversa naturaleza, relacionadas con algunos compromisos que regularían sus precios o la calidad de los planes”.

Todo ello fue descartado por la Fiscalía, pues consideró que no son efectivos para mitigar los riesgos, debido a que “no los abordan íntegramente, a que su diseño podría ser aprovechado por la Isapre resultante para igualmente subir los precios o disminuir la calidad de los planes y a que, además, no reestablecerían la competencia que se perdería producto de la fusión”.

Dentro de su análisis, la Fiscalía también evaluó el impacto que podría tener el reciente anuncio de entrada al mercado de la Isapre Esencial, filial de la Corporación Chileno Alemana de Beneficencia, entidad que también controla distintas clínicas prestadoras de servicios de salud, como la Clínica Alemana.

Al respecto, la FNE concluyó que “el eventual ingreso de este nuevo actor no reduciría sustancialmente los riesgos derivados de la operación, ya que la entrada no podría ser considerada como suficiente ni oportuna para competirles a las partes una vez materializada la fusión”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Apple presentará su nuevo smartphone en un gran evento que se espera se realice el 13 de septiembre, aunque algunos rumores señalan que podría ser antes. Sin embargo, como siempre, algunos rumores han dejado entrever cómo sería el nuevo celular de la compañía, y estos señalan que sería el más grande de su historia.